Vida y destino

Vida y destinophoto credit: Voyageur Solitaire-mladjenovic_n

Dicen que toda vida tiene un destino, un propósito. ¿Esto es realmente así? De pequeño vemos constantemente dibujos animados con personajes que tienen mucho que hacer. Salvar la princesa, salvar al mundo, rescatar a un poblado… Desde luego no es la imagen de nuestro padre sentado en un sofá.

También tenemos cientos de películas y series dónde de nuevo, los personajes tienen una vida plena y llena, con muchos objetivos y metas que alcanzar y desde luego no pierden ni un segundo de su tiempo.

¿Qué ocurre cuando nos vamos haciendo mayores? Vamos viendo que nuestra vida no es como nos la han pintado, nos pasamos el día leyendo, mirando el techo o en el peor de los casos: viendo la televisión. Hay un error muy común y es que la gente cree que si no hace algo ultraproductivo su vida ni merece la pena y su destino es un asco.

¡Cuidado! Esto es totalmente falso, una vida no tiene porque estar plagada de éxitos, objetivos y metas. Este blog trata sobre eso pero eso no significa que la vida deba ser así. En una ocasión una psicóloga me preguntó que de dónde venía mi obsesión con el éxito y la autosuperación. Yo le contesté que me encantaba ayudar a los demás, autosuperarme y perseguir metas, haciendo esto me sentía vivo.

Ella asintió con la cabeza y me preguntó que si era consciente que el éxito no era la única alternativa del mundo, que si entendía que había gente que se conformaba con vivir y que no quería perseguir la autosuperación ni el éxito, simplemente querían vivir la vida sin alcanzar metas. A mí me sorprendió la pregunta porque ya comprendía de sobras esto pero lo crudo es que hay mucha gente que no.

No entienden que hay alternativas al éxito, la autosuperación. El éxito no es el único camino para mucha gente el éxito es formar una familia o tener casa y trabajo. Cada uno vive su propia vida como quiere y escoge su destino. Hay gente que se siente más cómoda sin hacer nada, sin perseguir nada y esa es su forma de disfrutar la vida.

Sin embargo ante todo hay que llevar un equilibrio.

Vida y Destino

No debes obsesionarte con tu vida y destino debes centrarte y preocuparte más en disfrutar del momento, de las cosas, de la vida. Respetar tu cuerpo, tu vida, tu salud… Antes de pensar en tu vida y destino debes pensar en ti mismo, en qué es lo que quieres y qué es lo que haces.

Personas de más de 100kg, fumadores y con trabajos que odian se preguntan a diario que es de su vida y destino cuando la pregunta es: «¿Por qué no respetas la vida?» Antes de plantearte el sentido de tu vida y destino lo que debes hacer es respetar tu vida.

Cuando fumas, ingieres comida en exceso, no cuidas de tu salud… te estás faltando al respeto a ti mismo y a tu propio cuerpo. El sentido de la vida antes de tener éxito es poder disfrutar la vida con plenitud y alegría.

El otro día un amigo me comentó que quería montar un negocio y tener trabajadores y él no hacer nada. Me pareció una visión muy típica y estúpida el tener como meta en la vida: «no hacer nada y cobrar sin dar ni golpe». Un día más tarde me dijo que estaba siempre deprimido, que no sabía lo que quería y un montón de problemas más.

Es decir, esa persona tenía una meta en la vida, tenía un supuesto destino pero un día después salió a la luz que por mucha vida y destino que creyese perseguir, que por muchos éxitos que quisiera ni siquiera tenía ordenada su propia vida.

Vida y Destino: Cuando alcanzarlo

La moraleja de todo esto es que antes de plantearte tu vida y tu destino, tus metas, lo primero que tienes que hacer es saber por lo menos de ti mismo y conseguir una estabilidad emocional.

Si quieres iniciar un negocio propi asegúrate de que seas antes una persona íntegra y feliz ya que dudo que un depresivo o inseguro consiga levantar un negocio si ni siquiera es capaz de levantar su propia moral.

Antes de buscar el sentido de la vida busca la felicidad, el estar a gusto, no te plantees estas cuestiones si ni siquiera sabes disfrutar de la vida.

Puedo nombrar sin siquiera pestañear el nombre y apellidos de cientos de personas que viven como zombis, que se quejan de todo, que no disfrutan la vida. Antes de intentar encontrar sentido a tu vida y destino debes ser capaz de sonreír y disfrutar en tu propia casa sin necesidad de que ocurra nada espectacular.

¿Puedes salir a la calle y sentirte feliz por lo que te rodea? Si no es así es que no sabes apreciar la vida, no estás todavía preparado para perseguir tu vida y destino sea fácil o difícil.

Otro amigo me contó que estaba triste porque no tenía pareja y que estaba desesperado en encontrar una pareja. El planteamiento en si es bastante absurdo, si no eres feliz sin pareja menos sabrás serlo con una pareja ya que delegarás en ésta toda tu responsabilidad de felicidad y satisfacción y hacer esto es algo totalmente inútil y contradictorio puesto que tú y solo tú puedes vivir y disfrutar tu propia vida.

Si no sabes disfrutar la vida solo menos sabrás hacerlo acompañado. El resumen de todo esto es que antes de plantearte preguntas o cuestiones mayores debes ser capaz de ser feliz y disfrutar la vida por ti mismo, no busques fuera o en el futuro a menos que tu vida actual esté feliz y ordenada.

Una vez hecho esto podemos plantearnos y meditar detalladamente que es lo que queremos de nuestra vida y destino, si queremos formar una familia, tener un trabajo normal o por si lo contrario queremos eso y además alcanzar distintos sueños, objetivos y metas en nuestra vida.

No todo el mundo puede conseguirlo y es que para conseguir alcanzar tu vida y destino antes tienes que ordenar tu cabeza.

Si quieres encontrar sentido a tu vida y encontrar tu destino adecuado te recomendamos el Pack DVD de 8 horas de la Informática humana

8 respuestas a «Vida y destino»

  1. Artículo de 10 Jack, me quito el sombrero. Me has pillado en un momento de mi vida en el que, a pesar de las fuerzas que le echo a todo por ser feliz, necesitaba volver a leer algo así y motivarme aún más por ser cada vez más y más feliz. Gracias :)

    Por cierto, una duda que me atacó hablando con una amiga de Barcelona. En Valencia lo pronunciais "Dumenec", "Dómenec" o qué?

    Un saludo y que vaya todo cada vez mejor.

  2. Tengo una relativa discrepancia aqui… cuando dices ["Antes de buscar el sentido de la vida busca la felicidad, el estar a gusto, no te plantees estas cuestiones si ni siquiera sabes disfrutar de la vida."]

    Yo pense que encontrar el sentido de tu vida te daba la tranquilidad necesaria para luego encontrar la felicidad; pero tu lo planteas al reves.

    La verdad, hoy por hoy soy una persona que, a apesar de tener los mismo problemas de antes, es feliz; pero no estoy seguro de si primero aprendi a ser feliz o si primero encontre el sentido de mi vida.

    Yo creo que hay muchas personas que lo unico que les hace falta para ser felices es encontrar el sentido de sus vidas, pero estoy corto de palabras para fundamentar mi afirmacion, asi que mejor me callo jeje

  3. A mi lo que me gustaría es que en el momento de mi muerte pueda sentirme orgulloso de la vida que he llevado. Vivimos sin plantearnos ese momento pero debemos recordar que tenemos que intentar sacarle el mayor jugo a esta vida caduca.

  4. Gran articulo Domenec, este es de los que lo lees y parece que esté escrito expresamente para uno mismo. Felicidades!

    Por otro lado Ziggy, yo soy de la opinión que para tener claro lo que quieres y el camino a tomar, primero debes que conocerte suficiente a tí mismo, tener una estabilidad emocional y una actitud coherente. No digo que no se pueda uno buscar la realización igualmente, pero, el hecho de no estar feliz y centrado, te puede llenar la cabeza de muchos pajaros y no tener esa constancia, motivación y confianza para sacar adelante tus proyectos o buscar con paso firme tus objetivos e incluso confundir objetivos y necesidades.

  5. Otra vez más, excelente artículo, acabando de leer esto reafirmé unas ideas que tenia planteadas.

    Pienso que la felicidad no te la va a otorgar un coche, un mejor empleo, una buena pareja… la felicidad la tienes dentro de ti, y si necesitas depender de un objeto material estas jodido.

    De nuevo, buen artículo, estoy seguro que ayudarás con este a mucha gente, asi como una vez lo llegué a necesitar(en diciembre, cuando estaba muy desesperado), hoy en dia me falta a veces pensar en estas cosas, pero gracias a este tipo de textos es como a mis 15 años me siento feliz conmigo mismo, eso si unas cosas por mejorar, pero ya mucho mejor que hace un año.

    Saludos

  6. Me viene que ni pintado el artículo… Yo siempre pienso que cuando tenga tal vivienda, o tal físico, o tales estudios me sentiré mejor. Seré esa persona que quiero ser…
    De echo, una psicóloga a la que fui respaldaba esta teoría. Pero veo personas obesas, sin estudios, sin «éxitos» en la vida, que son felices. Y pienso «es que no tenemos derecho a ser felices si tenemos determinada condición física, o estatus social, o nivel cultural?» Todo el mundo por haber nacido tiene ese derecho intrínseco, no?
    Pero no encuentro ese sentimiento dentro de mi que me haga sentir digna. Que me haga decir «ya está bien tal y como eres, quiérete! respétate!» Y la sociedad reafirma mis creencias. Es difícil a veces encontrarse uno mismo. Quitar toda la paja y ver que queda.
    Da bastante miedo. Es quizá más fácil aceptar lo mayoritario como «correcto» y dejarse llevar, que darse cuenta de la clase de mundo que hemos creado.
    Admiro los que tienen la fuerza suficiente. Y a los que viven dormidos, porque la ignorancia les exime de culpa. Yo en cambio, lo veo y no me atrevo a hacer nada. Me paralizo.
    Gracias por la oportunidad de soltar todo esto. Me ha venido muy bien el desahogo! Y si a alguien le sirve lo de «mal de muchos…» que vean que no son lo únicos…. A veces la vida se hace cuesta arriba.

  7. la vida no es siempre como la planeamos , ni siquiera cuando la imaginamos, pero algo si es seguro, todos tenemos un propósito en la vida ya sea pequeño o grande pero lo divertido de seguir viviendo es averiguar que es lo que me depara el destino, y como enfrento cada día mas los problemas rutinarios de la vida, las cuales en ocasiones nos derrumban, pero esta es la batalla diaria de cada uno de nosotros. tu primer propósito es ganar ante esta vida llena de dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.