Teléfono descompuesto

teléfonoEra un día normal de trabajo donde todo transcurría como cualquier otro día. De pronto por una tormenta eléctrica empiezan a colapsar todos los equipos, tanto de computación como de servicios eléctricos y telefónicos. Luego de unos cuantos minutos se restablece la energía eléctrica y aparentemente todo vuelve a la normalidad.

Una de las secretarias de la oficina (Laura) empieza a tener un pequeño dolor de estomago por algo que había comido en el desayuno y al querer llamar por teléfono a servicio médico, se da cuenta que no existen líneas porque fueron afectadas por la tormenta eléctrica, a lo cual pide a una compañera (Sofía) que se encontraba cerca, le ayude con una pastilla que calme su dolor. Sofía le dice que no dispone lastimosamente de nada al momento pero que va a pedir a Danilo que le ayude a conseguir. Cuando Sofía se acerca a Danilo a pedir le ayude con una pastilla para un cólico menstrual, él le pregunta que si es para ella, porque caso contrario tiene mucho trabajo que hacer y no podría ayudarle, a lo que Sofía le comenta: «no, no es para mí, es para Laura que dice que está con él periodo» y pues Danilo que es tan caballero se ofrece para dirigirse a conseguir del botiquín de primeros auxilios la medicación.

De camino hacia su labor encargada le interrumpe el paso Jorge para comunicarle que le solicitan urgentemente en sistemas a Danilo, a lo cual Danilo le comenta a Jorge que tiene una misión muy importante y que no le detenga. Tras muchas suplicas por querer ir a cumplir con el favor solicitado, Danilo quiere ser honesto y sincero con Jorge y le dice: «…mira Jorge, no se lo digas a nadie, pero requiero que me ayudes con algo, Laura le ha contado a Sofía que está retrasada en su periodo y me pide que le consiga una prueba de embarazo, ¿puedes tú ir a conseguirla?…». Jorge sin más que comentar, cuasi sorprendido acepta en el continuar con la posta del encargo de conseguir la medicina a la farmacia más cercana. Resulta que a Jorge se le paso por alto la cita con su novia y encarga al mensajero vaya a traer un medicamento para Laura y que se lo entregue en persona.

No se preocupen amigos que la historia ya casi termina. Resulta que Pepito, que es el mensajero se acerca a Laura con un sobre cerrado de la farmacia y le dice: «señorita Laura, piense bien lo que va ha hacer» y se retira. Cuando Laura sorprendida por el comentario abre el sobre sellado y etiquetado por «confidencial«, su sorpresa no tuvo límites al ver el contenido, unas pastillas que decían: PAE (pastilla anticonceptiva emergente).

Esta historia se la ha transmitido en diferentes lugares con diferentes hechos. No es una historia completamente real, la he exagerado un tanto para dar a conocer cuánto se distorsiona una verdad que se puede hacer oculta al no ser transmitida de forma directa. El teléfono descompuesto es un juego que se hace en determinados lugares para saber que tanto y porque puede darse una exageración en el contenido real del mensaje inicial, y créanme, los resultados son sorprendentes.

No sé si por el gran estrés de trabajo y su poco tiempo para poner atención a los demás o por mala intención de quienes reciben y transmiten el mensaje, pero la cuestión es que siempre en menor o mayor grado hay una distorsión de las palabras que mencionamos, a mi me ha pasado en muchas ocasiones que por confiar en las personas, se comenta algún hecho, este hecho se vuelve rumor, todo rumor se convierte en duda y las dudas terminan en suposiciones y malos entendidos.

Es así que las personas que conozco y que confiamos muy certeramente el uno al otro, podemos emitir un mensaje con confianza de que llegará a tiempo y con las palabras exactas, pero cuando hay la desconfianza de que no va a ser así, es preferible ir directamente a buscar o decir lo que deseamos a quién interese o enviar a un encargado con una nota escrita con nuestra propia letra para evitar confusiones.

Es increíble cómo se puede usar de mala manera la palabra, palabra que es un don de nosotros como seres humanos para que describa lo que nuestro pensamiento quiere expresar y sin embargo, teniéndola no la sabemos usar adecuadamente.

3 respuestas a «Teléfono descompuesto»

  1. pues yo por eso no confio en la historia, porque yo pienso que funciona como un telefono descompuesto, y que muchas cosas no pasaron tal y como nos dicen, o sus razones no son las que la historia nos dice… porque? porque alguien le platico a otro, y ese otro platica lo que le entendio al primero, y asi sucesivamente…
    o estedes que piensas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.