Seducir sin prejuicios

© Alfred Hermida

Si conocer a alguien especial, que nos guste y a quien gustemos no es lo suficientemente complicado, si añadimos prejuicios ni os cuento cómo puede llegar a ser encontrar pareja. Así pues hoy vamos a hablar de seducir sin prejuicios.

Vamos a hablar de los prejuicios que nos encontramos a la hora de seducir a otras personas. Por un lado tenemos los propios prejuicios sobre nosotros mismos o la seducción y por otro lado tenemos los prejuicios que aplicamos a otras personas y que nos impiden que intentemos seducirlas o dejar que se acerquen a nosotros cuando una persona sobre la que nos pesa algún tipo de prejuicio nos intenta seducir.

Todos somos capaces de encontrar pareja, pero lo primero que tendremos que hacer es librarnos de estos prejuicios que lo están impidiendo. Para saber cómo encontrar pareja te recomiendo nuestro audio curso Cómo conseguir pareja, con el que aprenderás técnicas de seducción y te daremos consejos sobre cómo buscar pareja, qué debes tener en cuenta a la hora de conocer a una persona o cuál es la mejor manera de iniciar una relación.

Entre los prejuicios que nos afectan a nosotros mismos en relación con nuestra capacidad de seducción podemos encontrar el aspecto físico, por ejemplo. O las dudas sobre nuestro carácter o capacidad de seducción. Para mejorar en este último aspecto te recomiendo que te informes sobre el tema, nuestro audio curso te va a venir muy bien.

En cuanto al aspecto físico… está claro que ayuda, nadie puede negar que la belleza entra por los ojos y que siempre es más fácil fijarte en la gente que llama la atención que en la que pasa desapercibida. Pero la belleza es algo muy subjetivo. ¿Cuántas veces te has sorprendido de que a un amigo o amiga les guste alguien que a ti no te parece en absoluto atractivo?

Seguro que si lo piensas bien te vienen a la cabeza varias personas populares que son consideradas atractivas por la gran mayoría de la gente pero que en realidad su belleza no responde a lo que consideramos bello. Pienso en actores, por ejemplo, que no son guapos en absoluto pero que se llevan a las mujeres de calle. Y es que tienen algo, algo que muchas veces no sabemos cómo describir.

También ocurre con las mujeres, pero el resto de mujeres somos muy crueles con ellas. Cuando una mujer no nos parece en absoluto atractiva pero se lleva a los hombres de calle solemos pensar que tiene pinta de… ya me entiendes. Que los hombres le ven cosas que a las mujeres no nos interesan. Pero, como con los hombres, en las mujeres también pasa. El carisma es tan importante para la seducción que puede llegar a convertir en seductora una persona sin nada de belleza física.

Así pues si crees que tu físico no acompaña puedes hacer varias cosas. Dejarte por imposible y negarte a cambiar nada, con lo que probablemente no encontrarás pareja. O bien intentar verte mejor, dentro de tus posibilidades, ganar seguridad en tu propia persona y cultivar otros aspectos de tu personalidad para que suplan la belleza que crees que te falta.

La belleza es uno de los grandes prejuicios con los que nos encontramos a la hora de seducir.

Respecto a nosotros mismos nos podemos encontrar también con inseguridades respecto a nuestras competencias, habilidades, capacidades intelectuales… Puede que la belleza no sea nuestro problema pero que creamos que no estamos a la altura de tal persona solo por no tener unos estudios determinados.

Hacernos de menos, ya sea en el sentido físico o intelectual no nos ayudará a relacionarnos con los demás. No encontraremos pareja ni tampoco conseguiremos que los demás nos respeten. Si no somos capaces de respetarnos y querernos nosotros mismos, ¿cómo lo van a hacer los demás?

© birgerking

Este es otro tipo de prejuicio, en este caso referido a los demás. Si ves que alguien no se respeta, no se aprecia, piensa que es malo… tiendes a creer que es verdad. Si lo piensa de sí mismo, imagínate lo que pensarías tú si le conocieras… De esta manera ya hemos cerrado las puertas a conocer a alguien que podría ser interesante pero cuyo mayor problema es una falta de autoestima.

En cuanto a los prejuicios que hacemos sobre los demás también encontramos el de la belleza. Si solo buscas personas que tengan lo que tú consideras belleza exterior, puedes estar perdiendo la oportunidad de conocer a gente estupenda y que será una pareja fantástica, solo por no cumplir con unos estándares de belleza que tú mismo pones y que tarde o temprano terminarán. La belleza no es para siempre. Todos lo sabemos. Hay personas que de jóvenes no eran especialmente atractivas pero a medida que van madurando consiguen ser mucho más atractivos de lo que jamás imaginaron.

Lo mismo ocurriría con el status social, el nivel de estudios, el tipo de familia que tiene la persona en cuestión, el trabajo que realiza… Cuántas parejas se habrán perdido, que hubieran funcionado a la perfección, solo porque uno de ellos tenía un prejuicio sobre algo referente a la otra persona. ¿Cuántas veces has prejuzgado a alguien y con el tiempo te has dado cuenta de tu error?

En el tema de la seducción vale la pena estar abierto, saber observar, dejarse guiar por lo que uno ve y no por lo que le cuentan… Bueno, en el tema de la seducción y en general en la vida. ¿No te parece?

Mi consejo de hoy es que te libres de los prejuicios. Los que sean. Si hacen referencia a ti mismo trabaja para conseguir verte de otra manera. Aprende a quererte y respetarte. Sedúcete a ti mismo cada día. Siéntete feliz en tu piel. Si crees que puedes mejorar algo, trata de hacerlo. No te quedes en un rincón lamentándote. Si te falta cultura, lee, estudia, habla con gente, aprende. Si te falta seguridad por tu apariencia física cultiva tu carisma, aprende a sacarte el mejor partido, cuídate…

Y en cuanto a los demás, no tengas prejuicios conoce a las personas y juzga por ti mismo. Déjate aconsejar, claro que sí, no hace falta meterse en líos si gente de confianza te cuenta cosas que deberías tener en cuenta sobre otra persona… Pero no te dejes engañar, no seas tú misma la persona que pone prejuicios sobre otra. Tú puedes seducir sin prejuicios. Y para hacerlo de la mejor forma posible te recomiendo nuestro audio curso Cómo conseguir pareja, con el que aprenderás técnicas de seducción, sabrás cómo buscar una persona que te convenga y muchas cosas más.

4 respuesta a “Seducir sin prejuicios”

  1. Es cierto, todo parte de la autoestima. Yo sufro de Timidez Amorosa, la causa probablemente está en mi niñez y temprana adolescencia. Ahora soy un hombre totalmente normal pero en ese entonces era obeso y mis intereses me apartaban del grupo, mi popularidad era muy mala y aunque ya nadie se acuerda de eso nunca pude llegar a ponerme al parejo del resto. Entonces me ocurre que sigo reaccionando ante las chicas como un adolescente sin experiencia, muy nervioso, ellas se dan cuenta y claro se alejan, esos fracasos han marcado mis experiencias con las mujeres y afectan mi autoestima. Es un ciclo cerrado del que apenas consigo salir.
    En los demás aspectos de mi vida no soy tímido y he tenido éxito pero con las chicas…

    1. a mi me pasa lo mismo de pekeña era feilla y tnia muxos complejos apenas tnia vida social y sufri rexazos eso m creo muxa inseguridad y aun asi ahora que soy adulta y estoy bastante bien veo q se fijan en mi y se nota pero no consigo desenvolverme bien cn los hombres me cuesta muxo tener pareja

  2. ME CUESTA DIRIGIRME EN GENERAL A LAS PERSONAS Y ESPECIALMENTE SI ESTAS ME GUSTAN POR ELLO ME MUESTRO HOMBRE DE POCAS PALABRAS MUY TIMIDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.