Seducir con la voz

© Miikka Skaffari

La seducción es todo un arte, ya lo sabes si eres seguidor o seguidora de nuestro blog. Hay muchos elementos que podemos aplicar para ser seductores. La voz es uno de ellos. Hoy os voy a contar cómo seducir con la voz.

La risa, creo que forma parte de la voz, es una forma de seducir estupenda. A los hombres les gusta que la chica a la que quieren seducir se ría con ellos, también nos gusta a las chicas. Ver a la otra persona reír es algo fantástico, además de ser un síntoma de encajar bien con la otra persona y de tocar sus emociones.

Si sientes curiosidad por conocer más detalles relacionados con la seducción te recomiendo nuestro audio curso Cómo conseguir pareja, en el que hablamos de todo lo relacionado con la seducción y la búsqueda de la persona ideal para cada uno.

La seducción es un juego. A mi, personalmente me gusta alargarlo, es divertido y muy excitante. Cuanto más tardas en llegar a la otra persona más esperado será el encuentro. Por tanto la situaciones en las que seduces a alguien poco a poco, día a día me parecen muy buenas en muchos sentidos.

En primer lugar tienes tiempo de ir observando a la otra persona. Siempre sabrás más de otra persona por lo que hace que por lo que dice. Mentimos cuando hablamos pero no solemos mentir con nuestras acciones. En segundo lugar, como os decía, el juego de la seducción, aporta tensión y excitación y puedes conseguir que la otra persona te desee mucho más a medida que pasa el tiempo. Ten en cuenta  que no puedes alargarlo para siempre, pero tampoco hace falta entrar a la primera de cambio y llevarte el gato al agua, o llevarte el chico al huerto. Sé que me leéis desde muchos rincones del mundo y en cada uno de ellos usaréis frases hechas distintas para las mismas situaciones. Pero creo que me entendéis, ¿no?. Hoy no hablamos de cómo entrarle directo a un chico o a una chica y conseguir lo que queremos de forma rápida sino seducirle poco a poco, día a día.

La voz, como decía es un elemento más que podemos usar con la seducción. Hay muchas chicas guapas y chicos guapos, pero al final eso solo es una carta de presentación. Es una imagen que no sirve de mucho si hay bien poco detrás. En cambio, otros aspectos físicos que en principio no nos llaman la atención, o no tanto, pueden tener detrás a personas mucho más interesantes.

Seguro que os ha pasado alguna vez, os gusta un chico y lo veis tan guapo… vuestras amigas os dicen que estáis equivocadas. Pero le veis todas las cosas buenas del mundo. Cuando nos gusta alguien solemos verle mejor de lo que es. También pasa cuando conoces a alguien y te parece feo a primera vista, pero a medida que pasa el tiempo y vas conociendo a esa persona y te cae bien, le dejas de ver tan feo. No es que le veas guapo, pero ya no te parece tan espantoso como el primer día.

Esto es debido a que suplimos con otras cosas esa falta. Con la voz podemos ser muy muy seductores…

La voz nos permite seducir no solo por lo que decimos sino por cómo lo decimos. Así que vamos a contarte un par de cosas sobre cómo usar la voz para resultar seductor o seductora.

En primer lugar tienes que saber seleccionar un tono adecuado. Esto cuesta mucho puesto que cuando nos gusta una persona y nos hace caso y habla con nosotros, el nivel de excitación, de energía, de ilusión, es alto. Y lo más fácil es hablar riéndonos y casi gritando. Fíjate si no, cómo eres capaz de detectar fácilmente a los otros cuando tontean. Se nota por lo que dicen y sobretodo por cómo actúan, se ríen y casi gritan al hablar.

Si eres capaz de hablar con un tono de voz más bien bajo, conseguirás que la otra persona te preste más atención, ya que será más complicado oírte, por tanto tendréis que estar más cerca, y eso siempre es beneficioso.

Además de usar un tono de voz más bien bajo, puedes darle un énfasis especial a determinadas frases. Jugar con el tono de voz y utilizar uno sugerente puede hacer mucho más que lucir un buen escote.

Hablando de ropa, ser demasiado explícita no sirve de mucho. A la mayoría de los hombres, no es que no les guste, sino que la mujer que quieren para ellos no quieren que sea así. Les puede gustar  ver un buen cuerpo luciéndose mucho, pero aún y no ser machistas, no tienen la necesidad de que su chica les muestre lo que tiene a él y a todos los demás.

© Miikka Skaffari

Además la ropa dice mucho de una, tienes que ser elegante, si quieres vestir un poco provocativa, selecciona la parte que muestras. Falda, corta? Camiseta cerrada. Escote pronunciado? Pantalón largo. Espalda descubierta? Pecho tapado y sin pasarte de corto en pantalón o falda. Se trata de sugerir no de mostrar.

Lo mismo ocurre con la voz. Ya no es lo que dices sino cómo lo dices, puedes usar un tono de voz sugerente, acompañado de una mirada sensual pero sin decir nada del otro mundo.

Esto es ideal para jugar con frases que tienen una doble lectura o un doble sentido. Para gastar bromas y crear un cierto nivel de intimidad y humor interno. Un día le haces un comentario y lo retomas al cabo de unos días… o haces eso con algo que te dijo él. Así demuestras que piensas en él. No hace falta que se lo digas.

Y por supuesto es importante lo que decimos pero también lo que callamos. Si no se lo cuentas todo sino que vas dosificando la información mantendrás el interés en alto, obtendrás información de la otra persona y poco a poco puedes ir jugando con la información que tienes.

Aprender a hablar de forma seductora no significa ser explícita, ni en el tono ni en el contenido. Igual que con la ropa, será importante lo que hacemos y lo que decimos, pero también lo que no mostramos, y eso puede ser mucho más interesante y excitante que lo que sí mostramos.

Si quieres saber más sobre cómo conseguir pareja te recomiendo nuestro audio curso Cómo conseguir pareja, en el que descubrirás muchos otros trucos como este. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.