Oportunidad de seducción perdida: Tan cerca pero a la vez tan lejos

Escapo mi oportunidad

Foto extraída de Jon.

Buenas de nuevo. Quiero compartir con vosotros algo que me sucedió hace unos días.

Me dirigía sobre las 6 de la tarde hacia el gimnasio donde entreno Capoeira algunos días por semana, yo estaba algo distraído en mis pensamientos, nose si os ha pasado cuando vais solos a algún sitio.

¿No es inevitable pensar en tantas cosas?

Aunque estaba distraído no pude evitar fijarme en una chica más o menos de mi edad, morena, delgada, que vestía con unos pantalones azules y llevaba un recogido en el pelo bastante bonito. Lo que me llamo la atención sobre ella fue cuando note que mientras el tren de cercanias se iba deteniendo en la estación (ella se encontraba muy alejada de donde estaba yo en ese momento) en vez de esperar donde estaba, se fue acercando hasta donde me encontraba yo y entro por la misma puerta.

¿Es posible que fuesen cosas mías o esa chica se había acercado para verme mejor?

Pensé en lo segundo, y para mi sorpresa la «pille» varias veces mirándome, estaba claro que estaba mostrando interés por mí, ¿hasta que punto? no lo sé, pero si existía un claro interés y yo mostraba también interés hacia ella.

Por mi cabeza paso la frase «quiero conocerla» y pensé ¿y si le escribo mí número de móvil en un papel y se lo doy cuando me baje del tren? Pero mi mente racional me bajo de las nubes rápidamente…»No, eso solo pasa bien en las películas románticas y seguramente te dirá algo tipo ¿qué haces? y quedaras en ridículo delante de todos los pasajeros«.

Perdí mi oportunidad

Y así fue como ni quede en ridículo, ni conocí a esa chica…ahí quedo todo, en un cruce de miradas y algunos indicadores de interés, cuando baje del tren sentí que había perdido una oportunidad y que el destino había elegido «no sería el de conocer a esa chica aquel día» al final ganó el pulso la mente racional, la mente que te produce inseguridad, miedo, temor al fracaso, al rechazo, ¿tan difícil era haberle dado un papel a esa chica con mí teléfono?¿y si me hubiese llamado después?¿estaría ahora mismo escribiendo estas palabras? Da vértigo solo de pensar las posibilidades que nos ofrece el destino, puede que no nos demos cuenta de cuantas posibilidades pasan delante de nuestros ojos al día, pero lo que sí se, es que yo desperdicie una.

Editado y maquetado por: Jack The Ripper

7 respuestas a «Oportunidad de seducción perdida: Tan cerca pero a la vez tan lejos»

  1. Una vez estaba hospitalizado y me había hecho amigas a bastantes enfermeras. A una enfermera auxiliar no me atrevía a pedirle el nº . Cuando me dieron la baja deje un recibo de recarga de mi movil en mi cama sabiendo que la auxilliar (que me gustaba) que cambia la cama iba a encontrarlo alli seguramente. Y volá asi sucedio, me envio un mensaje diciendome de porque no me había despedido de ella que me vaya bien etc. Yo después la cague enviandole montón de sms. Pero creo que la idea del recibo de la recarga es buena. Si vez que le interesas y no te atreves a hablar con ella deja un recibo de recarga del movil cerca como si fuese sin querer aver si te llama. Claro esta que no podemos recargar siempre el movil o tener un recibo de esos a mano. Por eso lo que se me ocurre es escanear un recibo y imprimirlo un par de veces, depués recortarlo pa que quede mas o menos igual como un recibo original, y meter unos cuantos en la cartera. No es muy activo pero puede funcionar, si le interesas. Es mejor que no hacer nada.

  2. yo tuve varias o muchas oportunidades de ese tipo pero la verdad nunca me anime a acercarme o decirle algo a alguna chica.. es mas cuando salga a bailar generalmete utilizo una tecnica medio rara de seduccion es hacer que ellas se acerquen a mi, obvio que me podria ir mejor si lograra encarar mas de mi parte.

    ahora en ese tipo de casos que se puede hacer si no estas en un boliche, bar o en algo nada relacionado con la noche, como se puede encarar a una chica en esas condiciones?

    saludos

  3. El otro día en el autobús me encontré a una chica… me pasó algo parecido e incluso la chica me preguntó por una parada para bajarse… en fin, el caso es que no me atreví a decirle nada más. Debería haberle hablado algo más y haberle dado mi número incluso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.