Objetivo asertividad: confianza en tu criterio

© Eliana Nieves

Hoy te presentamos un nuevo artículo que esperamos que te ayude en tu objetivo, la asertividad. Se trata de algo básico como es confiar en tu propio criterio. La confianza en uno mismo, en tus capacidades e ideas es totalmente imprescindible, no solo para vivir de forma asertiva sino para hacerlo de forma coherente y por lo tanto relajada. La confianza en tu criterio es algo que te va a hacer falta para muchas otras cosas en la vida, no solo para la asertividad ya que si eres asertivo te será útil a modo de brújula que guía tus pasos pero también para no perder tiempo con conflictos internos.

Un conflicto interno se da cuando te das cuenta de que lo que has creído siempre o lo que te gustaría creer choca con la realidad o tus nuevas creencias. Solemos tener conflictos internos a menudo y crecer como persona implica, en parte, que seamos capaces de cambiar nuestra forma de penar. Por ello la confianza en tu criterio es importante, aceptar que has cambiado de opinión también.

La asertividad es lo que te va a ayudar a cumplir tus objetivos sin preocuparte demasiado de lo que piensen los demás. No se trata de ir siendo egoísta por la vida, pero sí de entender que nuestra vida la gobernamos nosotros y que nuestra felicidad depende de las decisiones que tomemos. Si somos felices será más fácil hacer feliz a los demás. La asertividad consiste en saber decir lo que sientes y lo que piensas, hacerlo con tacto pero dejando claro cuál es tu punto de vista. Para ello es básico tener confianza en tu criterio. Si necesitas que te echemos una mano en el camino a convertirte en una persona más asertiva, compra nuestro curso Cómo ser asertivo.

La confianza en tu propio criterio es algo que necesitas para ser asertivo pero también es algo que se consigue gracias a la asertividad.

Tal vez en un primer momento tienes que ir a ciegas, es decir, practicar la asertividad sin tener esa confianza en tu criterio del cien por cien, pero cuando empiezas a sentir los resultados empezarás a creer en tu criterio. Permanecer para siempre en un mismo punto no es recomendable, es bueno tener un espíritu crítico y estar dispuesto a valorar otras opciones y a cambiar ciertos modos de pensar. Dicho esto, la confianza en tu criterio es lo que te va a ayudar a ser asertivo. Veamos por qué:

Confiando tú convences a los demás.

Si estás convencido de lo que dices, de lo que quieres y de lo que mereces o necesitas, no te hará falta demasiado más que tenerlo claro y dejárselo claro al resto de la gente. No hace ni siquiera falta dar demasiadas explicaciones, al contrario. Ten claros ciertos puntos y no des más explicaciones de las necesarias, la simplicidad ayuda a ver las cosas más claras. Cuánto más tenga que procesar mentalmente la otra persona más le costará entenderte.

Piensa que si solo le das una o dos razones para pensar su pensamiento será más rápido que si le das una lista de razones que tardas quince minutos en exponer. Al minuto dos, como mucho, has perdido la atención de la otra persona, que llevará rato intentado, si no haciéndolo directamente, interrumpirte para poner objeciones. La simplicidad te ayudará a dejar claro tu criterio y por tanto a dejar claro que tienes mucha confianza en lo que estás defendiendo.

© SantiMB.Photos

No permites lugar a la duda

Si tú estás convencido no aceptarás otra cosa diferente que lo que esperas. Si tu criterio no está totalmente reafirmado y aceptado por ti mismo son los demás los que te pueden hacer dudar de tus ideas y en lugar de convencerles tú a ellos te harán cambiar de opinión a ti o acabarán imponiendo su criterio.

El fracaso se vive de otra manera

No es lo mismo fracasar sabiendo que tenías razón que no llegar al éxito pensando que lo has hecho mal. No siempre son entendidas nuestras necesidades, ni siempre es posible encajarlas con las de otras personas. Por muy asertivo que seas no siempre vas a salir victorioso de todas las situaciones, pero tener claro que has luchado por lo que quieres y que has dado lo mejor de ti es reconfortante. Además, tienes que entender como persona asertiva, que estas cosas pasan y que no es tu culpa ni de tus decisiones. No siempre ganarás, pero lo has hecho lo mejor que has podido.

Además, cuando fracasas puedes aprender de tus errores, si estabas equivocado en tu forma de pensar, aprenderás de ello y puedes cambiarlo. Lo bueno de todo es que si lo haces convencido de que haces lo correcto estás viviendo de forma coherente. Vivir de forma coherente es lo que te ayuda a ir por la vida sin peso en los hombros. Te acostarás cada día sabiendo que has hecho lo correcto y que has sido proactivo por tus necesidades.

La asertividad es precisamente la confianza en uno mismo

Aprende a escucharte y a saber qué necesitas. Ser asertivo consiste en escucharte y transmitir a los demás parte de este conocimiento. A menudo, cuando uno no se conoce a sí mismo o no quiere escucharse, acepta hacer cosas que en realidad no querría hacer. No me refiero únicamente a cosas malas, cosas tan simples como aceptar un sueldo bajo por miedo a decir que crees que mereces más. Puede que diciéndolo no lo consigas, pero está la oportunidad, y no es lo mismo aceptar después de haber luchado que bajar la cabeza y callar.

La asertividad te puede ayudar en todas estas cosas, te guiará en el modo de hablar y de transmitir tus necesidades, te permitirá «echarle morro» a muchas situaciones con las que ahora no te atreves y controlar tus emociones. Caerás mucho mejor y nadie querrá tomarte el pelo ni creerán que se lo tomas, la asertividad te ayudará a ser una persona sincera sin ser ofensiva y a poder decir por fin todo lo que piensas. Participa en nuestro curso Cómo ser asertivo y empieza a cambiar ya.

Una respuesta a «Objetivo asertividad: confianza en tu criterio»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.