Mala suerte en el trabajo

Mala suerte en el trabajo
Domenec BF (México)

El trabajo es una de las cosas más preciadas en este mundo capitalista en el cuál vivimos. Desde pequeños nos preparan ante todo para ser buenos empleados y profesores, padres y demás adultos centran toda nuestra vida en una única cosa importante: estudia para tener un buen trabajo.

Tal es así qué cosas tan importantes como la salud, sociabilidad o sentimientos quedan relegados a un tercer o cuarto plano. Todo por el trabajo. Conozco cientos de historias de personas que cambiaron de carrera universitaria porque tenía más salida una que otra, pero no conozco ninguna que cambie una carrera universitaria con salida por una que no solamente por qué le gusta.

Y llegó el día en que tienes trabajo pero… Tienes mala suerte en el trabajo… Cuando yo era pequeño tuve dos cosas muy claras: La primera era que el dinero me importaba tres cominos y la otra es que jamás me levantaría más a las 7 de la mañana para ir a un lugar que detestaba, incluso aunque me gustase me costaría.

Eso es precisamente lo que he conseguido y también, como tú, tuve mala suerte en el trabajo. El primer trabajo que tuve en mi vida me despidieron a los 3-4 días, fue algo traumático que me dolió. Pero no deje que me eclipsara y encontré otro trabajo de menos horas y mejor pagado. Al cabo de unos años tenía mi propio trabajo, gracias a crear el proyecto de mis sueños: Verdadera Seducción, dar a la gente todo aquello que buscaba y nadie se atrevía a responder.

¿Sabes cuál fue mi clave para alejar la mala suerte en el trabajo? Ante todo la actitud. Cada persona tiene un sueño, propósitos y aspiraciones. Tú quizás quieres ser empleado de Google, ascender en tu trabajo, encontrar un buen trabajo… Pero sea cual sea tu aspiración a parte de ser muy respetable el éxito de la misma se basa en un principio fundamental: La actitud, la actitud lo es absolutamente todo.

La actitud

Cómo tu afrontas un trabajo o entrevista de trabajo, tu actitud lo es todo. Si tú vas con desganas a trabajar y haces tu trabajo con desganas tu jefe lo sabrá. Si en una entrevista de trabajo vas con actitud de «suplicar por el trabajo» inmediatamente el entrevistador te verá como inferior y será él el que elije el candidato. Si en cambio te valoras y tu actitud es de: «Me va a dar el trabajo» o «Si no me lo da el que pierde es él, no yo, yo soy un tío único». Te aseguro que tus oportunidades de conseguir el trabajo aumentan un 500% respecto a los candidatos que van a suplicar.

Recuerdo la primera vez que probé este cambio de actitud. Yo todavía no tenía mi web ni nada, solo era un chico de 18 años que estudiaba informática en Tarragona y buscaba una fuente de ingresos extra que me permitiera afincarme en Tarragona. Así que acudí a una entrevista de trabajo para ser cajero en un casino. Fui con una actitud tan positiva y lo hice tan bien que por primera vez le había causado una muy buena impresión a alguien y me terminó ofreciendo un trabajo que para mí en aquél entonces era espectacular. Fue un antes y un después, algo que podría darme una salida y una vida independiente digna.

El entrevistador me ofreció hacer un curso de Croupier y luego trabajar en el casino de Tarragona, las entrevistas para dicho trabajo aun no se habían realizado y solo cogerían a unas 20 personas. Pero a mí ya me había pre-seleccionado por mi actitud. Eso me dejó completamente alucinado y más cuando me enteré de que se habían presentado más de 500 personas.

Mala suerte en el trabajo
Domenec BF en Valladolid (México)

Esto puede hacerte ver que con la actitud correcta se pueden conseguir cosas increíbles. Si yo hubiera ido a esa entrevista como iba siempre no hubiera conseguido el puesto ni de cajero.

Debe gustarte tu trabajo

Estas 4 líneas que son tan obvias, no te creas que lo son tanto. La gente tiende a buscar trabajo por lo que pagan o «surja lo que surja» con esa actitud eso es lo que vas a encontrar. Siempre es preferible que estés a gusto en un trabajo incluso si te pagan menos. No querrás ser uno de esos zombis con corbata que van cada día a un trabajo que odian. Si cada día que te levantas por la mañana odias ir al trabajo, si cada Domingo estás muy triste porque empieza el Lunes es que debes cambiar urgentemente de trabajo.

A mí es lo que me pasaba de pequeño con el colegio, los domingos me entraba depresión y fue ahí cuando comencé a decidir que jamás tendría un trabajo que me irritara, sino que buscaría uno que hiciera que el Domingo fuera un día feliz porque el Lunes tendría la suerte de trabajar.

Un trabajo grato lo hace el tipo de trabajo, la compañía… Pues no siempre el tipo de trabajo es lo que nos hace sentir felices, a veces lo hacen los compañeros de trabajo y el ambiente en el cuál a parte de trabajar te lo pasas bien, eso también es importante, más que un trabajo monótono y solitario y, curiosamente cuanto más aburrido y pesado es un trabajo suelen pagar peor. Así funciona la sociedad, el tío que hace posible que las personas consuman alimentos, es decir, al agricultor que planta tomates le cuesta llegar a fin de mes, mientras que un tío que tiene una empresa de peluches ganará millones. Encima tiene mejor imagen social un empresario que vende cualquier cosa que un agricultor que es el que hace posible esta sociedad. Son sin sentidos de esta sociedad capitalista.

Además debes saber que cuanto mejor sea tu actitud en el trabajo más probabilidades tienes de ascender. Así que a lo mejor cobras menos en un trabajo que te gusta, pero al tener mejor actitud y estar más a gusto te ascienden, te vuelven a ascender y terminas cobrando el doble o más que en ese trabajo que no te gustaba.

Mostrar actitud de líder es esencial

Ser un líder es saber moverse bien entre caer bien a tus compañeros y a la vez caer bien a tu jefe, no es tan difícil como parece, al contrario, cuando aprendes a ser carismático y liderar a la vez es algo fácil. Mostrar entusiasmo, actitud, liderazgo, iniciativa… Saber cómo conversar con tu jefe, como caerle mejor, hacer que te tenga más estima y respeto…

Un líder aprende todo eso y más. Es una persona que siempre se garantiza el ascenso y tener mejor sueldo y mejores condiciones laborales. Tenemos un curso de liderazgo titulado: Como liderar – Liderazgo carismático. El curso cuesta 200€ y aunque es un precio que puede parecerte caro como nuevo líder debes aprender a diferenciar entre gasto e inversión. Comprarte pantalones vaqueros por 200€ es un gasto, que además te durará poco. Comprar un videocurso que te enseña a liderar y te catapultará a un ascenso es una inversión. ¿Por qué?

Imagina que ganas 800€ al mes y gracias al videocurso del liderazgo terminan ascendiéndote ganando 1100€ al mes. Has gastado 200€ y con el tiempo cobrarás 300€ más al mes. En un año serían ya 3600€, y además te da la oportunidad de ascender y mejorar más tus condiciones de trabajo. Esa es la mejor inversión que puedes hacer en toda regla. Aunque la gente tiende a gastar más que invertir por eso precisamente la mayoría de la gente tienen trabajos comunes y unos pocos ascienden laboralmente, son empresarios etc. Invertir en tu formación como líder puede ser la diferencia entre ser otra oveja más del corral o el que domina las cosas.

3 respuestas a «Mala suerte en el trabajo»

  1. Muy bien el comentario de hecho yo estoy pasando por algo similar no me siento bn en mi trabajo y no es por q no me guste lo q ago si no q los compañeros de trabajo no son muy amigables y es por eso q estoy buscando otro trabajo dónde quiza encuentre un mejor estado de animo al ir a trabajar.

  2. Me ayudaste mucho me hiciste reflexionar muchos aspectos de mi vida en los que me cuesta aceptar lo que realmente me gusta y lo que quiero gracias fuiste un ángel, Me recordaste lo que mas quiero gracias :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.