Lo mejor que sabes hacer es ser tú mismo

© kevin dooley

La mejor receta para triunfar sin duda es ser uno mismo. Apúntalo en un sitio destacado: lo mejor que sabes hacer es ser tu mismo. El trabajo y la constancia son básicos para lograr tus objetivos pero si no eres tú mismo el esfuerzo lo realizarás tratando de ser algo que no eres. Y eso sólo generará una pérdida de tiempo y de energía que no te llevará a ninguna parte.

Por ello, lo primero que tienes que hacer es tener claro quién eres, qué te gusta, qué destaca de ti por encima de los demás. Conocerse a uno mismo es básico para sacar el máximo provecho. Piensa en ti como lo harías con cualquier aparato electrónico que tengas que usar. Sirve para algo en concreto y si conoces sus funcionalidades le sacarás el mejor partido, si no, pues tendrás un aparato que te sirve pero que podría dar mucho más de sí. Una mala inversión. Tú deberías ser igual contigo mismo. Conócete a fondo para aprovechar todos los recursos que tienes.

Para conseguir tus sueños te harán falta muchas ganas y tal vez la orientación de alguien que te pueda motivar. Cada uno tiene sueños distintos pero lo que todos tienen en común es que para conseguirlos tienes que trabajar duro y ser consciente de lo que tienes, de tus propios valores. Nadie dijo que lograrlo fuera fácil, si lo fuera no estaríamos hablando de sueños. Te recomiendo que  leas nuestro libro Lucha por tus sueños en el que te daremos consejos para que puedas conseguir lo que te propones sea del tipo que sea tu sueño.

En el sentido de lo que estamos hablando me gusta mucho una frase de Marianne Williamson, que define perfectamente lo que trato de comunicar. Cada uno es como es y en la originalidad y la diferencia está el valor de cada uno:

Un tulipán no trata de impresionar a nadie. No se esfuerza en ser diferente de una rosa. No tiene que hacerlo. Es diferente. Y hay sitio en el jardín para cada una de las flores

No trates de ser original, sólo trata de ser bueno, de ser el mejor en lo que hagas, de dar el máximo de ti mismo y con eso lograrás tus objetivos.

A veces tomamos equivocadamente este consejo, si alguien te dice que seas tú mismo tratamos de esforzarnos para demostrar cómo somos, para que a todo el mundo le quede claro lo que creemos que somos, lo que podemos dar. En cambio no nos esforzamos para que lo que tenemos sea lo mejor posible.

Si uno canta, por poner un ejemplo, tiene que tratar de cantar lo mejor posible. No vale únicamente con ir a demostrar a los demás que canta. La lucha es ser el mejor. Esto vale para lo que sea que quieres hacer. Tienes que destacar por encima de todos, no por ser original ni diferente sino por ser el mejor. De esto se trata cuando hablamos de conseguir los sueños y más si es un sueño compartido por muchas personas y que va a ocurrir solo a uno.

Ser original es algo implícito, algo que todos tenemos. Así que no pierdas tiempo pensando cómo puedes ser más original sino cómo puedes hacer mejor lo que mejor haces.

Cada uno tiene una habilidad. Algunos tienen más de una. Todos estamos hechos para hacer algo en concreto. Te sorprendería la cantidad de gente que quiere hacer cosas muy específicas que a ti te parecen pequeñas. Alguien quiere ser el mejor profesor, otros quieren tallar madera, algunos quieren trabajar con artes plásticas, otros cantar, el sueño de algunos es ser mecánico mientras que otros sueñan con ser corredores.

© Michelle Brea

A un cantante le puede parecer raro que el sueño de alguien sea ser mecánico, pero créeme es el sueño de muchas personas. Y no se conforman con trabajar en un taller de mecánica de motos del barrio, quieren trabajar para el mejor taller de la ciudad, montar su propio establecimiento y ser conocidos por la calidad de sus reparaciones. Algunos incluso sueñan con ser mecánicos de un equipo de carreras, mecánicos de aviones…

Obviamente esta persona no se puede centrar en ser original sino en aprender y practicar lo máximo posible. La practica lleva a la perfección.

Tu lema de vida debería ser, ser tú mismo y ser una persona más completa y mejor que la de ayer. Luchar cada día implica no bajar nunca la guardia, aprender con todo lo que te pasa y sacar recursos, fuerza, inspiración de donde sea. Tu vida debe estar orientada a tu sueño y debes trabajar sin descanso hasta que lo consigas, o hasta que creas que ya has hecho suficiente.

Este es un punto complicado. ¿Cuándo dejamos de luchar por nuestros sueños? Pues cuando dejan de hacernos ilusión, cuando otro les reemplaza o cuando vemos que por mucho que hagamos ya no lo conseguiremos. También hay que saber dejar pasar las cosas y aprender a motivarse con otras.

Si lo mejor que tienes eres tú mismo y has estado trabajando duro para ser mejor, cuando ese sueño muera probablemente otro ocupará su lugar, con todo lo que has aprendido es posible que quieras aspirar a algo distinto. Y si no, ya te conoces lo suficiente has visto que puedes dar mucho y probablemente tengas muchas otras capacidades. Simplemente recuerda que tú eres tu principal activo. Tu inteligencia, tu forma de ser, tu manera de trabajar, lo que sabes, lo que aprenderás…

Todo tú, con lo bueno y con lo malo es lo que tienes para lograr tu sueño así que perfecciónalo para lograr ser el mejor. No te esfuerces en ser diferente, ni en ser original. Simplemente sé tu mismo y brilla con luz propia. Si, como dice la frase, eres un tulipán, lucha por ser el mejor tulipán de todo el jardín, el más hermoso, el más grande, el más oloroso…

Y plantéate qué puntos fuertes tienes para potenciarlos y destacarlos, para conseguir que tu camino sea cada vez más llano. En nuestro libro  Lucha por tus sueños te contamos la experiencia de muchos luchadores que consiguieron su sueño y qué aprendemos de todos ellos.

2 respuesta a “Lo mejor que sabes hacer es ser tú mismo”

    1. isabel escribio: jopeta lees esto y te motiva a tope!!!. ¡¡ claro tontina !! como que no existes. domenec: sigues con el plumero a la vista. tus post los escriben solo dos personas. ¿Por que será que hay tantos/as jilipollas por este medio? !!claro que con los politicos que tenemos…. de tal palo, tal astilla. lotuyo es el futbol y el salvamedekuxe y cositas como !!cuanto te quiero mi frijolito… ja,ja,ja,ja…¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.