Filosofía aquí y ahora

Existen diferentes filosofías en el mundo. Muchas son un poco absurdas, otras tienen un sentido y un propósito de vida bien claro. Y una de las que ha tenido diferentes interpretaciones a lo largo de la historia ha sido la filosofía aquí y ahora.

Puedo decir que es la que más se aproxima a la realización espiritual. Cuando una persona entiende que es en el aquí y ahora que puede desarrollar su máximo potencial para avanzar con su vida, tiene la mente bien clara de a dónde quiere llegar.

Es cierto: el ser humano también es un animal; pero, a diferencia de los otros, estamos dotados de una maravillosa mente que puede pensar para mejorar su vida. Nuestra civilización ni siquiera hubiese avanzado el 1% de lo que lo hemos hecho hasta ahora ni en un millón de años si no fuese por esta mente. Bastó unos cuantos miles de años para que el ser humano dejase de ser nómada, de estar caminando de un lado a otro en manadas con ropas de pieles de animales para empezar a establecerse en las culturas antiguas. Y desde ese momento los cambios han sido muy veloces.

Esta mente que tenemos es una de las más preciosas que existe en el universo según los científicos. Ellos afirman que tenemos un universo interior (la mente) tan misterioso como el exterior. Todo esto parece pintar bonito pero aun así también ha sido nuestra principal razón de insatisfacción. Las personas que pensamos como todas las demás muchas veces llenamos nuestra mente de basura, tal como el egoísmo, la codicia, la pereza, la envidia, el pensamiento negativo… Todos estos sentimientos malos que nos han hecho de algún modo menos felices que los demás seres vivos que carecen de una consciencia tan compleja como la nuestra.

La filosofía aquí y ahora te enseña a quitar esos males de la consciencia. Porque vivir verdaderamente el presente es estar despejado del pensamiento autodestructivo que muchas veces, sin querer, aparecen allí. Y la razón por la que escribo sobre esta filosofía es porque podemos aplicarlo a nuestra vida personal para sentir más tranquilidad y sentirnos más motivados. Cuando supe que se podía vivir intensamente el aquí y el ahora sentía que los momentos de mi vida estaban más llenos de vida, colores y aromas. Es una sensación muy especial que me gusta compartir.

El Ego

La raíz de todo pensamiento es el ego. Los animales no tienen ego por eso viven tal cual son. ¿Por qué tenemos ego? Para mí sigue siendo una incógnita. Pero sí sé que si no controlamos bien nuestro ego podemos llegar a ser muy infelices. Estamos tan acostumbrados a ser influenciados por nuestro ego que muy pocas veces sentimos un verdadero aire de libertad personal.

Yo tengo una frase para resumir todo este artículo: ”Pienso, luego vivo”. No podemos estar haciendo meditaciones una hora al día para despegarnos del ego, o querer vivir lejos de la ciudad para vivir como un auténtico animal libre de toda preocupación. Lo que sí podemos hacer es hacer un alto a toda esta pesadilla que muchas personas se han construido inconscientemente a lo largo de los años,  ponerse a pensar en su situación actual y reflexionar en sus emociones, sus sentimientos,  sueños por cumplir y su verdadero motivo de vivir.

Tenemos que cultivar un ego sano y controlable. Pero no identificarnos todo el tiempo con el ego, hacerlo hará que tengas miedos, que te surja envidia con una persona que tiene más que tú (en realidad, más que tu ego, la imagen construida por ti) y tantos pensamientos negativos.

Una característica del ego es que lucha por su supervivencia y siempre va a estar luchando por estar en tu mente.  Cuando quieras estar relajado vas a sentir esa voz que te empezará a joder el día si no tomas el control. Aprende a acallar esa voz y llénate de pensamientos positivos. Es allí cuando empiezas a construir un ego sano.

Y si quieres estar seguro de que tienes una vida libre de ego hazte esta pregunta: ¿Vivo o existo?

Una cosa es vivir, sentir que estas en el aquí y ahora, que eres libre de tus pensamientos, que no te identificas con tus pensamientos sino que eres un ser mucho más superior que unas simples etiquetas mentales, más conocidas como palabras con las que muchas veces estamos identificados: Tontos o inteligentes, lentos o rápidos, perdedor o ganador. Y otra cosa es existir. Es simplemente tener un nombre, número de DNI, cuentas pendientes que pagar, unas cuantas personas que te conocen y caminas por la calle como un zombi que respira oxígeno y no sonríe con verdadera alegría.

Aquí y ahora

Una persona que vive realmente el aquí y el ahora sabe que identificarse con unas cuantas palabras como: ”Atractivo”, ”Inteligente”, ”Rico”, ”Ingeniero” no le va a traer la verdadera felicidad, sólo es el deseo del ego. Eso no está ni bien ni mal, pero ese alguien tiene que disfrutar del camino en vez de estar pensando en el futuro, porque una vez conseguido ese objetivo, esa etiqueta mental; el ego se sentirá satisfecho pero no por mucho tiempo. El ser humano es alguien finito: solo vive una vez y está constantemente buscando palabras con qué identificarse.

El verdadero sentido de un hombre es que se sienta autorrealizado por la gran persona que es, entonces aprovecha al máximo el aquí y el ahora porque sabe que pronto va a morir, que su vida es corta y a la vez hermosa. ¿Qué pasaría si fuésemos inmortales, si supiéramos que nunca vamos a morir?  Una muy bonita historia griega nos aclara esta definición. La historia de ”El inmortal”, el personaje principal es alguien que no va a morir jamás y éste cuenta que se había encontrado con Homero (que también es inmortal) y dijo: ”Me despedí de Homero en las puertas de Tánger. Creo que NO nos dijimos ADIÓS”.

Dos personas inmortales no se pueden decir “Adiós”, ni “Hasta pronto” ni ningún despido porque saben que en algún momento de su infinita vida se volverán a encontrar. Pueden pasar millones y millones de años y las posibilidades de que se vuelvan a encontrar son otras millones de veces más. Es por eso que la vida que tenemos es tan hermosa porque sabemos que algún día se va a acabar. Sabemos que la persona que conocimos hoy, con la que sentimos una conexión profunda e inmediata puede que nunca más la volvamos a ver y le decimos: “Nos vemos. Que te vaya bien” Nadie sabe en qué momento va a partir.

Inclusive si es que tenemos nuestros días contados no tenemos la certeza de si algún día ocurre algún accidente que nos quite la vida.

Ama este momento más que nunca porque de algún modo te sientes más iluminado. Sal de casa y siente lo hermosa que es la vida. Tan solo para ver el cielo porque hay personas que están encerradas en sus casas todo el día en el ordenador o viendo telebasura y ni siquiera salen un momento para sentir la frescura de la vida. Yo, aunque haga mucho frío trato de salir por más que mi cuerpo no quiera porque estoy agradecido de que mi cuerpo está sano y pueda sentir frío de verdad. Si estuviese enfermo quizá sentiría frío aun cuando fuese verano. Sentir realmente la vida es tan  hermoso que no se puede explicar con palabras aunque si con la filosofía aquí y ahora.

Piensa qué es lo que quieres en esta vida y disfruta al mismo tiempo. No pierdas tiempo en pensamientos basuras, sal de casa y atrévete a conquistar ese mundo que te espera.

Si quieres aprender a disfrutar la vida al máximo aquí y ahora te recomendamos nuestro videocurso de 5 horas de duración en alta definición: Disfrutar la vida

10 opiniones en “Filosofía aquí y ahora”

  1. llevo 6 meses sin pisar este blog por razones que no vienen al caso pero ahora veo que no estas solo, Domenec. Me encantaría dejaros un articulo mío para que lo publicarais, no trata de autosuperación ni nada de eso: es una reflexion sobre la totalidad de la realidad. ¿Podría publicarlo aquí en comentarios u os lo envío por correo electrónico?

    Respecto al artículo, me gustaría compartir mi opinion. Este artículo me ha abierto el tercer ojo (el de abajo no, cabrones, el de la consciencia profunda interior), lo cual para mi es algo muy bueno (es un artículo filosófico que te hace pensar, y así deberían ser todos) peeero hay algo con lo que no estoy deacuerdo.

    Te cito: "vivir verdaderamente el presente es estar despejado del pensamiento autodestructivo que muchas veces, sin querer, aparece allí." El pensamiento autodestructivo aparece como consecuencia del proceso de reflexión sobre experiencias pasadas frustrantes o fracasadas. Intentamos saber que pasó, que salió mal, pero no nos damos cuenta y por eso entramos en una espiral negativa.

    Para mi, vivir verdaderamente el presente es visualizar tu futuro y transformarlo en tu pasado, intentando no detenerte demasiado en esto último (el pasado), pero teniendolo como referencia para acciones futuras.

    Un saludo

    Jorge

    1. Holas JrSantos, prueba a enviármelo al mail pero los requisitos para publicarlo son:

      – Calidad
      – Más de 1000 palabras
      – Pocas faltas de ortografía

      Si cumple los requisitos es publicado, si crees que no se van a cumplir puedes publicarlo en los comentarios.

      Un fuerte abrazo y me alegra verte de nuevo por aquí :)

    1. Está bien Santos :) . Si quieres que tu blog salga al comentar en "direccion web" a la hora de comentar pon la dirección de tu blog y así la gente podrá acceder a el.

  2. mi nombre es norma y tengo un problema con mi familia mi abuelo ba ser deportado de immigracion toda mi familia esta destrasada porque el es mayor de edad tiene la edad 62 anos esta enfermo nesesita de sus medicinas y doctores tengo 11 anos y tiene una hija de 8 anos por favor ayudame y mi familia

  3. Muy buen artículo, para profundizar más en el aquí y el ahora, hay que leer a Eckhart Tolle;
    a mi criterio es quien profundiza más en esto, aparte de que en el misticismo oriental se habla mucho de vivir el presente plenamente para poder alcanzar la iluminación. Creo que todo nos lleva a disfrutar plenamente cada momento, y ser felices en ese momento, ya que la vida es aqui y ahora mismo en este instante.

  4. la filosofia del AQUI Y AHORA ,me atrapa por la extraordinaria luz que aporta al sendero de nuestras vidas…Agradecido por tanto amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.