Espiritualidad sincera

Espiritualidad sincera
Photo Credit On the mountain at dawn

Quizás ahora mismo te encuentras algo perdido, sientes que no encajas con la gente, con el mundo, con la vida, con la rutina… No has podido obtener lo que más ansias. Y pues algo no anda nada bien. Y a lo que me refiero es ser sinceros, congruentes, humildes y apartar el exceso de ego.

Cuando falta sinceridad en tu vida se puede volver todo muy desastroso, comenzando por un gran rechazo tanto de tu parte inconsciente, como de la gente con la que te rodeas.

Pero ¿Porque no eres sincero? Quizás sea por este mismo motivo el rechazo y es que acaso ¿Hay algo peor que el rechazo? por supuesto que SI y hay algo mil veces peor: el no aceptarte a ti mismo.

Eso es estar muy mal y la verdad es que todos padecemos de miedos y si te fijas bien la mayoría son miedos absurdos e infundados por terceras personas, no son propios tuyos, la sociedad es quien está manejando que va bien y que está mal en estos tiempos. Te hace creer que quieres ser y lo que te gusta hacer y eso no es lo correcto.

¿Pero que sucede con el que se sale de estos parámetros? NADA…nada malo y es más, muchas veces estas personas son muchísimo más respetadas, valoradas y admiradas por tener la valentía de ser ellos mismo y tener espiritualidad sincera.

Al no dejarte llevar por los demás adquieres de inmediato una personalidad mucho más atractiva que el resto de la gente. Es atractivo quien es único y como son muy pocos los que tienen espiritualidad sincera…

Espiritualidad sincera contigo mismo

Es lo primero de lo primero y te puedo decir que si lo meditas bien no se vuelve tan difícil, es parte fundamental de la espiritualidad.

Ser sincero contigo mismo es primordial para ser feliz, para sentirte limpio, digno, para ser una mejor persona. Te reporta un montón de beneficios tanto en tu vida personal como social, la gente necesita y está a gusto con personas sinceras y humildes. Si implementas estas características serás una mejor persona, la gente querrá ser tu amigo y también tú querrás ser tu amigo.

Aceptarse tal cual somos no debe ser confundido con mediocridad. Si te fijas bien de donde viene el rechazo, del porqué, también concluirás que es absurdo y que no te hace nada bien autocompadecerte u odiarte, no te sientes para nada alguien congruente con tus pensamientos y emociones. Esto no es espiritualidad sincera.

Respeta tus sentimientos, acéptalas y no tengas vergüenza de contárselos a las personas, no hay nada más hermoso y conmovedor que escuchar a alguien hablando de sus sentimientos por muy débiles que parezcan, demuestra una gran aceptación y espiritualidad sincera.

Aceptar que eres humano y dejar de lado esa mente de macho alfa que la resumo en kilos de ego.

Recuerda que alguien sincero no tiene temores a perder, a mostrarse débil, a aprender de los demás, porque alguien sincero sabe que todos somos seres basados en sentimientos y por más que tú lo quieras ocultar no te queda bien ese papel de persona intocable y 100% fuerte en todo momento.

Espiritualidad sincera para ser sincero

Estos no son cambios que ocurran de un mes para otro, quizás en unos años más invente un método mucho más rápido, pero lo cierto es que hoy por hoy solo tienes que pensar las cosas bajo tu propia lupa y saber lo que quieres, es lo más sano para tu salud mental.

Porque no hay nada peor que encontrarse una noche en tu cuarto y saber que a lo largo del día no has sido tú mismo, que has fardado de alguien falso, que te muestras como una persona íntegra y sin miedos. Muéstrale a la gente lo humano que eres, lo emocional y también sincero de tus palabras.

La gente aprecia mucho más la verdad que a alguien que habla todo el día de sus relojes caros, del trabajo popular de sus padres etc.

La congruencia y la espiritualidad sincera son parte de todo esto también y se retroalimentan. Si quieres decir algo dilo, pero debes entender como funciona la asertividad.

La importancia de que seas sincero es muchísima porque el verdadero éxito que buscas será gracias a la confianza que tenga la gente en ti, tus clientes, tus amigos, etc.

Y verás que al contar tu verdad, que al decir eso que temes, nadie jamás te condenará y si lo hacen ya sabes que la gente es muchas veces mala y ahí viene la inteligencia de saber filtrar comentarios de gente que piensa en ti y la que simplemente actúa por medio de emociones negativas como el egoísmo.

La espiritualidad sincera te sacará un gran peso de encima que no tienes por qué cargar.

Si quieres ser espiritual, de VERDAD, COMPRA AHORA nuestro videocurso: Informática humana

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último)

2 respuestas a «Espiritualidad sincera»

  1. Hola Pauly!

    Me encantan tus posts, este me encanto, la verdad es que sentirse bien con uno mismo y aceptarse es el mejor regalo que uno mismo puede darse. Por favor no dejes de escribir para nosotros, yo en lo personal me alimento de tus escritos aqui en Verdadera Seducción.

    Te felicito por tu trabajo tan encantador!! ;)

  2. Hola Pauly no suelo escribir nunca en foros o algo por el estilo. Pero al llegar aca y leer algunos de tus posts me dieron ganas de hacerlo.
    Te cuento que me siento en la puerta de entrada a la vida espiritual y espero poder entrar finalmente. Es por eso que busco y leo sobre estos temas para interiorizarme cada día un poco mas.
    Lo que me paso hace un par de días atrás fue algo genial. Por esas cosas de la vida navegando por Internet llegue a una pagina que hablaba de espiritualidad, me puse a leerlo y en principio me pareció que mucho no me había dejado pero sin embargo intente tener presente cosas de las que ahí decía al día siguiente. Con tanta mala suerte o tal vez no, ese día fue uno de esos en la cual suceden «varias cosas malas» y a la noche siguiente me puse a pensar mucho en esas cosas que habían pasado y de que manera podía solucionarlas e increíblemente una tormenta de ideas comenzó a entrar en mi cabeza,lo hablaba con una amiga y le iba contando cada idea que se me iba cruzando y ella a su vez me seguía la corriente. Fue tanto lo que «volaba» que llegue al punto de creerme que si ponía manos a la obra en ese «proyecto» podría llegar a hacer un cambio grande a la sociedad, se que pensar una cosa así es muy loco, pero lo importante que automáticamente después de eso sentí como una especie de lo que podría ser un «momento espiritual» (digo podría ser porque no estoy seguro si eso es así o no). La cabeza empezó a describirme tal cual era yo, algo increíble porque pase 26 años de mi vida sin saber que todas esas cosas habitaban dentro de mi, todo era tan claro tan simple de entender, empece a pensar muchas acciones y actitudes que realice a lo largo de mi vida y fue tan fácil entender que lo que hacia era simplemente porque vivía según la «sociedad decía que debía vivir» y es tan pesada esa carga que pensar en sacársela ni se cruza por la cabeza, de hecho uno ni sabe que esta ahí, solamente se siente el peso.
    En fin, darme cuenta de todo esto me hizo sentir tan feliz pero tan feliz, al punto que no quería dormirme por miedo a que al otro día se me fuera el «efecto», me sentí libre de ese peso, creo que en ese momento le podía gritar al mundo todas las verdades que pienso sobre el, al bueno decirle gracias por ser tan grande y al malo cantarle la justa de lo que se merecía.
    En conclusión, desde entonces me siento mejor persona, hice cosas que jamas hice en mi vida, como mandarle mensajes a amigos agradeciéndole por cosas que han hecho por mi en algún momento de nuestras vidas, como así también pedir disculpas por mis fallas como amigo. No hace mucho de esto tan solo unos días y espero con todo mi corazón que no sea de esas cosas que pasan momentáneamente por la vida y se van, que pueda seguir trabajando mi cabeza y mi alma en esto que parece ser espiritualidad. Por que se que con la cabeza libre de esta forma tengo mucho para dar al resto y como era antes lamentablemente no podría llegar a ningún lado, no por una cuestión de capacidad sino que simplemente porque estaba hundido en un mundo de malos sentimientos que no me permitían pensar con claridad.
    Perdón por haber escrito tanto, pero senti internamente ganas de hacerlo, cualquier consejo que me puedan dar para continuar por este rumbo lo tendría en cuenta con mucha gratitud.
    Muchas gracias por escribir estos posts que podrían ayudar a muchisima gente a ser feliz consigo misma si se proponen a leerlo y a cambiar, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.