El ex príncipe

príncipeHay amores que marcan. El punto de partida se da cuando conoces a alguien que impacta, atrae y logra hacerse con el control de nuestra mente. El día tiene veinticuatro horas de las cuales, al menos ocho, gastamos durmiendo. Cuando estamos despiertos y la mayoría de los momentos de lucidez los dedicamos a pensar en esa persona que ha hecho de nuestra vida la que siempre hemos ansiado, convirtiéndose, a su vez, en el protagonista de nuestros sueños, podemos decir que nos hemos enamorado.

La etapa de flirteo o pre-relación es fantástica. Dos individuos desconocidos, o no, juegan a seducirse empleando lo mejor de cada uno. El miedo es uno de los enemigos de esta fase. La perfección no existe, por tanto, cuando todo es fabuloso comienzan los cortocircuitos cerebrales que nos hacen preguntarnos dónde está la trampa.

¿Realmente nada puede ser perfecto por naturaleza o es que nos empeñamos en amargar los dulces?

Todo acaba estabilizándose. Por fin empieza una relación que promete ser maravillosa. Hemos encontrado a nuestro príncipe azul y, aprovecho para peguntarme, ¿Porqué se le llama príncipe azul al hombre de nuestros sueños?, hasta ahora creo que por lo único que no me he sentido atraída ha sido por un pitufo. El caso es que de todos los príncipes que han pasado por mi vida sólo uno fue el dueño de mis sueños. A mi también me marcaron. Creí haber encontrado mi dichosa media naranja, esa que pasamos buscando toda la vida. Creí vivir en un verdadero cuento de hadas, un sueño del que alguien me despertó de una bofetada. Mi mundo rosa se volvió negro de la noche a la mañana cuando mi príncipe azul encontró otra princesa y se esfumó al país de nunca jamás seré tuyo.

Bienvenidos al caos. Es muy duro acostumbrarse a una nueva vida donde lo mejor de la anterior no existe. Dormir sin que nadie te abrace, reacostumbrarse a los despertares en soledad, luchar contra los recuerdos, costumbres y rutinas que, durante un tiempo, construiste con tu pareja a base de pequeños detalles que, tras la ruptura, se convierten en gigantes.

Entonces todo se vuelve horrible. Nos han hecho daño y eso nos hace débiles. Nuestra autoestima desciende a la velocidad de la luz y no para de hacerlo hasta que nos sentimos las personas más diminutas e insignificantes sobre la faz de la tierra. Nace entonces el sentimiento de culpa. En vez de pensar lo increíblemente inútiles que han sido al sacarnos de sus vidas, lo alucinantemente imbéciles que fueron al dejarnos escapar y sus asquerosamente egoístas comportamientos durante la relación, optamos por buscar el motivo de la ruptura en nosotras. Nos hacemos mil preguntas del estilo de ¿En qué habré fallado? ¿Quizá lo agobié mucho? ¿Quizá no he sabido estar a la altura? ¿Quizá el problema está en mi físico? Y ahora soy yo la que pregunta ¿Quizá las alucinantemente imbéciles somos nosotras y nuestras absurdas inseguridades?

Los ex

ExDe todos los ex siempre hay uno más especial que el resto. El hecho de ser más especial no implica ser mejor. A veces marca más quien más hiere. A veces quien parece el mejor es el más cruel, aquel que te engatusa y te hace viajar a bordo de una fantasía que no fue más que eso. Mi ex príncipe era así. Con la ruptura sólo acabó la relación, hace ya dos años, porque su imagen, mis sentimientos y los recuerdos aún siguen conmigo. Lo peor es esa enfermedad consistente en comparar a todas mis nuevas parejas con él.

Un amigo común celebró su cumpleaños el pasado sábado. Sabía que lo vería y pensaba que no me dolería. Varias horas del armario al espejo después, me encontraba fabulosa y lista para aparecer en el evento haciendo gala de mi maravillosa situación. Llegué media hora tarde y muy segura de mi misma. Las dos puertas de cristal se abrieron dejándome paso, el garito estaba a tope y la primera persona que vi fue a él: el ex príncipe.

Nos saludamos con un abrazo y dos besos, luego saludé a su nueva pareja. Durante las dos primeras copas todo iba genial. Todos estábamos disfrutando de la fiesta y de nuestros amigos, bebíamos, bailábamos, charlábamos y hacíamos planes para el momento en que el pub cerrara. Tras dos o tres copas más, sufrí una especie de explosión en mi interior que me hacía buscarlo, tener controlado dónde estaba exactamente, observar cómo trataba a su nueva yo y echarlo de menos. Le eché las culpas al alcohol y me fui a casa.

El domingo por la mañana desperté siendo aún victima de aquella explosión interior. Varias horas de pensamiento más tarde encontré la verdad, al menos la mía. Sigo enamorada de los recuerdos, de la persona que creí mi príncipe azul, de la fantasía que no fue más que eso. No lo extraño a él, extraño a quien creía que era. Ahora, dos años más tarde, una situación diferente y muchas horas dándole vueltas a todo, se que no podríamos ser felices. Ambos nos hemos hecho daño. Podríamos querernos, podríamos acostarnos y podríamos intentarlo de nuevo pero nunca sería lo mismo. El cariño se queda pero la magia se va. Siempre será un príncipe pero nunca más será el mío, en cambio yo siempre seré una princesa y, ahora, con algo más aprendido.

10 respuesta a “El ex príncipe”

  1. Epa MissBlunt!

    Vaya post!

    En mi opinion personal, la sombra, el fantasma de el(o la)ex, puede afectar la vida actual,de una persona, ya sea quien sea (Ud., otra persona o yo), y si, es verdad, puede llegar a ser duro ver a la persona con la que uno se involucro emocionalmente, con nueva pareja.

    Pero, y hago(y me la hice despues de haberme sentido por un largo tiempo muy mal) esta pregunta por la experiencia (que aunque me falte mucho por vivir, es lo que he aprendido) ¿Eso acaso impide vivir bien?

    Pienso que no, muchos me aconsejaron, "espera", otros "no prestes atencion", pero el que mas abrio los ojos fue "La vida continua, asi que sal al mundo!"

    Es duro, dificil, y mas para aquellas personas que les cuesta desligarse emocionalmente de otras personas.

    Hay un dicho de por aca,(Venezuela) que dice "pa' atras, ni pa' coger impulso", y es bueno, a pesar de que es imposible no tener un bajon, hay que aplicarlo y ver donde estamos parados y hacia a donde nos dirigimos.

    Nunca se sabe que se puede encontrar en el camino, ni lo que depara el futuro.

    Asi que a vivir el presente! y echarle ganas a todo!

    Saludos!!

  2. Que bueno leerte otra vez, MissBlunt.

    Creí por un momento que los cavernícolas te habían amedrentado, veo que no es así.

    Un saludo y muchos éxitos en todos los ámbitos de tu vida.

    Ángel.

  3. Me encanta leerte MissBlunt. Pones mucho sentimiento a lo que escribes y así nos abres los ojos para poder comprender el punto de vista femenino k tanto necesitamos.

    La historia k nos escribes es muy triste a la vez que sincera; la necesidad de tener a quien ya hemos perdido y que además pertenezca a otra persona, nos crea la mayor de las ansiedades.. el miedo a no superarlo y la desgracia de sentirnos culpables, como bien explicas, sin motivo. Supongo k la mayoría se identificaran con tu situación, creo k todos alguna vez hemos sufrido algo parecido.

    La solución: tiempo y esperanza en la vida. Cada momento es una oportunidad, cada dia es irrepetible y buen momento para cambiar. La vida te abre muchas puertas, solo tenemos que verlas y eso se consigue mirando el futuro con ilusión y positividad.

    Sigue así, eres muy buena. un abrazo

  4. "Sigo enamorada de los recuerdos, de la persona que creí mi príncipe azul, de la fantasía que no fue más que eso"

    tan cierto tanta verdad en tu post

    me encanto

    me paso algo similar y el es el unico hombre que me a marcado en mi vida

    pero lo peor del caso es que yo tuve la culpa no le di una oportunidad

    y como dices "Siempre será un príncipe pero nunca más será el mío"

  5. pues a juzgar por loq lei acertado dira pero creo ?? q la verdad no ay q exagerar las cosas

    1.- la verdad eso de los ex es interezante punto de vista mas si es expuesto por una mujer en vista de q lo expuesto por hombre es anbiguo

    2.- creo q si pero creo q la verdad si era tu principe azul¡¡¡ o tu sapo verde¡¡ la pregunta es por q ahora es tu ex

    3.- es q tu cumpliste con tus roles o el no cumplio con los suyos ay muchos motivos por el cual una pareja o una relacion llegan a su final miento???

    4.- pues creo q si ya no lo e spues creo q deberina aprender a vivir con eso nadie va negar q un ex es un ex y ese ex algun dia fue algo es algo interezante volver a sentir algo mas q amistad en una persona pero creo q es un sentimiento mas el por q me termino ajaj xD ¡¡¡¡

    1. bravo!

      me encantó leerte.

      yo, a superar al ex-príncipe azul del todo y darte cuenta que idealizamos un recuerdo lo llamo "enterrar al ex".

      creo vital encontrarse muy a gusto con una misma (físicamente, laboralmente, anímicamente) para ser fuertes. también darnos tiempo para saber distinguir qué persona nos va a dar lo que queremos o tener la fuerza para bajarnos del carro antes, con la cabeza bien alta, sabiendo que nostros somos un PREMIO MAYÚSCULO. ya aparecerá otro que sepa apreciarlo. seguro.

      felicitaciones por el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.