Curiosidades sobre el lenguaje corporal

Photocredit: notsogoodphotography

En este artículo vamos a comentar algunas curiosidades sobre el lenguaje corporal. El lenguaje corporal existe desde siempre, aunque no hayamos prestado atención a su estudio y análisis antes de 1950. El hombre es un ser comunicativo, y como muchos otros animales no provistos del don de la palabra ya utilizaba el lenguaje corporal antes de tener establecido un sistema de comunicación verbal.

Ya sea para adoptar una actitud agresiva o, todo lo contrario, una actitud defensiva, utilizamos nuestro cuerpo de diferentes modos. Saber leer en los gestos y actitudes de otra persona y controlar las tuyas propias puede hacerte más fácil las relaciones sociales.

Hemos tratado en diversos artículos algunos puntos claves del lenguaje corporal, si estás más interesado en este tema y quieres convertirte en un experto te recomendamos adquirir nuestro curso «todo sobre el lenguaje corporal y cómo utilizarlo» en el que te damos claves para reconocer en las actitudes de las otras personas sus verdaderas intenciones y, muy importante, te ofrecemos el conocimiento necesario para controlar tu propio lenguaje corporal, controlando tu comunicación no verbal puedes tener un control total de la situación y convertirte en una persona mucho más carismática, segura y convincente.

Curiosidades sobre el lenguaje corporal

  • Con el lenguaje corporal puedes saber si alguien miente.

Para ello deberás prestar atención a su mirada y a sus manos. También hay otros signos corporales que demuestran que alguien miente como por ejemplo el exceso de sudoración o de saliva.Los ojos son un signo claro, aunque a veces es algo complicado de determinar. Cada persona mueve los ojos hacia un lado para recordar y hacia el opuesto para inventar. Así que para saber si te están mintiendo lo mejor es tener establecido hacia qué lado mira esa persona cuando recuerda.

Las manos son indicadores del estado de nervios de una persona, si las mueve mucho será por algo. Y además cometen gestos involuntarios como tocarse la nariz cuando uno miente. Esto es debido a que cuando decimos mentiras estamos más nerviosos y por mucho que queramos disimular el corazón nos late más rápido. El cambio de flujo sanguíneo es lo que hace que nos pique la nariz y que no podamos evitar rascárnosla cuando mentimos. ¿Será por eso que a Pinocho le crecía la nariz?

  • El lenguaje corporal indica qué rol desempeña una persona en un grupo social.

Dependiendo de las posturas que adopte alguien puedes estimar si está a la defensiva o bien se muestra sumiso. En el lado opuesto puedes ver a una persona agresiva, segura de sí misma o que ejerce de líder o jefe de la manada.

En función de su posición, tanto sentado como de pie, una persona puede demostrar seguridad o todo lo contrario. Se demuestra seguridad mostrándose vulnerable al resto, de este modo indicamos que no nos dan miedo, sabemos que somos superiores. Esto lo hacen los jefes, por ejemplo, cuando pasean entre los empleados con las manos a la espalda. También es una actitud típica de mucha gente antes de empezar una pelea. Provocan con las manos en la espalda, como si no fueran a atacar, están demostrando que la otra persona no les da ningún miedo.

En el lado contrario tenemos a la gente que se cruza de brazos y piernas, un signo evidente de protección, aunque sea contra el frio. Alguien que cruza los brazos no está a gusto o conforme con la situación.

Photocredit: starbooze
  • El lenguaje corporal también habla sobre los intereses sexuales de las personas.

Hay ciertos signos que te delatan cuando miras a alguien con deseo sexual. Incluso cuando dejas que tu mente fantasee con esa posibilidad estas emitiendo signos que la otra persona puede ver y reconocer perfectamente. Si cuando hablas con alguien centras tu mirada en su boca en lugar de en sus ojos les estás pidiendo casi a gritos que te bese, eso indica que quieres intimidad con él. O ella, claro.

Además si mientras estás con alguien no puedes evitar que se te vaya la cabeza pensando en situaciones tórridas con la otra persona es fácil que pases tu lengua por los labios o incluso que los muerdas. A veces somos conscientes de ello y jugamos con estos gestos, pero a menudo los hacemos de forma totalmente inconsciente y son una señal de alarma que la otra persona puede leer fácilmente.

Por otra parte hay ciertas posiciones o actitudes corporales que demuestran a la otra persona que queremos una intimidad mucho mayor con ella. Tocar a la otra persona cuando hablamos, reducir el espacio que hay entre los dos, juntar tanto como sea posible las caderas… En general reducir el espacio interpersonal suele ser un signo de querer acercamiento, de hecho es lo que estamos haciendo, acercarnos.

Y el cabello. No olvidemos el cabello de las mujeres. Se lo tocan constantemente, lo arreglan, lo colocan… pero cuando están seduciendo a alguien lo hacen de un modo especial. Ellas no lo saben pero su necesidad de arreglarse el pelo en ese momento responde a la necesidad de expandir sus feromonas, que lleguen al hombre y se sienta atraído por ella de immediato. Química pura.

  • Tu nivel de autoestima o seguridad también puede ser establecido en función de tu lenguaje corporal y de los gestos y actitudes que presentas.

Según la posición y los movimientos de tu cuerpo puedes demostrar seguridad o todo lo contrario. Los signos del nerviosismo y la ansiedad son más conocidos pero las personas seguras también lo demuestran con su lenguaje corporal. Manos a la altura de  las caderas, piernas separadas, mirada al frente… Ya sabes, te lo hemos contado en más de una ocasión.

Por todos estos puntos es muy importante conocer el lenguaje corporal, saber cómo utilizarlo a nuestro favor es una herramienta muy útil para relacionarte con los demás. Da igual si quieres seducir, o quieres aparentar seguridad, o saber reconocer ciertos signos negativos en otras personas. El lenguaje corporal es útil en todos estos casos y necesario para proporcionarte un control de todas las situaciones a las que te enfrentes. Por ello, te recomendamos de nuevo que compres nuestro curso «Todo sobre el lenguaje corporal y cómo utilizarlo».  Tratar a los demás sabiendo lo que piensan te resultará mucho más fácil. ¡No lo dudes!

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.