Crítica de: Rompiendo las reglas

Cartel de Rompiendo las reglasAmbientación: 10

Protagonista: 8

Malo: 10

Peleas: 8

Puntuación final: 9

Sinopsis

Esta película es la versión moderna de Karate kid. Trata de una familia, un hijo que es un excelente tenista y consigue una beca, la típica madre trabajadora y el típico niño medio rebelde. Al llegar al instituto todos se enteran de que es un excelente luchador por un video suyo que han encontrado en youtube dónde en un partido de rugby sale dando palizas de lo lindo.

Cómo su popularidad se extiende como la pólvora el típico malo, pero esta vez muy moderno y cambiado, le prepara una trampa y le humilla dándole una paliza en público.

Desde ese momento (o tal vez más tarde) Jake (antiguamente llamado Daniel San,xD) se empieza a entrenar en un gimnasio con el campeón de los campeones.

Crítica de: Rompiendo las reglas

Cuando vi el trailer me quedé asombrado. Igual qué cuando vi el trailer de 30 días de oscuridad. Sin duda alguna es un buen trailer, impactante, buena música y te da las dosis justas para que estés ansioso por ver la película. Creía que aún no estaba estrenada y cuando vi que si de inmediato me he ido a verla al cine.

Hace gracia porque en el trailer parecía una especie del club de la lucha y película de peleas y acción como esas antiguas tan guapas que hacían, y en efecto, la película es en toda regla un Karate Kid, modernizado a tope. Tipo la película de : Romeo debe morir, pero en vez de ser de Romeo y Julieta es la versión moderna de Karate Kid.

El protagonista es un poco gallito, pero en el fondo buen tío, el malo es bastante capuyo, pero al final se le ve bastante centrado, es de esos que necesitan que se les de una paliza para que te respeten. El amigo del protagonista es muy gracioso, es el típico buen amigo que todos quisieramos tener. Desde luego la dosis de auto-superación que se mete Jake y su don por la pelea son muy emocionantes, sobretodo en la pelea final que es tremendamente emocionante y cuando ves el final te emocionas y saltas de alegría del asiento.

Sales de la película tan emocionado y te has metido tan de lleno en ella que vas con todos los reflejos a tope, listo para dar un puñetazo a lo Daniel san, perdón, quiero decir, a lo Jake Taylor.

En definitiva, si os molaba el cine de karate y acción tan bueno que hacían antaño, esta película os gustará mucho.

Trailer de: Rompiendo las reglas

2 respuestas a «Crítica de: Rompiendo las reglas»

  1. Pero tiene algo de la psicologia de KarateKid?

    Quiero decir, cosas como

    "Si imagen vista dentro de ti, imagen correcta" ó "Recuerdas lección sobre equilibrio? la base del Karate? pues igual toda vida"

    Filosofía Zen, vamos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.