Consejos prácticos para que dejes de ser tímida
Verdadera Seduccion | 13 de febrero de 2015 | sociabilidad |

Consejos prácticos para que dejes de ser tímida

© Luci Correia

Vimos la semana pasada cómo dejar de ser una chica tímida y hoy quiero profundizar en algunos de esos consejos para que vayas poniéndolos en práctica. En aquel primer artículo queríamos reflexionar sobre lo que significa ser tímida, y las ventajas e inconvenientes de ser todo lo contrario. Viste, espero que fuera así, que ser tímida no es absolutamente negativo y que también tiene sus ventajas. Espero que pudieras anotar y quedarte con las cosas positivas que tienes. Como verás en nuestro primer consejo es muy importante ver tus puntos positivos.

Pero a veces ser tímida es mucho más que eso, es algo que te paraliza y te imposibilita relacionarte con los demás de forma natural, ya no hablemos de conocer gente nueva, tener que hablar en público o relacionarse con la persona que te gusta, ya sea chico o chica, si tú eres una chica con algún tipo de fobia social, eso te complicará tus relaciones. Espero que los consejos de hoy sirvan para darte mayor seguridad pero para dejar de ser tímida y de tener estos problemas con las relaciones tienes que ir más allá. 

Debes acceder a la base de todo el problema y ser capaz de cambiar la forma en que te ves a ti misma y la forma que tienes de relacionarte con los demás. Cambiar el concepto que crees que los demás tienen de ti, da igual cómo ellos te ven si tú decides por ellos que la forma en la que lo hacen no te gusta. Así que te recomiendo nuestro curso Cómo ser sociable, paso a paso, para que lo puedas seguir online. Encontrarás ejercicios como estos mucho más específicos y sencillos para que puedas aplicarlos en distintas situaciones, como decía paso a paso, cuando superes una etapa podrás ir a por la siguiente.

Entiende tu timidez

Para eso hemos hecho los ejercicios del artículo, soy una chica tímida, para que veas que tienes cosas buenas, que eso no es todo negativo. Para ello te has enfrentado a tu timidez y has dejado de considerarte tímida para ver que eres prudente o reflexiva. Si no has hecho ese paso hazlo ya y deja de llamarte y verte como una persona tímida. Plántale cara a tu timidez y dile que no podrá contigo. Que tú no eres tímida, eso es algo que puedes cambiar y si empiezas a creértelo será más fácil.

Piensas que eres tímida y por tanto aceptas las consecuencias de serlo y la forma de comportarte de ser tímida. Si empiezas a verte como alguien que no es tímido empezarás a dejar de tolerar ciertos comportamientos tuyos que aceptas porque eres tímida. Ya no son aceptables. Quédate con lo bueno pero lo malo cámbialo por algo mejor. Sin castigarte, no vayas a empezar a fustigarte ahora. Recuerda que también te recomendábamos seguridad en ti misma. Ahora vemos esto.

Practica la seguridad en ti misma

Para ello debes ser tolerante con tus errores, no te los vayas recordando constantemente. Seguro que también has hecho cosas de las que te sientes orgullosa y que te han sorprendido en positivo, ¿verdad? pues es el momento de recordártelas. Además puedes hacer cosas para ganar seguridad como cuidar tu aspecto físico. Es bueno que cuando te mires al espejo te veas bien, eso quieras o no, te guste o no te hace ganar seguridad en ti misma. Así que tal vez sea el momento de dar algún cambio de look o de cuidar más tu vestuario.

Además puedes practicar el lenguaje corporal de las personas seguras. Tu lenguaje corporal dice mucho de ti misma y si tu cuerpo actúa de forma insegura tú harás lo mismo. Una forma de decirle a tu cerebro que actúe de forma segura es con el lenguaje corporal. Cuando tu actitud es de seguridad el cerebro se relaja y deja de estar en alerta. Pruébalo, puede que te lleve algún tiempo pero mejorar tu lenguaje corporal te dará mayor seguridad.

Si actúas como si estuvieras segura, ya no te llamas a ti misma tímida y eres capaz de pensar en las cosas positivas que haces en lugar de en los errores todo será mucho más fácil, así que añade una sonrisa a tu rostro y libera la tensión. Los demás te verán mucho más segura y relajada y la forma con la que te traten será distinta, ya lo verás. Atrévete a intentarlo.

© luciano.silva

No seas más blanda con los demás de lo que lo eres contigo

Algo que hacemos frecuentemente es pensar que somos lo peor mientras que los demás son muy buenos. Somos incapaces de ver nuestros puntos fuertes o positivos y en cambio a los demás no les vemos defectos. Idolatramos a algunas personas sin ver que también tienen cosas negativas y que las saben superar o que se superan, o no, por sus rasgos positivos.

Cuando te fijes en alguien para obtener sus cosas buenas fíjate también que tiene cosas negativas. Ver a los demás tal como son nos ayuda a ser menos críticos y duros con nosotros mismos. Quédate con lo bueno que puedes aprender de los demás para intentar ser mejor persona pero no dejes de ver la parte negativa que te hará relativizar todo mucho mejor.

Cada uno es como es, busca tu autenticidad

Hablamos de esto en un artículo hace mucho tiempo, te recomiendo leerlo:  Eres auténtico. Lo que importa realmente es que cada uno es como es y que todos tenemos cosas buenas y malas. Todos somos distintos, especiales, únicos. Nadie es como tú, así que aprende a diferenciarte de las demás buscando tu autenticidad y siendo distinta, única y especial. Si te aceptas y te quieres como eres es mucho más fácil que destaques solo lo positivo que hay en ti y que aprendas a reírte de lo negativo o a relativizarlo mucho mejor.

Practica

No te sientas rara actuando delante de un espejo como hacemos cuando somos pequeños. Es el modo de aprender. Sí, lo hacemos de niños interpretando distintos roles que nos divierten y probamos caras, gestos, expresiones, personajes… Puedes hacer lo mismo con las cosas que te preocupan. Con las situaciones que te resultan incómodas o con las que quieres superar. Si te cuesta llegar sonriente a un sitio y decir hola sin mostrar tensión en tu rostro ensaya ese momento. Practica hasta que te salga siempre perfecto, igual, como tú quieres que sea. Posteriormente ponlo en práctica.

Y así con todo lo que tengas que ir superando. Es un buen modo, no solo de aprender a hacer las cosas de otra forma sino también de conocerte mejor y ver hasta donde puedes llegar y hasta donde no. Permítete hacer el tonto ante el espejo como si nadie te estuviera mirando. Puede que te sorprendas. Déjate llevar y quédate con las buenas sensaciones.

En nuestro curso Cómo ser sociable, paso a paso te contamos muchos ejercicios que podrás practicar frente al espejo para luego representarlos de verdad en la realidad. Es un camino apasionante y te recomiendo que te dejes guiar por un experto. Nuestro curso no te defraudará.

Comenta





Hay 4 comentarios
  • persea2002 dice:

    En conferencistas.org tuve la oportunidad de vivir una hermosa experiencia. Se trata de encontrar una oportunidad en tiempos de crisis, ellos me lo mostraron con un equipo de profesionales, ademas de enseñarme las técnicas y motivaciones para poder hablar en público, perder miedo escénico y cursos de oratoria. Tienen alcance mundial para países de habla hispana. No pierdas esta oportunidad.

  • Anónimo dice:

    Muy bueno, amor
    Me gusto lo de actuar para sentirte
    Mas seguro y practicar tu lenguaje corporal en el espejo
    Es un buen consejo en impulsarnos para actuar y s

  • Anónimo dice:

    Muy bueno, amor
    Me gusto lo de actuar para sentirte
    Mas seguro y practicar tu lenguaje corporal en el espejo
    Es un buen consejo en impulsarnos para actuar y sentirnos diferentes

  • fran gaete dice:

    Esto me sirve mucho, pero lo que me pasa esque estoy pololeando y no me atrevo a abrazarlo,y eso me complica..



Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)