Como sería tu vida si hubieras cumplido tu sueño

Nota: En mi caso es el de ser futbolista profesional, he intentado coger el modelo de escritura de Jack cuando parodia las cosas ya que me gusta mucho.

Corregido, maquetado y editado por: Jack The Ripper (escrito por Puye)

“No admires a nadie a quien puedas ver al día siguiente”

Siempre me lo ando diciendo a mi mismo… si ellos supiesen, si tuviesen el poder de verme por un agujerito… ¡probablemente se buscarían otro ídolo!

Supongo que es algo inevitable, el sentir admiración por alguien es propio del hombre más cuando ese hombre (el admirado) resultas ser tu…¡ay amigo! Como cambia la cosa…

Desde siempre has sido un cualquiera, uno de esos niños repelentes que anda con la pelotita dándole a la pared a la hora de la siesta, ¡niño! Y acto seguido se acuerdan de tu madre, muy tranquila –por cierto- sentada en el sofá de tu casa y ajena a cuanto está pasando.

El caso es que con el tiempo, esa misma señora en bata y rulos de la que tanto habías oído refunfuñar como el que oye llover –todo sea dicho- convierte esa esquina y las pelotas que te había requisado colándose en su patio en un auténtico museo.

Aquí empezó a jugar fulanito de tal, ¿veis, veis? –explica a los señores del colacao– enseñándoles como si de un Velázquez se tratase las marcas de una pelota en su pared, ¡cómo si no hubiese pintado veces desde entonces!

Es sin duda tu primera admiradora

El modo de admiración cambia

Luego la cosa cambia, varia el modo de admiración y el modelo de admirador o admiradora.

Al principio, cuando empiezas a entrenar con el equipo “de los grandes”, pasas a ser “el nuevo”. Del “nuevo” nadie se acuerda de su nombre, excepto ellas claro. Ellas al loro siempre, de cada nuevo modelo, coche, o peinado de los antiguos sin perder de vista al nuevo inquilino. Comienzas a notar que te miran, te sientes observado te pongas donde te pongas, los más antiguos parecen notar ese “miedo” y te las azuzan. Al principio no comprendes muy bien de donde han sacado como te llamas, de donde eres, ni si tienes pareja. Luego poco a poco vas comprendiendo…

-¡Ey fulano!,

– ¿perdona, nos conocemos?

Porque no contentas con saber tu nombre, ellas te llaman por tu mote o por tu nombre abreviado, vamos que en tu vida habías oído ni a tu madre llamarte así.

El primer día es un…¿me firmas? Y tu pensando en voz alta, ¿una firma? ¿de verdad? ¿mía? Y se lo cuentas a todo el mundo como tu mayor proeza.

Al día siguiente ya sabes que no puedes ir en chándal a entrenar, algo cambia dentro de ti. Ellas te cambian la vida, sin duda.

Llegas a la ciudad deportiva y a la salida del entrenamiento las mismas de ayer te están esperando, por un momento las ves lejos mientras uno de tus compañeros les están firmando, pero apenas has tenido tiempo de agachar la cabeza ya las tienes a todas haciéndote lo que yo llamo un “circulo asesino” del que te es imposible salir, y te preguntas si a nadie se le habrá ocurrido probar a alguna de estas niñas como lateral izquierdo, ¡con la falta que nos hace alguien con esa velocidad!

Esta vez ya no es una firma, ¡ahora es una foto! Una foto, dos besos, un que bien hueles, que colonia usas

Cansado de la admiración

Al principio te gusta ser simpático con todas, no quedar mal. Al tercer día, te asombras viéndote a ti mismo escondido detrás de la puerta del vestuario y pidiéndole al utillero que les diga que ya no queda nadie.

Según te mandan a otro sitio a jugar la cosa vuelve a cambiar, aunque el mecanismo siga siendo el mismo. Se ahorran pasos con la ayuda de la prensa que les pone en bandeja tu ficha al completo, tu foto… Vuelves a ser el nuevo, pero esta vez con un nombre ya hecho, algo es algo.

Ahora, aparte de las nuevas fan del lugar de destino, te encuentras con las que ya tenías en el de origen… Esas no dejan de llamarte ni de ponerte mensajitos en el móvil, que ese es otro de los grandes misterios ¡cómo demonios han conseguido tu número!

Cuando ven que no consiguen respuestas te encuentras un mensaje impactante donde los haya: Oye, que soy la madre de fulanita ¡llámame! Y tonto de ti que piensas que es algo serio, la llamas…El mayor error de tu vida marcar ese número. Desde entonces tienes una fans más y de las que no se quitan….como la tinta de un bolígrafo y haciendo gala de aquello que dijo el cura: hasta que la muerte os separe.

A pesar de la pesadilla que supone para un día cansado o sin ánimo tener que pararte a firmar o a sonreír cien veces para las fotos.

Así que desde aquí, y a pesar de todo solo me queda darles las gracias…

6 respuesta a “Como sería tu vida si hubieras cumplido tu sueño”

  1. Sorry, pero no entiendo este artículo, explicadmelo porfa, seré tonto o algo. De quien habla, de PuYe? tienes admiradores? o es una generalidad, será cosa de que son las 2 y tengo sueño jajaja.

  2. Hola, hablo de como seria tu vida si huvieses cumplido tu sueño, en este caso me hago una tactica de coaching ami mismo imaginadome mi vida despues de conseguir mi sueño,. y funciona anda que no te pones en la piel de la gente haciendo esto..

    lo escribi porque me apetecia motivarme.

    P.D el articulo solo es una imaginacion de como seria tu vida.. no es que sea yo..

  3. aaah entiendo jaja buena tactica xD. Te pregunte la edad por q dices que quieres ser futbolista, pero la verdad creo q no importa la edad si te propones a realizar esa meta de verdad, los profesionales le daban patadas al balon desde los 3 años, pero que importa uno puede aprender ahora mismo y dar mil patadas al balon con cada pierna todos los dias. Ser el primero en los entrenamientos y ser el ultimo en irse, ir a por todas, y dar el 100% de ti en cada entreno. recuerda Si corres lo que te piden serás bueno, si corres el doble serás el mejor

  4. Gracias carlos, la verdad es que la edad corre en mi contra ya que tengo 22 años pero yo lo intentare.. y llegare donde llegare.. si no puedo llegar a primera, pues intentare a segunda, sino a segunda b pero ire a por todas..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.