Cómo encajar en un grupo

© CeeKay’s Pix

Es una situación habitual estos días en los que se inician muchos cursos que algunas personas sientan la necesidad de encajar bien en un grupo, de entrada, para no tener problemas durante el desarrollo del curso, así que hoy vamos a analizar los distintos roles de cada persona dentro de un grupo y vamos a buscar la manera de encajar con un grupo de gente a la que todavía no conoces demasiado.

Debo decir que las primeras impresiones son importantes, así que si tú eres de los que se deja llevar por esa primera impresión no descuides la imagen que das de ti mismo. Hablaremos sobre ello en un artículo dentro de unos días, sigue atentamente el blog o suscríbete sino quieres perdértelo.

Para sentirte cómodo en un grupo es necesario que tengas seguridad en tu forma de relacionarte con los demás y que no te dejes vencer por esas primeras impresiones negativas, aún y cuando los estímulos que recibas no sean positivos. Aprende a confiar en ti mismo y a ofrecer lo mejor de ti cada vez que conozcas gente nueva con nuestro curso de sociabilidad Cómo superar la timidez y ser sociable, en el que aprenderás a dejar atrás tus miedos gracias a la propia experiencia de su creador y de toda la gente a la que ha ido ayudando a lo largo de los últimos años.

En primer lugar cuando conoces a un grupo de gente nueva, tienes que llegar con la sonrisa en la cara, sin tensión. No trates de forzar las cosas, pues todavía es pronto, si no eres de los que se pone a charlar con el primero que encuentra no lo hagas. Toma tu sitio y saluda al llegar, con tu sonrisa dispuesta, y quédate a la vista, sin esconderte y relajado. Si tienes la oportunidad escucha las conversaciones, fíjate en los roles de cada uno y ves haciéndote a una idea del lugar que ocupará cada uno.

© dantzan

Lo normal es que en todo grupo haya un líder. Si te encuentras en un grupo con varias personas que quieren ejercer ese rol, lo más fácil es que el grupo se divida entre los diversos líderes y sus afines. También es habitual que se repartan por gustos comunes y afinidades. Aunque no todo esto va a pasar el primer día. Ya lo sabes.

El problema de muchas personas tímidas es que no toman partido por ninguno de los grupos que se pueden formar en una clase o algo parecido y pronto se dan cuenta de que aunque no tienen ningún problema con nadie tampoco pertenecen a ningún grupo y nadie les tiene en cuenta.

Esto lo tienes que solucionar tomando partido. Aunque te lleves bien con todo el mundo, es decir aunque tengas relación con todos ellos debes tratar de buscar el grupo más afín a ti, piensa lo que puedes aportar y ofrecer a cada uno de los grupos, en alguno habrá menos gente o faltará alguien con tu perfil.

No pidas permiso para formar parte del grupo, lo natural es unirte a ellos dando por sentado que eres bien recibido. No tiene sentido que alguien no sea bien recibido cuando todo el mundo se acaba de conocer. Así que no decidas lo que piensan los demás de ti antes de que ellos te lo demuestren o te lo digan.

Mi recomendación es que seas prudente en cuanto a tus intervenciones, que muestres que tienes opinión sobre las cosas pero que no trates de imponerla a nadie. Lo ideal es comportarse de forma asertiva. Respecto a este tema encontrarás multitud de artículos para ayudarte a entender y practicar la asertividad.

Lo ideal es que la prudencia se demuestre en tu número de intervenciones: no te quedes callado siempre pero tampoco seas el gracioso que tiene que sacar una puntilla de todo, hay momentos en que el resto de tus compañeros querrán escuchar al profesor, por raro que te parezca.

Aprende a confiar en ti mismo y tus opiniones y aceptar con buen humor que a veces te equivocas. Acepta que otros quieran hacer las cosas de otra manera y no guardes rencor si lo que tú propones no es lo elegido por el grupo. El rencor se nota y te lleva a hacer y decir cosas que los demás se tomarán mal. Si no quieres estar a mal con la gente y no tener un problema por dentro que te corroe lo mejor es que aprendas a ver a los demás desde un punto de vista positivo. Es decir, intenta ponerte en la piel del otro y entender que no todos hacemos las cosas del mismo modo o que no todos lo vemos igual todo.

Acepta las derrotas con deportividad y aprende, como decía, a reírte de ti mismo. Si tú eres el primero que se toma las cosas con buen humor nadie podrá usar tus defectos en tu contra. Esto es algo básico. Las debilidades que cada uno muestra son aquello que usan los demás para jugar en su contra. Cuantas menos debilidades muestres, menos ayudarás a las personas mal intencionadas a hacerte daño.

Siéntete como parte del grupo desde un principio, todos los elementos son básicos y necesarios así que no creas que la pieza que tú representas es menos importante, la seguridad en ti mismo será básica para que puedas sentirte cómodo en el grupo.

Lo normal es que antes o después de clase la gente queda para charlar, tomar un café… no te cortes y en esos momentos en los que ves que hay un grupito acércate a ellos y pregunta tranquilamente si van a tomar algo o qué hacen… Ves con ellos y empieza a formar parte del grupo. Estar en los primeros días de clase puede ser un gran momento en tu vida ya que lo tienes todo por hacer. Aprende a formar parte del grupo sintiéndote cómo contigo mismo y conseguirás que los demás se sientan también cómodos contigo. El optimismo, la alegría y ver las cosas de forma positiva siempre es bienvenido, así que practica el buen rollo.

Si necesitas que te echemos una mano para mejorar tu seguridad a la hora de relacionarte con otras personas te recomiendo nuestro curso Cómo superar la timidez y ser sociable en el que paso a paso superarás tus barreras y te convertirás en otro tipo de persona.

2 opiniones en “Cómo encajar en un grupo”

  1. “Las debilidades que cada uno muestra son aquello que usan los demás para jugar en su contra. Cuantas menos debilidades muestres, menos ayudarás a las personas mal intencionadas a hacerte daño.”

    ¿Por qué algunas personas cojen las debilidades de otros, sabiendo que el ser humano de por si es débil y fuerte?

    No somos perfectos, yo tengo mis cosas, pero el que habla mal de tí tambien tiene sus defectos, ¿tanto le cuesta mirarse al espejo? ¿tan cruel puede llegar a ser nuestra especie?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.