Cómo comportarse en una entrevista de trabajo: Las 5 claves para ser escogido

Entrevista de trabajo

Foto extraida de Rodrigosan

Buenas

Hoy en día hay mucha demanda y poca oferta de trabajo. Esto hace que antes de entrar en un puesto de trabajo tengamos que ir a unas 10 entrevistas de media o más. Lo mismo ocurre buscando piso, y es que nuestra actitud y la psicología que apliquemos es muy importante.

Si bien esta serie de consejos bien aplicados no harán que te cojan en cualquier entrevista si que harán que tu efectividad aumente bastante e incluso reduzcas a la mitad las entrevistas de trabajo que tengas que hacer para ese puesto que tanto deseas. Es una tarea difícil buscar trabajo así que estos consejos te irán bien

Buena Presencia

Algo esencial a la hora de ir a una entrevista de trabajo es tener una buena presencia. Los entrevistadores pueden saber mucho de tu psicología por simplemente como vistes. Aunque a ti te guste vestir a tu manera o con chándal debes cuidarlo mucho en las entrevistas. Debes ser lo suficientemente inteligente para que tu ropa diga: Soy alguien pulcro, limpio y ordenado, aunque tu luego seas un desastre.

En una entrevista debes crearte la mejor identidad posible que se requiere en un trabajo así.

La ropa que debes llevar tiene que ser elegante sin ser exageradamente elegante,

Se recomienda:

– Camiseta blanca (refleja pulcritud y buena persona)

– Vaqueros azules (refleja adaptabilidad)

– Zapatos

Cierta seguridad

Digo cierta porque ningún jefe quiere encontrarse a alguien prepotente capaz de intentar arrebatarle el puesto o crearse un negocio similar por su cuenta. Tienes que ir con la cabeza erguida pero sin atosigar al entrevistador, que se note que eres seguro pero no en exceso.

Nada de hacerte el alfa ni extender los brazos espachurrándote en la silla. Eso reflejará que eres un pasota y un pasota no gusta para un trabajo serio. Debes estar seguro en tus palabras y en las respuestas, ahí está la clave. Y cuando hables mirar siempre a los ojos ya que no mirar a los ojos se interpreta como desconfianza (aunque no sea así)

Respuestas emocionales y motivadas

Aunque no sea así tu actitud debe hacer saber al entrevistador que estás muy emocionado con el puesto, tus palabras deben reflejar cierta emoción, si el entrevistador nota en ti palabras de robot probablemente desechará tu oferta. Debes contestar lo que quiere oír el entrevistador y eso lo sabrás por sus ojos y su expresión facial.

Su mirada y expresión debe decir: «me encanta lo que acabas de decir». Sino obtienes respuesta alguna es que no lo has hecho del todo bien.

Si te preguntan qué quieres conseguir como Auxiliar administrativo tienes que decir algo así como:

«Pues me encanta eso de pasar facturas, hacer albaranes, lo veo muy entretenido y me encanta ser muy profesional en todo esto. Lo que quiero es hacer la vida lo más cómodamente posible a la empresa y hacer mi trabajo de la mejor manera posible»

Todo esto dicho con emoción, como queriendo decir: este trabajo me encanta, lo deseo y voy a hacerlo todo lo bien posible. Esto hará que tengas muchas papeletas para ser elegido. Una de las cosas que más les gusta tener a un jefe es un empleado motivado con el trabajo porque saben que la motivación hace mucho más que la formación.

Empleados motivados significa tener más éxito en la empresa. Empleados que simplemente quieren un trabajo para vivir significa empleados que solo harán su trabajo y punto y aunque un empresario no pueda exigir más, en todas las ofertas de trabajo exigen cosas muy exageradas como » Don de gentes, motivación y ganas de auto-superación tremendas».

Exigen cosas que solo el 1% de la población tiene, por lo tanto están exigiendo que se les mienta.

Respuestas rápidas, claras y concisas

No te tires diez minutos explicando porque quieres el puesto. Tienes que dar una respuesta clara, concisa y con mucha seguridad que transmita: «voy a hacerlo de la mejor manera posible y me encanta el puesto de trabajo, eso es todo lo que usted necesita saber» . Obviamente puedes pasarte rato diciendo cuanto trabajaste y te gustaban tus antiguos trabajos, pero en lo que se refiere a porque quieres ese trabajo y que es lo que te atrae debes ser rápido, claro y conciso.

Actitud ilusionada

A los jefes no les gusta contratar gente por contratar. Cuando lo hacen quieren ver a alguien a quien el puesto de trabajo les fascina y encanta. Por lo tanto ve a la entrevista como si ese fuera el trabajo perfecto para ti, y de hecho solo deberías presentarte a aquellos trabajos que te llenaran realmente y fueran ideales para ti.

Por lo tanto preséntate ilusionado, ve un poco antes de la hora prevista a la entrevista ( sin pasarte, solo 10 min antes o así, o si no llega en punto ) y muéstrate muy alegre por poder haber asistido a esa entrevista.

Resumen

Como vemos, las mayores claves son las emocionales, lo que tú transmites con tus gestos, tus expresiones y palabras. La clave básica es transmitir que eres el candidato ideal. Y los puntos anteriores te ayudarán mucho a ello

56 respuestas a «Cómo comportarse en una entrevista de trabajo: Las 5 claves para ser escogido»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.