Aprende a construir tu personalidad carismática

© Iberian Proteus

El carisma es algo que no puede faltar en un buen líder. Tener una personalidad carismática te ayudará a comunicar mejor, a dejar mejor sabor de boca y a hacer que los demás te presten atención sin que tengas que pedírselo. Alguien carismático es aquella persona capaz de hacer todas estas cosas que decía y de hacerlo de forma natural, espontánea, de ser divertido a la vez que interesante, goza de credibilidad y cualquier cosa que se propone la consigue ya que cuando hace algo lo hace realmente convencido.

Puede que el punto más importante sea este último. Una persona carismática es alguien que está muy convencido de su producto. Piensa en el vendedor que tiene que colocar algo de lo que no está seguro. Está el típico vendedor que es capaz de venderte hasta su madre y el caso contrario el que no es capaz de vender nada. Entre medio tenemos al típico que sólo es capaz de vender aquello en lo que cree o confía.

Cómo son estos tres vendedores? El primero es carismático, tiene confianza en él mismo y le da igual el producto. Este es un embaucador, pero para eso usa el carisma. No digo que sea bueno usarlo para eso. El segundo tipo es el inseguro, el que no tiene seguridad en si mismo y no es capaz de vender nada por bueno que le parezca. El del medio es alguien con seguridad en si mismo y nobleza. No es capaz de vender algo en lo que no confía. Cuando le compras lo haces convencido de su sinceridad y de su compromiso contigo, que eres su cliente. Sientes cosas distintas cuando se lo compras al embaucador. El noble, con su buen carisma te hace sentir mucho mejor que el otro. ¿Verdad? Pues una persona con carisma es alguien que confía en su producto, que no es otro que él mismo. Así que si quieres aprender a construir tu personalidad carismática no dejes de seguir nuestro vídeo curso Cómo liderar, liderazgo carismático. 

Una personalidad carismática tiene una serie de características que son comunes a todas las personas que tienen este tipo de personalidad. Vamos a analizar algunas de ellas para que veas qué tipo de transformación tienes que acometer, o lo que es lo mismo, en qué puntos tienes que fijar tu atención para mejorar y acabar siendo una persona carismática que sea capaz de liderar un equipo.

5 Puntos que definen una personalidad carismática

Son buenos comunicadores

Es algo que sin duda tienen todas las personas carismáticas. Saben comunicarse. Saben hablar, estructuran su discurso, conocen cómo manejar las emociones de las otras personas y saben qué palabras usar, cómo tiene que ser el tono de voz y el ritmo de su discurso en cada ocasión… No temen hablar en público y se les dan tan bien las grandes masas de gente como los grupos pequeños o las distancias cortas.

Esto no significa otra cosa que saber escuchar. No solo saben hablar, en público y en privado sino que están dotados con el don de saber escuchar. Aprenden a aceptar las críticas ajenas, las sugerencias de mejora y las cosas que los demás tengan que decirles en general.

Pero además de saber escuchar y de saber tomarse las críticas de forma constructiva saben hacer caso de lo que escuchan. Saben aprender de sus errores y son agradecidos con los que se toman la molestia de decirles que algo no está bien. Es difícil ser un enemigo de una persona carismática puesto que siempre aceptará deportivamente que tienes cosas u opiniones en su contra. Valorará si tienes razón en algo de lo que dice y si es así aprenderá y tomará ejemplo.

Una persona carismática es buen comunicador por tener el don de la palabra pero también por la coherencia de sus actos y de su modo de comportarse.

© Energético

A consecuencia de ser buenos comunicadores resultan inspiradores para los demás. Si su experiencia es buena y la saben comunicar con entusiasmo su ejemplo servirá para que otros estén dispuestos a hacer lo mismo que él, a que quieran imitarle.

Además, conseguirán que las personas confíen en ellos, no sólo porque lo que dicen resulta de fiar sino porque son personas que saben escuchar y que están en constante mejora y aprendizaje. Una persona con carisma sin duda es alguien en que desprende seguridad y confianza y que te hace saber que puedes contar con él y que puedes hablar con esa persona. Puedes contar con él a todos los niveles, para que resuelva tus problemas, para que los escuche y para que mejore en consecuencia lo que no está haciendo bien.

No hay nada mejor que un líder carismático. Si la gente sigue a alguien que no sólo les convence sino que trabaja  de forma proactiva para mejorar las condiciones de vida o de trabajo de la gente que le sigue, éstos no podrán dejar de seguirle. En resumen un buen líder es aquel que transmite pasión por lo que hace y que demuestra que trabaja para sus seguidores y no para su interés personal.

Lo peor que le puede pasar a un líder es perder su credibilidad. Si alguien confía en otra persona y esta defrauda su confianza va a costar mucho recuperarla. La confianza es algo que se gana poco a poco y que se pierde en un momento.

Lo mejor cuando un líder se equivoca es reconocer su error. Pero para ser un buen líder tienes que conseguir que todas tus acciones sean intachables. La confianza no se pierde por una equivocación sino por hacer algo que se contradice a tus creencias o enseñanzas. Si eres un líder religioso que promulga la castidad no te pueden pillar con tres chicas en la cama. Eso es hacer lo contrario de lo que dictas y por eso se pierde la confianza en una persona.

Además un buen líder entiende que la comunicación no contempla la crítica a otras personas. No va a perder el tiempo hablando mal de los demás. Una persona carismática no critica. Apúntatelo y tenlo bien presente.

Mañana seguimos con las otras cuatro cualidades que te harán ser una persona carismática y un líder al que todos querrán seguir. Mientras, plantéate aprenderlo todo sobre liderazgo en nuestro curso: Cómo liderar, liderazgo carismático. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.