7 ACTITUDES (PASA DE PERSEGUIR A QUE RUEGUEN POR TI)

La actitud esa palabra mágica que marca la diferencia entre un perseguido y un perseguidor. Conseguir que te quieran como pareja, que te persigan y te deseen para estar contigo, es una cuestión de atracción. Es tener la disposición para imponer tu personalidad.

Las personas que son perseguidas, tienen una conducta clara que lo predisponen a caer bien, son de apariencia sensibles y siempre llaman la atención. Los seres que están siempre bien cotizados aceptan la vida de una manera diferente, llevan una existencia libre de desengaños, y desesperanzas.

Tener la actitud correcta para enfrentar la vida, te proporciona múltiples beneficios. Es imprescindible recordar quien eras y quien eres antes de enfrentar una relación amorosa, saber que antes de enamorarte era imposible sentir ansiedad por quien no conocías y entender que si antes eras feliz lo puedes seguir siendo.

Las personas que son perseguidas son inmensamente felices, saben cuál es su vida y no la cambian por nada, tienen un perfecto control de sus emociones porque están libres de presiones. Eligen a quien dejan entrar a su mundo sentimental y no se apasionan fácilmente. Por el contrario, los perseguidores se desesperan y viven en un estrés constante.

El perseguido es un líder que se conduce con seguridad

No pidas perdón, ni su permiso, eres un perseguido que puedes tomar lo que quieras, con una actitud segura y confiada que sorprende por las decisiones que tomas. No te cohíbas por nada, aprende a realizar lo que deseas, eso te hace único, atractivo y te hace inmune a los demás.

Es necesario ser prudente, tener mesura para tomar decisiones importantes. El perseguido deja que el tiempo fluya, lo invierte convenientemente sin perder el interés en lo que quiere. Véndete a un precio alto, cuando eres muy cotizado los demás deben valorarte, saber que eres sumamente valioso y que no te puede tener todo el mundo.

Darte la importancia necesaria para que se interesen en ti, hacerte imprescindible en su vida para que te persiga incasablemente. Mantén siempre la dignidad, el perseguido tiene el límite de su conducta y se comporta con entereza ante cualquier situación. No tengas miedo de ser tú mismo, hay que ser arriesgado, emotivo, el que no arriesga jamás gana.

Si quieres conocer 7 actitudes para pasar de perseguir a que rueguen por ti, te recomiendo mis audios libros: Como recuperar a tu ex y como conseguir pareja. Para una atención personalizada te recomiendo utilizar mis servicios de coach personal.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.