Visualización positiva

Visualización positiva
Photo Credit: Tomasito.!

La visualización positiva es una técnica muy potente que suelo usar en los momentos en los cuales me siento algo deprimido o cuando tengo un problema y lo veo todo de color oscuro. O cuando no me atrevo a realizar algo por temores infundados.

Se trata como su propio nombre indica de tener una visualización positiva de ti mismo en un futuro, de verte en una situación de éxito y seguridad, de sentir y recordar cada una de esas emociones para poder utilizarlas a tu favor.

Para utilizar la visualización positiva lo único que se necesita es tener una mente muy abierta, ser una persona imaginativa y sobre todo lo más importante: tener muchas ganas de sentirte bien, de motivarte y de terminar cuanto antes con los sentimientos de tristeza, producido por ese mal momento que estás pasando.

La técnica de la visualización positiva.

Lo ideal es realizar esta técnica en un sitio tranquilo, fuera de toda presión y ruidos externos, como por ejemplo en casa, en tu habitación… Pero si no puedes no pasa nada, intenta realizarla de la mejor manera que puedas ajustándote a los pasos en la medida de lo posible.

Pasos:

  • Intenta evadirte de todo tu alrededor, relajarte y estar lo más concentrado posible.
  • Visualízate a ti mismo saliendo triunfador de la situación que te produce la preocupación ahora. Imagínate como estarás cuando todo haya salido bien, ya tienes lo que quieres, no ha pasado nada malo de lo que pensabas, sino todo lo contrario y eres feliz. Eres un triunfador y te gusta serlo. Te sientes muy bien, una persona segura y confiada.
  • Siente esas sensaciones,  sumérgete en ellas, empieza a sentir ahora como las estas adquiriendo en el presente. Adquieres autoestima, confianza y seguridad, nota como te van inundando esas sensaciones por el cuerpo.
  • Si no te atrevías a realizar algo, ahora que estás inundado de sensaciones positivas en tu cuerpo, de seguridad, autoestima y confianza  es el momento de actuar. El haberte inundado de sensaciones positivas te ha hecho recuperar esa confianza y alegría que habías perdido.

Visualización positiva: ¿Cuándo utilizarla?

Lo ideal es utilizar la visualización positiva cuando no ves ninguna salida a tu problema. Cuando estás estancado en un estado negativo que no sabes cuándo pasará.

Por ejemplo; estás buscando trabajo desde hace mucho tiempo y no lo consigues, con lo cual estás frustrado contigo mismo y te pones a pensar que nunca encontrarás ninguno y estarás siempre en ese estado. Visualízate a ti mismo obteniendo ese trabajo, sintiendo la alegría que sentirías el mismo día que te comuniquen que te han seleccionado.

Mírate como te levantas tu primer día y te arreglas para ir a trabajar con una sonrisa de oreja a oreja. Visualízate, observa lo que sientes, regocíjate en esas emociones y guárdalas en tu mente para poder sentirlas siempre que quieras.

También se puede utilizar con muy buenos resultados cuando no se tiene confianza para realizar una cosa. Cuando no te atreves a realizar una acción por el temor a sus consecuencias. Es entonces cuando también debes usar la visualización positiva.

Por ejemplo, estás en un bar con tus amigos y te has fijado en una chica, la chica también se ha fijado en ti, tú te has dado cuenta pero no te atreves a ir a hablar con ella por miedo al rechazo o al que dirán tus amigos si te rechaza. Imagínate por un instante que vas de manera segura y confiada hacia esa chica, no tienes nada que perder, te acercas a ella, la sonríes  y le haces cualquier pregunta para romper el hielo. La chica te responde amablemente con una sonrisa y consigues su aceptación manteniendo una conversación agradable.

Imagina el subidón de autoestima que te dará dicha visualización positiva, la sensación de bienestar contigo mismo al haber sido valiente y haberte superado a ti mismo acercándote a ella. Además ha salido con éxito, aunque si no saliera recordarías que es más valiente el haberlo intentado que el quedarte con la duda de que hubiera pasado.

Cualquiera de tus amigos tendría envidia de ti por haberlo intentado (aunque nunca lo manifestarán por orgullo).

En cualquier caso has dejado de ser un cobarde y has actuado por ti mismo. Visualízate paso por paso cada momento de esa situación, siente lo que sentirás cuando lo hagas, disfruta de ese momento, de esa confianza, una vez que sientas todo eso, es el momento de dar el paso y actuar.

Intenta realizar esta técnica y verás como obtienes los resultados descritos aquí, lo  importante es hacerla bien para poder inundarte de las sensaciones que deseas tener. Quizá al principio te lleve un poco más de tiempo pero con la práctica lo conseguirás.

Para gozar de estas visualizaciones positivas te recomendamos nuestra sección de Hipnosis en nuestra tienda online.

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union / Contrareembolso o Metálico (Solo España estos dos últimos)

Una respuesta a «Visualización positiva»

  1. Interesante lo de la visualización positiva. Estaba pensando que quizá sea beneficioso tenerla como una práctica diaria además de solo para esos momentos. Por ejemplo, todos los días a las 23 hrs. o 1 hora antes de acostarse, o al despertar por la mañana… no lo crees?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.