Problemas sexuales típicos de la vida en pareja

© keso

Las relaciones sexuales son una parte imprescindible de la vida de pareja. Muchas parejas, que tienen problemas, dejaron atrás su vida sexual antes de darse cuenta de que tenían otros problemas. Dicho de otra manera, la falta de sexo es un síntoma de que hay otros problemas en la pareja, probablemente problemas de los que no son conscientes o no quieren reconocer en voz alta, pero que acaban saliendo con el tiempo.

La falta de sexo también es la causa del alejamiento de las parejas, que se comportan como compañeros de piso que trabajan con un objetivo en común pero que no tienen ningún tipo de vínculo o intimidad más allá de pagar las facturas y la educación de los hijos. Muchas de estas parejas asumen como normal que esto pase y entienden que el sexo no es prioritario y que su relación se ha estabilizado y dejado atrás la pasión.

El problema llega cuando una de las dos personas de la pareja redescubre su sexualidad gracias a una tercera persona que despierta en ella sentimientos y sensaciones que su pareja hace años que no provoca. Y entonces llega la infidelidad y el descubrimiento de que en realidad no solo era un problema sexual sino que este enmascaraba otro problema mucho más grave e insalvable. Hay varios problemas sexuales que se repiten en las parejas y que son comunes entre unas y otras. Hoy vamos a hablar de los problemas sexuales más frecuentes en la vida de pareja.

Dejarlo para mañana

Cuando se convive se tiene todo el tiempo del mundo, pero eso es algo que juega en la contra de la vida sexual de la pareja. Y es que en el sexo deberíamos respetar siempre aquello de “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Si lo dejas para el día siguiente es una oportunidad perdida y poco a poco se van distanciando las relaciones sexuales hasta que llega un día en que no te acuerdas de cuándo lo hiciste por última vez.

Los hijos

Aunque el embarazo es un momento en el que muchas mujeres se sienten especialmente activas en la cama, es una de las excusas por las que muchos hombres no quieren practicar sexo. Dicen que “les da cosa”, aunque también son las mujeres las que prefieren no tener sexo mientras están embarazadas. A no se que sea una recomendación médica, tener sexo durante el embarazo no supone ningún problema y es totalmente recomendable para una vida sana de pareja.

Después del embarazo llegan los hijos y con ellos el cansancio, las noches en vela y los intentos interrumpidos. De nuevo, se distancian las relaciones sexuales unas de otras y se pierde intimidad con la pareja. El contacto sexual implica contacto físico y eso es parte de la intimidad y la cercanía que necesita una pareja.

© basvasilich

Problema de gustos o de frecuencia

Hay veces que el problema tiene una fácil solución y consiste en hablar con tu pareja de lo que te gusta o no te gusta, de lo que echas de menos o de lo que te sobra. Pero hay muchas parejas que practican sexo de forma rutinaria y que jamás hablan sobre el tema. Si no se habla sobre el tema no se pueden conocer los gustos y necesidades de la otra persona.

El desencanto

Cuando iniciamos una relación de pareja la líbido está muy alta, tenemos ganas a todas horas y parece que nos falta tiempo y que nos sobra ropa. Solemos ser impulsivos, muy pasionales y muy intensos. Esto es algo que cambia cuando convivimos con la otra persona y el sexo se vuelve algo rutinario, pero no por ello de mala calidad. Al contrario. Se dispone de más tiempo y menos urgencia por lo que podemos dedicar más rato y más calma a las relaciones sexuales, pero a menudo lo vemos como que se ha perdido la pasión y nos desencantamos de nuestras relaciones porque les falta pasión. Esta falta teórica de pasión lleva a más desencanto y a una falta de ganas de practicar el sexo.

Si algo conlleva la vida de pareja es la falta de espontaneidad. No solo en el sexo sino en muchas otras facetas de la vida. Pero muchas personas no son capaces de aceptarlo ni entenderlo y se deprimen y creen que la rutina es negativa y que la falta de espontaneidad mata la pasión. Pero siempre es mejor tener sexo no espontáneo que dejar de practicarlo.

Falta de líbido

Muchas personas se quejan del trabajo, de las preocupaciones, o de sus problemas en otros ámbitos de la vida para justificar la falta de líbido y aunque puede responder a un problema médico la mayor parte de las veces responde a un problema psicológico. Muchos de los problemas que hemos comentado en este artículo se acaban describiendo como una falta de líbido. Simplemente no te apetece tener sexo. Y como decíamos al principio eso es síntoma de que algo más va mal. Si no le damos importancia a nuestra vida sexual otros aspectos de nuestra pareja se resentirían.

La vida en pareja es algo complejo, no es tan fácil como conocer a alguien, enamorarse y conseguir un piso para vivir juntos. La vida es complicada vivas o no en pareja y mantener una relación de afecto y con pasión conlleva un esfuerzo importante siempre, cada uno de tus días.

No basta con conquistar a la otra persona y después una vez la pareja se afianza dar por hecho que ya va a ser así para siempre. Aunque tus creencias morales o religiosas te obliguen a vivir con la misma persona toda la vida no tienes porque aceptar que esta sea una vida sin pasión, aburrida y sin afecto. El sexo es una muestra de afecto íntimo, algo que solo puedes hacer con tu pareja, y es la mejor forma de mantener una relación de pareja sana, ya que por definición una pareja tiene que tener un vínculo de intimidad que no tienes con otras personas. Si tu pareja pasa por momentos bajos en la vida sexual planifica la recuperación de la pasión y recuerda que es mejor el sexo planificado que la ausencia de él.

4 respuestas a «Problemas sexuales típicos de la vida en pareja»

  1. yO SOY UN HOMBRE TRBAJADOR LE DOY TODO A MI FAMILIA, Y PARA MI SIEMPRE HAY ESWCUSAS Y ME PONEN CONDICIONES POR LO MENOS SEXO SOLO CUANDO ELLA QUIERE Y CUANDO QUIERO YO LO ACEMOS PERO CON RESTRICCIONES COMO NO BESAR NO SER ATREVIDO Y CIENTO QUE ELLA QUIERE QUE YO ALLACULE RAPIDO PORQUE ELLA NO QUIERE MUCHO TIEMPO QUE ESTE EN SIMA Y LO OTRO ES QUE SOLO SE ABRE Y YO MENCIMA ELLA EN OTRA POSE NO LE GUSTA LO OTRO ELLA SE VA Y NO LE IMPORTA QUE YO LLEGUE CANSADO DE TRABAJAR Y LLEGO HACER MI COMIDA Y LE DA LO MISMO LO OTRO QUIERE QUE LE DE CADA DIA MAS DINERO Y CON MIGO LA VEO ABURRIDA SISEMPRE ANDA DE MAL HUMOR Y OTRA JENTES SON RISADAS HASTA CONTANDO CHISTES TENGO 27 AÑOS DE CASADO TENGO DOS HIJOS Y HABLO CON ELLA PARA PEDIRLE QUE ME DE MAS ATENCION Y AMOR Y ME RESPONDE ELLA ESTABIN QUE YO SOY EL INCONFORNME PORQUE ME TIENE ACONDICIONADO QUE LOLO UNA VEZ ALA SEMANA TENGO DERECHO A SEXO QUE ME ACONSEJAN YA ESTOY DESERPERADO

    1. Deberias hacerte respetar más, compórtate como un macho alfo. Castígala por ser así y quítale sus gustos y deja de consentirla tanto en todo.

    2. Ten cuidado, me suena a que hay alguien mas, te lo digo por experiencia. Haz como yo y dale un ultimatun, o tengo en casa lo que quiero o lo busco fuera. Al final la cogi con otro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.