Pistas que dejan los infieles (2)

© munmay

Bueno, ayer publicábamos un artículo sobre las pistas que dejan los infieles  y no nos quedó espacio para hablar de nada más que el olor. Algo muy importante y que suele dejarnos pistas para descubrir infidelidades. Aunque solo sean de las que ocurren una vez, precisamente esas que son las que no se planifican pueden dejar más pistas debido a lo improvisado de la situación.

Si tu pareja te es infiel de forma habitual por mucho que sea una persona cuidadosa nunca podrá controlarlo todo. Siempre hay alguien que te puede ver entrando en algún sitio, alguien que te puede conocer o conocer a la persona con la que has estado. Por no hablar de que necesitas confiar ciegamente en la otra persona y en su entorno. Si se lo cuenta a alguien ya no sabes dónde puede acabar la historia. Si la otra persona tiene pareja no sabes si puede tener un ataque de sinceridad y contarlo todo dejando a tu pareja con el culo al aire. 

Dicen que cuando quieres ser infiel lo mejor es que busques a alguien que tiene tanto que perder como tú, porque de este modo ambos se cuidarán de que no les pillen. Aún y así hay mucho en juego, no solo tenemos que tener cuidado con el entorno o la pareja de uno sino también del otro. Lo dicho los infieles casi siempre dejan pistas. Tarde o temprano los descubrirás. Pero si quieres avanzar la situación o aclarar cosas que has visto o sospechas que tienes y que no sabes cómo tomarte te recomiendo nuestro libro Cómo saber si me engaña.

Más pistas que delatan la infidelidad

El cuidado personal

Si tu pareja no se cuidaba lo más mínimo y de repente empieza a vestirse de modo que siempre se vea bien, si pone especial esmero en algo a lo que hasta hace nada no prestaba atención, preocúpate. Estudia la situación, a veces las personas cambiamos, maduramos y creemos que nos hacemos mayores, engordamos o ya no nos vemos tan bien como antes y para no caer en depresión lo que hacen es arreglarse más y tratar de permanecer activas y alegres. Verse bien es lo primero necesario para sentirse bien. Si nos sentimos bien pero no nos vemos bien, y eso nos preocupa, no nos sentiremos bien del todo. Es un círculo vicioso así que si tu pareja ha dado un cambio en ese sentido analiza las razones.

Puede que antes ya se arreglara pero que ahora lo haga en situaciones que no te parecen normales como ir a la compra o visitar al doctor. Cuando sale con sus amigas, si antes iba en vaqueros y botas y ahora va con falda y tacones preocúpate. Puede que haya conocido a alguien en el entorno ese en el que cambia su actitud y que necesite reforzar su seguridad ante esta persona y seducirla.

El dinero y los tiquets

Son descuidos de lo más tontos, un restaurante, un café, algo que no es normal. Puede que no lleguen los tiquets a tu casa pero si ha pagado con tarjeta están los extractos bancarios. Algunos creen que sus parejas no tienen derecho a mirar esto pues forma parte de la intimidad de cada uno. Las cartas de otra persona no se abren, así que ese secreto se espera que se mantenga ahí dentro. Pero de repente un día te equivocas de sobre y abres el extracto de su tarjeta y te encuentras que ha pagado un hotel en el que no ha estado contigo y no ha pasado una noche fuera de casa. Va al hotel durante el día o la tarde y luego vuelve a dormir contigo. Cobros de aparcamientos en una zona por la que no es habitual que se mueva o disposiciones de efectivo en cajeros que tampoco le tocan por zona. ¿Vamos al hotel? Sí, pero espera que saco dinero y que mi pareja no me pille, y saca dinero en el cajero del pueblo donde está el hotel, a 30km de tu casa. Sospecha.

© Send me adrift

El coche

A menudo los infieles no hacen otra cosa que conducir con el coche hasta un lugar discreto y allí tener su encuentro sexual. No se pueden permitir un hotel o ir a casa de ninguno y ya no tenemos edad de andar pidiendo llaves de sus casas a los amigos. Así pues, en el coche van a un bosque, un descampado o un aparcamiento discreto. Mientras, pueden multarle y sacarle una foto, se le puede pinchar una rueda o cualquier persona puede verle conduciendo hacia las afueras… En cualquier momento puede aparecer alguien diciendo, te vi el otro día en la carretera dirección a la montaña. ¿No me viste? No serías la primera persona que recibe una multa y descubre por la foto que en el coche iban dos personas y que la otra no era ella.

Las miradas

Mira a tu pareja a los ojos. Si no tiene nada que ocultar te aguantará la mirada tranquilamente. Si no es posible que no lo soporte y mire para otro lado, te pregunte qué pasa y cosas por el estilo, siempre me miras así, ¿qué haces? La cuestión es que se sentirá incómoda con tu mirada directa a sus ojos. Hazlo cuando llegue de trabajar, de un viaje de negocios. De aquellos momentos en los que puede haber tenido la ocasión de serte infiel. Si cree que sospechas los nervios le delatarán o por lo menos le jugarán más de una mala pasada.

No está de mas que controles el tema del lenguaje corporal. Cuando alguien miente lo hace de forma que el cuerpo no nos engaña aunque ellos no sean conscientes de que sus gestos, las miradas, la respiración y otras muchas cosas están diciendo la verdad o por lo menos destapando la mentira. En nuestro libro Cómo saber si me engaña hablamos sobre las pistas que dejan frecuentemente los infieles, de los detalles que tienes que observar de cerca y por supuesto del lenguaje corporal de los mentirosos e infieles. Un libro que te ayudará a destapar la mentira.

 

2 respuestas a «Pistas que dejan los infieles (2)»

  1. el mantiene con elcelular cuando estamos compartiendo conmi hijo lo llaman ydice que esta donde unos amigos enve de decir que esta con su mujer ysu hijo

  2. El cambio de aptitud en casa es lo primero,está como ausente,y comienza a aislarse.cualquier excusa es buena para echarte la culpa de algo,lo que sea…y comienzan a ducharse de buena mañana con canciones de amores imposibles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.