Liderazgo y motivación

Liderazgo y motivacionphoto credit: Marco Gomes

La motivación es un rasgo esencial en el Liderazgo. Hay que saber motivar al público, a las personas para que hagan lo que queramos, a nuestro equipo de trabajo, a nuestros amigos para ir a  un sito… En este artículo te enseñamos con todo detalle como motivar a las personas para conseguir que hagan lo que tú quieras y para que decidan seguirte a ti y no a otro.

Liderazgo y motivación con emociones

El primer paso para motivar es transmitir emociones, tenemos que transmitir estados emocionales. Cuando una persona entra en un estado emocional y lo transmite a través de sus palabras y gestos está transmitiendo esas mismas emociones que representa con sus palabras, gestos y el estado interno.

La gente se preocupa muchas veces por tener determinado lenguaje corporal o cuidar su apariencia y no se fijan en su estado interno. El estado interno de una persona es mucho más importante y se transmite con mucha más contundencia.

Si tú crees que eres la leche y estás muy seguro vas a dar un discurso impresionante independientemente de como tengas tu lenguaje corporal o tono de voz, pero si en cambio eres muy inseguro y sigues técnicas para aparentar buen tono de voz y buen lenguaje corporal probablemente te salga un discurso mediocre ya que «imitar» no implica ser.

Ten muy en mente tu estado interno al hablar y al intentar provocar cambios en las personas, si quieres que te sigan tu estado interno debe ser seguro y con el estado emocional correcto para hacer que te apoyen.

Si por ejemplo quiero que la gente vaya a una manifestación contra la sanidad privada lo que haré yo será indignarme y exponer los argumentos de porque hay que ir, al yo indignarme estaré transmitiendo esa indignación hacia la sanidad privada a quienes me escuchen y por lo tanto aumentando en gran medida mis posibilidades de éxito ya que es mucho más fácil que alguien indignado con la sanidad privada acuda a una manifestación que alguien que no tiene sentimientos al respecto.

Hay que crear sentimientos en las personas para que actúen, las personas no somos perros, no puedes colocarle una salchicha delante de una persona y gritarle: «CORRE, VE A POR ELLA», los humanos somos un pelín más complicados pero seguimos guiándonos casi enteramente por las emociones.

Una persona no irá a una manifestación contra la sanidad privada porque eso es hacer lo correcto, a las personas les da igual lo que es correcto o no, lo único que les interesa e importa es lo que les provoca las emociones, sino provocas emociones no estás motivando ninguna acción.

Aprende a provocar emociones, aprende a provocar acción. Lo que yo suelo hacer es que me veo inmerso en mis palabras y las siento cuando hablo, digo cosas que realmente pienso y entro internamente en estados emocionales. No hablo como un predicador de forma exagerada (ya que eso es rozar el frikismo) sino que hablo tranquilo, con tintes emocionales pero a través de mi estado interno transmito las emociones. Y lo mejor de todo es que el estado interno de una persona se percibe rápidamente, es algo innato en los seres humanos.

Rápidamente nos contagiamos estados emocionales y transmitimos estados emocionales. Te voy a poner un ejemplo, el otro día estaba paseando a mi perrita Kiara y Kiara se entretuvo con otro perrito, yo no sabía si era perro o perra así que le pregunté al dueño: «¿es chico o chica?» y me contesto: «CHICO» pero lo hizo con una expresión, un lenguaje corporal y un estado interno que denotaban desasosiego, enfado, es decir a la persona se la veía como cabreada y se le notó por el estado interno que transmitía al hablar.

Un amigo con el que iba me dijo: «casi se nos come por preguntarle eso…». Tu estado interno se transmite con mucha más facilidad de la que crees así que antes de defender causas por las que no crees piénsatelo dos veces porque te van a pillar por mentiroso. Siente las emociones, siente lo que dices y lograrás motivar a tu público como nunca antes lo has hecho.

Liderazgo y motivación con convicción

El segundo punto clave a la hora de motivar es la convicción. ¿Realmente te crees lo que dices? ¿Haces creer a los demás en lo que dices?

Si te has fijado más que algo sea cierto o no lo que hace que sea cierto o no es la convicción con lo que se dice. Por eso la política nos desespera tanto porque un político puede decir ante todo el país una barbaridad pero como lo dice tan serio y lo transmite nos lo creemos, hay convicción en sus palabras. Esos políticos aprenden a mentir con mucha convicción como el que más y eso es un arma muy poderosa en las manos inadecuadas.

Recuerda que no tienes que aprender a mentir sino a sentirte seguro en tus opiniones y juicios, aprender a creer que lo que tú dices es la verdad más absoluta del mundo y que no hay alternativa para otras opciones, lo complicado aquí está en que tú igualmente aunque creas eso debes ser capaz de aceptar críticas y mejorar constantemente para cada vez tener opiniones más correctas y ciertas.

Es un poco contradictorio pero debes aplicarlo para poder seguir mejorando siempre. Acepta las opiniones de los demás pero ten claro que lo que tú dices es la bomba y que antes de cambiarlo muy cómodamente en casa te pondrás a meditar sobre ello.

Más que creerte lo que tú dices es que tienes que vivir lo que dices, como si la vida te fuera en ello, habla transmitiendo la sensación de que darías tu vida por lo que estás diciendo, da la sensación de que tus palabras están avalados por años de experiencia y estudios minuciosos, habla como si tus palabras fueran matemática pura irrefutable.

¿Entiendes ya el concepto de la convicción? No es que tengas que convencer un poco, sino que tienes que impactar de lo seguro que te ves al hablar y de cuanto crees en lo que dices, esa convicción hace que la gente se replantee sus puntos de vista, favorece mucho que te apoyen y sigan porque: «vaya, si lo dice tan seguro es por algo».

Recuerda que más que por lógica (que también ayuda mucho) nos movemos por emociones y la convicción yo la considero una emoción muy positiva y decisiva a la hora de conseguir Liderazgo y motivación. De hecho la convicción transmite seguridad y confianza hacia nosotros y nuestras opiniones y las personas quieren seguir ideas seguras y a personas seguras, no ideas indecisas y personas que no saben si van o vienen.

Recuerda: Liderazgo y motivación se basa en convicción y en transmitir emociones, si logras eso nadie logrará pararte.

Aprende como liderar con nuestro videocurso de 5 horas en alta definición: Liderazgo Carismático.

5 respuestas a «Liderazgo y motivación»

  1. hola, un gusto leerte y saludarte…una sugerencia jack…ayudarìa un pelito(o màs) si en algunos de tus posts pusieras ejercicios y no solo teorìa, vaya que la captamos, pero en veces uno no sabe por donde empezar, a veces he llegado a la depresiòn de sentir que no encuentro camino aquì, y todo por no saber còmo empezar.

    un saludo

    gracias (:

  2. Hola Cris solo aplica lo que dice Salmos 65:2, aún así podrías sentirte desanimada porque pareciera que tus respuestas no vienen inmediatamente pero recuerda lo que dice Lucas 11:13, seguro Jehová te sostendrá, te levantará y si estás con Él ¿Quién contra tí?
    Saludos CFM :)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.