10 consejos para que tu pareja funcione (1)

Photocredit: Martin mtoole.co.uk

Cada pareja es un mundo, sin embargo hay una serie de consejos que se pueden aplicar a todo el mundo y a cualquier relación de pareja. Es básico tenerlos en cuenta para que tu pareja funcione, desde el principio y para siempre.

Ni siquiera cuando las cosas van bien a nivel individual es una garantía de que la pareja vaya a funcionar, imagínate cuando os encontréis con algún bache en vuestra vida, que los habrá. Siempre pasan cosas. Las malas épocas nos afectan como personas pero también a nuestra pareja.

No todos vivimos los problemas de la misma manera ni exteriorizamos igual nuestros sentimientos. Así que ahí van los 10 mejores consejos que te podemos dar para que tu vida en pareja sea feliz para siempre. No diré como el primer día, sino que conseguirás que el amor crezca y la felicidad aumente, de modo que serás más feliz que el primer día.

Para ser feliz hay que saber valorar lo que uno tiene y una pareja estable con la que llevas mucho tiempo es algo que no hay que infravalorar.

No por llevar juntos mucho tiempo tenemos que quitarle importancia al hecho de vivir felices en pareja. Eso es todo un logro y no muchos lo consiguen.

¿Quieres saber qué tienen en común las parejas que llevan felices muchos años juntos?

10 consejos para que tu pareja funcione

1. Amor

El amor es básico para iniciar una relación de pareja. Muchas parejas se conocen y empiezan una historia movidos por la pasión, por ejemplo. Pero para que ese par de personas se convierta en una pareja hace falta una complicidad mayor que la que te dan las relaciones sexuales, que ya es mucha, pero una pareja por definición necesita amor.

El amor crece con los años. Puede que cambie de aspecto pero el amor no deja de crecer nunca. Aunque a veces nos parezca imposible tenemos una capacidad ilimitada para amar. Siempre puedes querer más a alguien, cada día que pasa añades un día a vuestra historia y un montón de razones para quererle más.

2. Respeto

Lo hemos dicho en nuestros artículos mil veces. El respeto es tan básico como el amor. Alguien que no se quiere a si mismo no podrá quererte a ti. Simplemente no sabe. Alguien que no te respeta o que no se respeta a si mismo no fomenta que el amor crezca cada día ni una relación en paz y armonía.

El respeto hacia uno mismo es prioritario. Si tú te respetas harás que los demás lo hagan. Si tu autoestima no te permite respetarte dejarás que los demás te traten mal y creerás que lo mereces. Eso no es sano, ni cuando te lo haces a ti mismo ni cuando permites que lo haga otro.

El respeto en una pareja no hay que perderlo nunca.  No puedes querer de forma libre y sana a alguien a quien no respetas. Lo ideal es sentir admiración por la otra persona. No una admiración ciega, pero seguro que tu pareja tiene valores y es capaz de hacer cosas que tú no puedes.

Si lo admiras en algún aspecto es mucho más fácil que le respetes y le quieras. Si te sientes admirada te sentirás más querida. Todos tenemos algo por lo que admirarnos si tu pareja no es capaz de verlo tenéis un serio problema.

Photocredit: Joe Wilcox

3. Paciencia

La paciencia es básica para todo en esta vida. No todos funcionan al mismo ritmo que nosotros ni piensan de la misma forma, por tanto nos encontraremos con multitud de situaciones en las que perder la paciencia parece el camino más fácil.

Con tu pareja es básico saber tener paciencia, respetar los ritmos del otro y su forma de hacer las cosas. Compartir las tareas domésticas, por ejemplo, es algo que no hace mucho no era habitual en las parejas, pero que cada vez, por suerte, se extiende más.

¿Qué sentido tiene exigir a tu pareja que haga las cosas como tú quieres? De acuerdo, puede que sea un desastre… pero lo hace, si te enfadas o criticas lo más fácil es que deje de hacerlo. Por tanto, para este tipo de cosas y para muchas otras la paciencia es una de las mejores cualidades que puedes tener.

Unido con el sentido del humor, en el siguiente punto, la paciencia será la que marque la diferencia entre discutir y no hacerlo en muchas ocasiones. Así que ser paciente y saber dar a cada persona su tiempo es básico e imprescindible. Que tú hagas una determinada cosa rápido no significa que todos tengamos que hacerla igual.

Ante eso puedes optar por dos cosas: la primera es tener paciencia, como decía. Y la segunda es la especialización. Que cada uno se encargue de lo que se le da mejor. Pero ojo con los jetas, que con esta excusa serán capaces de hacerlo todo del revés para que asumas tú la responsabilidad. Si ves que hay cosas que ni con paciencia puedes delegar asúmelas tú. Si no quieres, tienes que aprender a respetar el modo de hacer del otro. Ya lo hemos dicho antes, el respeto es básico.

4. Sentido del humor

Si sabes reírte de ti mismo ya sabes que eso es básico para quitarle importancia a determinadas cosas que nos pasan o que hacemos. Nadie es perfecto y saber reírse de nuestros defectos es una buena técnica para evitar insatisfacciones. Eso no quiere decir que no trabajes para mejorar ese punto pero por lo menos no te castigas. Reírse de uno mismo no significa autoflagelarse con sentido del humor sino quitar importancia o relativizar las cosas.

Con tu pareja el sentido del humor es básico en ese sentido, cuando la convivencia se pone difícil tener paciencia y sentido del humor será el punto que diferencie entre una buena y una mala relación.

Además reírte es de las cosas más sanas que puedes hacer. Reírte con tu pareja es súper importante. Poder tener conversaciones serias es algo que hacen la mayoría de parejas, pero reírse juntos no. Y es imprescindible para ser feliz. Ríete. Ten sentido del humor y lo llevarás todo mucho mejor.

5. Comunicación

Otro básico en las relaciones de pareja es la comunicación. Por mucho que nos conozca el otro hay cosas de las que es necesario hablar. La sinceridad es imprescindible pero la comunicación también. Con tu pareja tienes que poder hablar de todo y la comunicación tiene que ser exitosa. De nada sirve hablar y que el otro no te entienda. Así que no dejes de hablar con tu pareja, hazle saber cómo te sientes, pregunta cómo se siente la otra persona y trata de que la comunicación no falle nunca. Cuando las cosas van bien no es complicado, pero cuando empiezan a ir mal lo más fácil es encerrarse en uno mismo y no hablar.

Dejar de hablar con tu pareja es una de las peores cosas que puedes hacer. No dejéis que el estrés de la vida diaria permita que crezca la incomunicación.

Estos son los cinco primeros puntos básicos para que una pareja tenga una relación exitosa siempre, y que mejore con los años. Cuéntanos, ¿qué crees tú que es básico para que una pareja funcione? Mañana analizaremos los cinco puntos restantes.

9 respuestas a «10 consejos para que tu pareja funcione (1)»

  1. Excelentes consejos, porque son valores y principios que hacen crecer al ser humano como persona.

    Muchas gracias por sus aportes.

  2. La mayor parte del tiempo me leo t.o.d.o.s los artículos. Nunca me canso y coincido muchísimo con sus puntos.

    Siempre mantienen la llama del «interés» despierta en mí.

    ¡Se les quiere y agradece cada uno de sus artículos!!

  3. Me parece bien los articulos,si tu compañero,no es tan egoista,q lleva cinco años, dandote la brasa,con q tu eres la q toma todas las decisiones eso es comodidad o egoismo puro?

  4. exelentes articulos mil gracias por ellos dios le de mucha sabiduria para que sigan sacando mas articulos muy utiles para las relaciones diversas entre seres humanos chao

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.