Tips para no caer en la tentación y ser fiel

© yanni

Dicen los expertos que la infidelidad es la principal causa de ruptura de las parejas. Por lo que el número de infidelidades es algo mucho mayor del que creemos. Digo que es mucho más alto ya que no todas las parejas que pasan por una infidelidad terminan rompiéndose, ni todas las que rompen es debido a esta causa, pero entre unas y otras suman un número bastante elevado de infidelidades: las que se descubren y no se perdonan, las que se conocen y se intentan superar, las que no se han descubierto todavía, las que nunca se descubrirán…

La infidelidad es algo que a todos nos preocupa, nos planteamos cómo reaccionaríamos si nos enteráramos de que nuestra pareja nos es infiel, pero no nos planteamos qué haríamos si fuéramos nosotros los infieles ya que todos creemos que siempre vamos a ser fieles. Bueno, los hay que tienen claro que no van a serlo, que ellos (o ellas) no están hechos para ser fieles. Puede que sea así pero entonces no deberías vivir en pareja si esto implica engañarla y buscar el modo de ser infiel sin que te pillen. La fidelidad no es cuestión de querer o no querer ser fiel, de poder o no poder resistir la tentación, se trata del compromiso que adquieres con la otra persona y con la relación.

Ser infiel no suele ser la solución. Hay varios tipos de infidelidades, no me he planteado categorizarlas pero más o menos podríamos distinguir entre infidelidades planificadas y las que son espontáneas. En este segundo tipo encontraremos el típico: bebí demasiado, me encontré en un callejón oscuro con ese chico al que llevo deseando en secreto desde hace meses… No, en serio, la infidelidad no planificada es algo que surge en el momento y que decides aprovechar. Las consecuencias pueden ser desastrosas. Si te dejas llevar por el momento, por el alcohol o por lo que sea, si pierdes el control no solo lo pierdes de lo que haces sino de quién te puede estar viendo.

O de qué puede contar la otra persona de ti al día siguiente, a quién puede conocer que te conozca, que conozca a tu pareja…

La infidelidad planificada implica un deseo de ser infiel. Ya sea por querer ser infiel con quien sea o por sentirte especialmente atraído por alguien en concreto a quien seducirás o dejarás que te seduzca y con quien tendrás una historia.

Por supuesto que las consecuencias de este tipo de infidelidad son desastrosas, como en el caso anterior, imagina cuando lo descubra tu pareja. Si no estás bien con tu pareja lo mejor es que lo habléis y tratéis de buscar una solución a vuestros problemas.

Si el problema es que sientes que de repente disocias sexo de pareja, es decir antes el sexo era algo que tenías que hacer con tu pareja y de repente has visto o empezado a creer que no tiene nada que ver el amor con tu pareja a disfrutar sexualmente con otras personas. Recuerda el compromiso al que llegaste con tu pareja. Es muy cómodo para algunos querer tener la seguridad del matrimonio mientras que la «alegría» la buscan fuera. Es injusto con tu pareja que no dediques tus esfuerzos a recuperar la relación sexual con él o con ella en lugar de perseguir recuperar las sensaciones de la adolescencia. Madura.

© the apostrophe

Así Hoy quiero daros algunos consejos para evitar caer en la tentación y ser fieles. Cuando empiezas algo con tu pareja puede parece imposible que nunca quieras mirar a otra persona pero a veces cuando las parejas están establecidas sin darnos cuenta bajamos la guardia porque precisamente no tenemos ningún interés en las personas del otro sexo, así que nos relajamos y podemos cometer pequeños errores que seguramente no cometeríamos si nos sintiéramos menos relajados.

Mi primer consejo es no bajar nunca la guardia. No sobrepasar la raya de la confianza con una persona que no es tu pareja. Es duro tener que limitar los amigos por sexo pero es mucho más cómodo si ves a tus compañeros de trabajo como compañeros de trabajo y no como amigos. Hay cosas que no le permitirías decirte o hacerte a alguien con ese poco grado de confianza. Mantenlo y nadie, ni tu ni nadie, se confundirá. Si la química existe cuando más alejado estés de mezclar ingredientes que puedan ser explosivos mejor. ¿No te parece?

Si ayudamos o dejamos que nos ayude otra persona, que nos puede parecer atractiva, la situación que se genera cuando recibimos o damos ayuda incrementa las posibilidades de que haya una infidelidad. Piensa si no, lo has visto en muchas pelis. Él la ayuda a ella y ella se siente agradecida, segura, protegida hasta que se da cuenta de que se siente atraída. El hecho de que alguien nos saque de un aprieto le convierte ante nuestros ojos en alguien más atractivo e interesante de modo que sumando eso a la intimidad que se acaba de generar ya tienes un peligro al acecho. Luego será cuestión de coincidir en una fiesta con unas copas de por medio…

Los amigos y las amigas que tengas también son importantes a la hora de que mantengas la fidelidad de forma sencilla. Si los amigos de tu novio son los típicos que se van a ligar cada fin de semana yo no estaría nada satisfecha viendo que él se va con ellos. Al final sus intereses no tienen nada que ver. Para unos la diversión es ligar mientras que para tu novio no, por lo que no tiene sentido que salga con ellos. Para no sentirse mal, empujado por el qué dirán y por muchas otras cosas es posible que acabe cayendo en la tentación o replanteándose su estilo de vida contigo. Lo mismo pasa cuando sales con una chica que no tiene pareja y ves que ella es el centro de atención de la discoteca. Ser la amiga de a chica que liga también ayuda a que se te acerquen chicos, sobre todo cuando lo que buscas no es eso, ¿verdad? Dejar que esta amiga salga a ligar con otras amigas solteras sería la mejor opción. No tienes que dejar de ser su amiga pero sí rodearte de personas con las que puedas compartir un estilo de vida. Si las cosas que hacías antes ya no puedes hacerlas mejor haz lo que toca en cada momento acompañado de personas que estén en tu línea.

2 respuesta a “Tips para no caer en la tentación y ser fiel”

  1. Yo estoy inmersa en u a relacion toxica.no solo porque el tio es un desagradable como persona sino tambien es toxico porque vi e tirandose pedos. Tambien me fue infiel en años anteriores y yo siempre le digo para molestarlo si con la amante tambien era un pedorro o se cuidaba para parecer un «caballero»en fin nunca contesta la pregunta

  2. Es cierto esto de que las situaciones de ayuda o socorro a alguien que nos gusta es caldo de cultivo para despertar emociones, primero es agradecimiento, luego te empiezan a ver de otra manera, ya te encuentran más atractivas. Igual es un buen típ a la hora de querer acercarse alguien. Y esto es porque cuando recibimos ayuda lo miramos como nuestro salvador. S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.