Sobrevivir a una ruptura de pareja (1)

© Wonderlane

Ya hemos visto no hace demasiado que romper con tu pareja puede llevarte a vivir una situación similar a la que vives cuando muere un ser querido. De repente esa persona ya no está. Cuando alguien muere es terrible y muy, muy triste, pero lo que sienten las personas a las que les dejan es mucho dolor. No solo por haber perdido a esa persona sino porque es una decisión que han tomado. Morirse, suele ser algo involuntario. Mientras que dejar a alguien es voluntario. No pongo ambas situaciones al mismo nivel, pero entiende que cuando alguien te deja es terrible tener que superarlo.

No solo es duro perder a la persona que quieres, sabes que está ahí, cerca y que no puedes ir a hablar con ella, ni a tocarla, abrazarla. Sus besos ya no serán un confort para ti y no tienes a nadie que te ayude a superar tu pérdida puesto que tu pareja era tu mejor amigo. Lo difícil aquí es entender que el amor a veces se acaba, que no siempre somos lo que la otra persona necesita y que no necesariamente tenemos nosotros la culpa de su falta de amor.

Lo más fácil es pensar que no valemos nada, que nadie nos va a querer, que nos merecemos estar solos… Seguro que te suena esa situación. Lo que tienes que hacer, a parte de superar la ruptura es asegurarte de que tu autoestima está bien cuidada, que no va a sufrir más de lo necesario, puesto que después de una ruptura puedes sentirte tan mal que no seas capaz de dejar que nadie más te quiera. Los problemas de autoestima empeoran a medida que nos van saliendo las cosas mal y si nos salen mal es precisamente porque no confiamos en nosotros mismos. Te recomiendo nuestro curso especializado en  aumentar la autoestima, para que no permitas que eso sea un impedimento para recuperarse de una ruptura. Sobrevivir a una ruptura es totalmente posible, solo tienes que saber cómo y te lo contamos ahora.

La forma en la que piensas afecta a cómo te sientes

Este título es algo que tendrías que tatuarte o escribir en grande en el espejo. Recuérdalo cada día. Tu forma de pensar afecta a tu forma de sentirte. Parece algo evidente pero que no solemos ser capaces de cambiar. No sentimos mal y no cambiamos nuestros pensamientos, ya que creemos que estos vienen dados por cómo nos sentimos y es justo lo contrario.

La forma de pensar hace que veamos las cosas de una u otra manera, hemos hablado de esto muchas veces en el blog. Si eres de los que se enfada constantemente, bastará con que cambies tu forma de pensar sobre los demás, no pienses que lo hacen por incompetencia o por molestar, busca una justificación para que alguien pueda estar haciendo, sin poder evitarlo, eso que tanto te molesta, y verás como deja de molestarte.

Con las rupturas pasa li mismo. Tendemos a pensar de un modo determinado una serie de cosas que no nos ayudan a superarlas, al contrario.

Veamos algunos ejemplos.

© ePi.Longo

Pensar que el dolor es insoportable y no podrás vivir con ello

Sabes que no es así. Aún y así sigues pensándolo y dejando que este pensamiento empeore tu forma de sentirte. Piensa si has pasado ya otras veces por una situación similar, lo superaste. Posiblemente te habrás enfrentado a alguna situación muy dura en la vida y también lo superaste. Sabes que el tiempo rebaja el dolor. Solo es cuestión de no empeorarlo.

Imagina que tienes un recipiente lleno de agua y lo pones en el fuego. Cuando lleve un buen rato hirviendo no podrás tocar el recipiente ni el agua porque quema. Cuando lo apartas del fuego poco a poco perderá temperatura hasta que esté caliente y lo puedas tocar sin problemas. Llegará un momento en que se enfriará del todo. Eso pasa con los sentimientos, con el dolor también. Si alimentas el dolor, nunca dejará de quemar. Tus pensamientos son como el fuego que sube la temperatura del agua.

Acepta que sientes dolor y piensa que pronto pasará, insisto: otras veces lo habrás vivido y sabes que es posible superarlo. Y si es tu primera vez, mira a tu alrededor, cuánta gente ha pasado por lo que estás pasando tú. Es grave y duele, sí, pero deja que el dolor se vaya, no lo alimentes.

Pensar que la otra persona se equivoca al dejarte

Es otra de las cosas que hacemos más a menudo, pensar que la otra persona ha tomado una decisión errónea. El hecho de negarnos a aceptar que nos ha dejado, que es así y que no podemos hacer nada impide que lo superemos. Si creemos que está en un error trataremos de hacerle cambiar de opinión. Así que nos rebajaremos, probablemente molestemos a la otra persona y encima le hagamos pasar por el mal rato de tener que repetir que no se ha equivocado.

Cuando alguien toma una decisión como esta, dejar a su pareja, normalmente lo hace porque ya no la quiere, porque no aguanta su carácter o por algún problema que tiene. Aunque sea por un pronto, por un enfado que no tenía que ser para tanto, cuando uno toma esa decisión tenemos que aceptarla. Intentar convencer al otro de que ha hecho algo que no quería no es saludable, ni para nosotros ni para nuestra relación con la otra persona. Saber aceptar el final de una relación y el modo de llevarlo puede implicar grandes diferencias en la relación posterior con tu expareja. Si tenéis hijos, por ejemplo, es básico que podáis mantener una relación cordial por el bien de los niños.

Así, pues algo que tienes que controlar con tu forma de pensar es que la otra persona no se equivoca. Te ha dejado, cuanto antes lo aceptes y veas que tiene sus razones, que puede que no compartas, antes podrás empezar a superarlo.

De nuevo decir que aceptar esto puede suponer una pérdida de la autoestima. Lo aceptamos gracias a rebajar nuestra autoestima, es decir: me ha dejado porque no valgo lo suficiente. Hablaremos más en profundidad sobre este tema en la segunda parte del artículo. De momento te recomiendo que empieces a cambiar tu forma de pensar para practicar un pensamiento positivo y constructivo y que refuerces tu autoestima. Para ello te propongo nuestro audiocurso: Cómo aumentar la autoestima.

4 opiniones en “Sobrevivir a una ruptura de pareja (1)”

  1. AYUDENME. MI PAREJA DE CASI 10 AÑOS ME DEJÓ POR TELEFONO NUNCA LO VI MAS Y FUE MUY CRUEL CON TODO. SE CONVIRTIO EN OTRA PERSONA ME HA TRATADO MAL, MUY MAL. DE AHI ME TOCA ENFRENTAR TOTAL SOLEDAD A MIS CASI 50 SIN TAN SOLO UN AMIGO, NI APOYO DE FAMILIA, SIN TRABAJO O DINERO NI AHORROS, NO TUVE HIJOS NI ME CASÉ. QUEDO CON PANICO A ESTAR
    SOLA SIN GANAS DE VIVIR QUISIERA MATARME ES MI UNICA SALIDA PERO NO ME ATREVO A HACER ALGO ASI PERO ES LO QUE VA A PASAR. TARDE O TEMPRANO. NO PUEDO ENCARAR TANTO SOLA NO PUEDO NO PUEDO ESTOY EN PANICO Y CONSIDERANDO SERIAMENTE TIRARME DE UN EDIFICIO. NINGUN MEDICAMENTO NI TERAPIA PUEDE SANAR NI ARREGLAR ESTO.

    1. La desesperación te ciega, míralo de este modo. La muerte es algo q te va a llegar seguro. Puedes pensar q ya no puedes estar peor, te aseguro q hay personas q lo están, y de todos modos, en el caso de q fuese así, ya solo es posible mejorar. Por mi trabajo he conocido a muchas personas en circunstancias parecidas, las q han tenido el valor de seguir día a día y se han dado cuenta de q la auto compasión solo les perjudicaba, acabaron por salir del pozo. En momentos emocionales como los q tu refieres, cuando se piensa en el suicidio, nadie puede ayudarte, solo tu puedes hacerlo, enfrentándote al miedo, si lo miras de frente, si te aferras a la vida y al dolor q conlleva la existencia, lograras trascender y vencerás, siempre hay a tu alrededor personas dispuestas a ayudarte si tu realmente quieres ayudarte a ti misma. Suerte

  2. despues decasi 20 años me dejaron ,ella dice desgaste y yo te digo que hay otra persona,ella lo desmientetodo el tiempo .yo me fui de mi vieja edificio de pormedio pero vengo a lavar ropa y a estar con mi hijo de 16 años ,tratamos de llevarnos bien pero se me hace cada vez mas dificil ,no asepto la traicion de alguien quien quize mucho .yo temgo una discapacidad visual muy grande ,ella siempre me supo contener ,mi dolor es interminable.

  3. juan tores mira ami mepaso algo aci burcar perzonas k te ayuden mira dios te escucha kien eres tu para kitarte la vida la vida no nos perteneze anosotros le perteneze adios yo tengo 50 anos meciento mejor k antes ese hombre nunca te pertenecio dejalo tu bales muncho mas keeso cicres k la vida acido cruel conosotros vete amirar las perzonas a la carcel o a lospital nosotros tenemos la livertad la salud eyos no la tienen animo nunca estarde amiga cre en dios lee juan 3
    16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.