Relatos Cortos: La Gilipollez más grande de mi Vida

 

Buenas

Me ha vuelto a dar la venada de Escribri relatos. Así que colgaré aquí unos cuantos. Espero que los disfrutéis:Voy a narraros algo real que me sucedió el otro día:

De adolescente, cuando empecé a salir de fiesta a los 15 años (adoraba salir de fiesta) empecé a tener pesadillas algunas veces. Y las he seguido tenieno a lo largo de mi vida. Puede que muchas veces no las recuerde, pero más o menos son constantes en períodos de 6 meses o así. Por ejemplo, cada 6 meses tengo esa pesadilla.La verdad es que siempre estaba esperando el sábado por la noche. Lo esperaba ansiosamente porque el sábado por la noche me sentía libre. Escuchaba la música del lugar, iba con mi amigo o amigos.. y me lo pasaba en grande. Por una vez en mi vida me sentía alguien en aquél lugar y eso hizo que el Sábado por la noche pasara a ser el día más feliz de mi vida.

Evidentemente me volvía loco cuando no me dejaban salir, me cogían hasta ataques de ira y pánico ya que salir los sábados por la noche era tan fundamental para mí como el oxigeno. Además, siempre me emborrachaba, otra veces más, otras menos pero me emborrachaba y eso me hacía sentir en cierto modo… «libre».

Pues bien, como dije he solido tener una pesadilla cada 6 meses o así. Parece absurdo pero para mí es importante. En el sueño me acuesto por la tarde porque estoy cansado y cuando me levanto son las 3 de la mañana. ¡¡Es un sábado por la noche!! y tengo ganas de salir. Empiezo a llamar a mis amigos para salir pero nadie me viene a buscar ni nada.

Así que finalmente no puedo salir. Los detalles del sueño siempre son frustrantes y suelen variar…

Y El Viernes 11 de Mayo de 2007 se hizo realidad mi pesadilla por primera vez en mi vida. Serían las 3 de la tarde cuando andaba aburrido en mi piso. Me fui al MERCADONA a comprar 2 botellas de «vinamalata rosat» por 1€ cada una. Volví al piso todo aburrido cuando me llamaron PUTOAMO y KONRAD.

Tenía muchas ganas de verlo ya que hacía tiempo que no sargeaba con ellos. Quedamos en que me pasarían a buscar sobre las 10. Entonces empecé a beber mientras organizaba los apuntes que me hago propios de Seducción.

Empecé  a beber y a beber… Nose ni porque lo hice, la verdad es que hace meses (desde que estoy en la comunidad) que no bebo.. Hablaba con la peña en el msn y me ponía todo sentimental y les decía tonterías. Lo último que recuerdo es que me había bebido casi las 2 botellas. Había ido a la cocina y al baño y había vuelto a la habitación.

Entonces me despierto. Muy mareado, me levanto energéticamente pensnado que son las 10:00 y que saldremos pronto. Sin embargo, miro el reloj y son las 2:30 de la noche. Estoy bastante asustado y lo primero que me viene a la mente ha sido mi pesadilla…SE HA HECHO REALIDAD.

La he vivido tantas veces que os juro que no se si lo que pasó fue real o no. Cuando me desperté empecé a llamar a mis amigos (PUTOAMO, CHAMPION, KONRAD, EDGAR) al igual que en mi sueño.

pero nadie podía venir a buscarme. Estuve pensando de coger un taxi para ir a Giorgio. Peor estaba muy muy mareado y además todo eso me iba a costar caro. Así que decidí volver a dormirme.

Me costó bastante y me tomé una pastilla para dormirme (ya que soy muy hiperactivo). Y volví a soñar. Soñé que ya no era el mismo de antes y efectivamente es así.

El alchol ya no me hace el mismo efecto. Pues a base de Sargear y Sargear ya no lo necesito porque tengo esa Seguridad siempre. Esa seguridad que cuando era un adolescente y no tan adolescente necesitaba.

Y bueno… Solo quería decir eso.. Que Ese Viernes hice la gilipollez más grande de mi vida.

 

 

Un Abrazo

Jack The Ripper

3 respuestas a «Relatos Cortos: La Gilipollez más grande de mi Vida»

  1. jack,

    no seas tan duro contigo mismo. Todos cometemos errores. De hecho, ya tiene bastante mérito publicarlo en tu web, vamos, ¡con un par!.

    pero es importante también que no le des demasiada importancia a los errores, porque el ansia perfecionista también es mala: si siempre vas persiguiendo una imagen perfecta de ti mismo, un tú futuro que no comete errores, te costar´ estar tranquilo contigo mismo.

    adem´s, mira siempre el lado positivo: tu pesadilla m´s recurrente se hizo realidad. ¿y qué pasó? ¡nada! Al día siguiente todo volvió a la normalidad, y todos tan contentos. Muchas veces nos comemos la olla por los problemas que "pueden suceder", y nos perdemos las cosas buenas de la vida. Y la mayoría de los problemas que nos pasan, realmente, no son para tanto.

    un abrazo,

    lobo Feroz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.