Qué significa en lenguaje corporal jugar con un anillo

© Count Rushmore

El lenguaje corporal habla de nosotros y de  lo que sentimos, lo que pensamos, lo que nos gustaría decir y no decimos… el lenguaje corporal es mucho más sincero que nuestras palabras y es algo que la mayoría de personas aprenden a identificar desde pequeños.Cuando somos niños aprendemos cuál es la cara de nuestra madre para decirnos que está enfadada, cuál es la mirada que nos prohibe hacer algo. Pronto aprendemos a reaccionar con gestos y no siempre necesitamos palabras para entender lo que nos quieren decir.

Hay un lenguaje corporal básico que todos controlamos pero hay otro mucho más sutil, que no todo el mundo sabe controlar en su propio cuerpo o interpretar en los demás. Es decir: poner una mala cara cuando queremos mostrarle nuestro descontento a alguien es sinónimo de decírselo, es una decisión que tomamos. Pero ¿qué pasa cuando no soportamos a alguien y tratamos de que no lo note? Pues que nos esforzamos para que nuestro lenguaje corporal diga lo que nosotros queramos ya que sabemos que de lo contrario nos delatará. Aún y así es frecuente que la persona que no nos cae bien, lo note. No sabe decirte los motivos exactos pero sabe que hay algo de ella que no te gusta y se lo has transmitido tú con el lenguaje corporal inconsciente. 

© Caucas’

Lo mejor de todo es que esto puedes aprender a controlarlo y además puedes aprender a descubrir todas y cada una de las pequeñas cosas que hacen los demás y que puedes aprender a interpretar. Un mismo gesto puede significar cosas diferentes y tienes que aprender a leer el lenguaje corporal en cada situación concreta, analizando otros síntomas, el entorno, la historia de esa persona… puede que no lo sepas todo pero sabiendo analizar su lenguaje corporal verás que hay cosas que no cuenta y aprenderás a reconocer los signos en distintas situaciones. Aprender lenguaje corporal es algo para lo que necesitas mucha capacidad de observación y no llegar a conclusiones precipitadas. Te lo contamos todo en nuestro vídeo Todo sobre el lenguaje corporal y cómo utilizarlo.

Distintos significados a jugar con el anillo

Cuando uno está casado o comprometido y lleva un anillo es posible que juegue con él en determinados momentos. Puede ser un síntoma de que algo no anda bien con su pareja. Si ves a alguien pensativo, tocando el anillo de compromiso es posible que esté pasando por un mal momento con su pareja, que tenga dudas y que esté pensando en eso justo en ese momento.

Cuando uno habla con su pareja, discuten o tratan de llegar a un acuerdo, es fácil que se toquen los anillos, es el signo de su relación y de algún modo esperan encontrar respuesta al conectar profundamente con la situación gracias al anillo.

Cuando uno juega con el anillo y no está con su pareja puede ser un síntoma de querer dejar claro que tiene pareja. Se coloca bien el anillo, lo muestra y lo deja bien visible. Que nadie se acerque, tengo pareja.

Por el contrario, alguien que saca su anillo, lo deja a parte, lo vuelve a poner es alguien que está intentando esconder su relación, que no tiene del todo claro lo que quiere hacer pero que le gustaría por un momento poder olvidarse de esa relación para hacer algo con otra persona.

Los hay que se quitan el anillo para salir a ligar y no pueden evitar sentir remordimientos, cuando los tienen tocan el dedo, donde debería estar el anillo. Incluso puede que lo toquen si lo llevan en el bolsillo. Los remordimientos les llevan a conectar con ese símbolo y lo que ha significado que se lo quiten.

Una mujer puede jugar con un anillo, que no tiene que ser necesariamente el de compromiso, para indicar a un hombre que tiene ganas de tener una relación sexual con ella. También puede hacerlo un hombre, claro, pero como los hombres no suelen llevar anillos cuando juegan con un anillo tiende a ser el de compromiso, cosa que aleja a las mujeres de él.

Jugar a introducir y sacar el anillo, deslizarlo por el dedo, hacer que gire… todo eso son señales de que la mujer está pensando en un encuentro sexual, es un acto puramente fálico, no siempre se hace de forma consciente.

En general, este tipo de gestos, que no son conscientes, hablan de nuestras emociones. Buscamos un modo de conectar con ellas y si es algo físico, algo a lo que agarrarse, mejor que mejor.

Jugar con el anillo, pues, puede indicar dudas en una relación, remordimientos… Nuestro consejo es que no interfieras en la relación de otra pareja. Si la persona de la que estás enamorada tiene pareja y puedes observar este tipo de lenguaje corporal en esa persona, deberás esperar a que tome su decisión.

Las decisiones que se toman bajo presión, y más por la influencia de otra persona, pueden pasar factura en el futuro. Tenemos a aceptar con dificultad ciertos cambios, sobre todo los errores, así que si alguien tiene que cometer un error tiene que ser gracias a una decisión propia. Un error del que se pueda culpar a otro es algo que no quieres tener en tu conciencia. Si la persona que te gusta está jugando con un anillo de compromiso lo mejor es centrarse en otra persona.

La mayoría de personas te aconsejarían esto, no te compliques la vida si puedes evitarlo. El mundo está lleno de chicos, no necesitas ir con uno que lleve un anillo de compromiso ya que tienes todos los números de acabar sufriendo. Aunque claro que te puede salir bien, las posibilidades son más bajas. Empezar una historia sobre la infelicidad de otra persona no puede llevar a nada positivo. Piénsalo bien y si ves a alguien jugar con el anillo, mejor pasa a otro tema.

Si la chica que te gusta juega con un anillo cualquiera, te está indicando que por su cabeza están pasando cosas que la harían sonrojarse. No significa que esté dispuesta a dar el paso, sólo que se le pasa por la cabeza… depende de ti conseguir que ella se lance a hacerlo realidad.

El lenguaje corporal es muy amplio y se usa de muchas formas diferentes: para dar énfasis a lo que decimos, para reforzar nuestra personalidad o de forma incontrolada para hablar de nuestras emociones. Te lo contamos todo en nuestro vídeo Todo sobre el lenguaje corporal y cómo utilizarlo.

6 opiniones en “Qué significa en lenguaje corporal jugar con un anillo”

  1. Me gusta el tema ,es interesante
    Y creo que asiertan totalmente.
    Con decirles que ahora entiendo
    Claramente los por qué del mano
    seo al anillo.Detrás de ese gesto
    solo veo pusilanimidad.

  2. que tontería! ésta bárbaro… me gusta mucho utilizar anillos aunque no me pongo muchos a la vez, los uso desde que soy niña, me gusta traerlos porque cuando me aburro entonces los cambio de dedos y juego con ellos… no se como tendría que ver ésto con querer un encuentro sexual con mis interlocutores, es demasiada mafufada el interpretar semejante cosa a partir de algo tan simple.

  3. Conocí a un chico en una reunión, conversamos, coincidimos en algunas cosas y personas que ambos conocíamos y de pronto y con un poco más de confianza, el se quitó los anillos y me los puso. Me probó sus dos anillos…que significa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.