Verdadera Seduccion | 30 de julio de 2013 | Relaciones de pareja |

Problemas con mi pareja por su familia

© quinn.anya

¿Quién no tiene problemas con su suegra?

Vale, no todas tenemos problemas con las madres de nuestros chicos, pero reconocedme que es un tema complicado y que a muchas les da mas de un dolor de cabeza. Es habitual que alguien te venta y te diga “tengo problemas con mi pareja por su familia”.

Los hay que tienen todo el día a la familia metida en casa. Esto tal vez pasa más con las familias de las chicas que de los chicos. No solo tenemos problemas con las suegras las mujeres. Hay muchos hombres que viven agobiados por el control que ejerce la familia de su mujer sobre ellos.

Si eres de los que se siente oprimido o oprimida por culpa de la familia de tu pareja vamos a tratar de darte algunos consejos para que llevéis mejor esta situación.

En primer lugar, como siempre recomendamos aquí, ten en cuenta el respeto. Respeto por tu pareja, por su familia y por la situación en general.

Para empezar debes ponerte en su lugar. Igual que tú, cada uno se ha criado en un entorno distinto y eso puede significar muchas cosas. Desde las diferencias más tontas a otras mucho más importantes. Cada uno es quien es por lo que ha vivido y por el entorno en el que ha crecido. Así que si amas a tu pareja y tiene cosas positivas piensa que en gran parte es gracias a su familia. Respeta eso.

Si tu problema es que tu pareja no recibe ningún respeto por parte de su familia, que es una persona dolida con el mundo y a quien has ayudado mucho para ver feliz y su familia lo rompe cada vez que lo tratan, estamos hablando de cosas diferentes. Con cierto tipos de familia, nos guste o no hay que romper.

Pero nunca puedes ser tú la persona que tome esa decisión por alguien más. Es decir, cada uno tiene que decidir si rompe con su familia. Tú puedes elegir no ver a su familia si con su actitud te faltan el respeto y sobretodo le hacen daño a tu pareja. Pero no puedes prohibirle que lo haga. Recuerda que tu apoyo será básico, plantéate si realmente te interesa romper con su familia o apoyarle cuando lo pasa mal.

Hablemos de familias en las que existen diferencias de pensamiento pero no presentan problemas realmente graves. Hoy hablaremos de los problemas que afectan a la mayoría de parejas en familias consideradas normales. Aunque normales, ya sabemos que no lo somos… quien más quien menos tiene una oveja descarriada en su corral, ¿verdad?.

Si la estabilidad con tu pareja se ve afectada por la mala relación que tiene alguno de vosotros con la familia del otro tenéis que sentaros y hablar del tema. No podéis permitir una separación por culpa de personas que en realidad no viven con vosotros.

A los padres a veces les cuesta asumir que sus hijos ya no son pequeños. A muchos padres les cuesta entender, desde siempre, que los hijos no son de su propiedad. Por muy padre que seas tu hijo no es tuyo. Cuando son pequeños cuesta mucho ver esa diferencia, que ellos se encargan de poner de manifiesto cuando llegan a la adolescencia.

El respeto a la individualidad es muy importante y eso es algo que no tienen en cuenta los padres. Y muchos hijos, o hijas, no ven la necesidad de enfrentarse a sus padres y siguen siempre el camino marcado. Y entonces llega un día en que se van de casa a vivir en pareja y tanto el hijo o hija como los padres creen que tienen que seguir haciendo lo mismo de siempre.

Y una cosa es llamar a tu madre cuanto te apetece hablar con ella, cuando te pasa algo, cuando tienes una duda y otra muy diferente es que metas a tu madre en tus problemas de pareja. Cuando tienes un problema con tu pareja no puedes esperar que tus padres hagan contigo lo que hacían cuando te peleabas con tus hermanos. Y es lo que hacen muchos adultos. En plena discusión muchos llaman a sus madres, quienes se alarman ante eso, claro está. Y se posicionan claramente a favor de sus hijos. ¿Qué madre no lo haría? Y eso da argumentos suficientes a esa persona para creer que tiene la razón.

Muchos llaman a sus padres cuando ya no están con su pareja, no hace falta llamar en plena discusión. Como padres deberían escuchar y tratar de darle la vuelta a la situación y ayudar a que su hijo solucione sus problemas solo. Meterse no hace más que crear problemas entre el hijo y su pareja y entre la pareja y la familia política.

© 2ose

Otro tema es cuando la familia política se pasa el día metido en casa de la pareja o exige que la pareja vaya a verles con una regularidad inquebrantable. Los domingos se come en casa. Y cada domingo ya tenemos a la pareja sin poder hacer otros planes porque tienen que ir a comer con los suegros. Y eso teniendo suerte, que si se trata de una familia igual en los dos casos tendrán que ir a cenar el viernes con unos y a comer el domingo con otros.

Las obligaciones no son buenas. ¿En qué queda la vida de la pareja entonces? Trabajas de lunes a viernes y el fin de semana lo pasas con los padres. Planazo.

La flexibilidad es importante. Es muy lógico que unos padres quieran seguir pasando tiempo con sus hijos, pero también es necesario que los hijos visiten a los padres en privado. A menudo recibir a la pareja corta un poco la libertad de esa familia. Es bueno que uno vaya a visitar a sus padres porque sí, solo, sin más. Una buena propuesta es dedicar un día a la semana a hacer esto, saliendo del trabajo, comiendo con ellos entre semana, yendo a pasar una tarde… A cambio nos quedan los fines de semana libres para nuestra pareja y dejamos la comida familiar para un domingo sobre tres.

La cuestión es encontrar el equilibrio. Tratar con respeto y educación a todos los miembros de la familia y que cada uno encuentre su espacio respetando el de los demás y haciendo respetar el tuyo propio. La única manera de vivir feliz en pareja es evitar los problemas o solventarlos lo mejor posible y la familia política no debería ser uno de ellos. El respeto y la comunicación son básicos para evitar o solucionar este tipo de problemas.

Como evitar la infidelidad y la ruptura
Comenta





Hay 1 comentario
  • lucerus dice:

    pues vaya que los problemas con la familia de los maridos aveces es complicadicima como en mi caso pero que hacer si amo a mi pareja.



Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)