¿Por qué quiero dedicarme profesionalmente a la Seducción? – Lobo Feroz de Exito Social

Lobo Feroz es un amigo de Jack que escribe en Exito Social sobre la Seducción vista desde la naturalidad y la sociabilidad.

Seduccion y dinero
Lo primero de todo, Jack, muchas gracias por ponerme en la lista de buenos seductores “pofesionales” ;)

(De momento en Éxito Social no hemos hecho seminarios ni talleres, aunque estamos preparándolos para poder tenerlos en breve.)

Os voy a comentar por qué yo quiero dedicarme a la enseñanza de la seducción de forma profesional.

Por un lado a todos nos gusta ganarnos la vida. Hay que comer, ahí no queda otra. Y a la mayoría de la gente le gustaría ganarse la vida con algo que disfrute haciendo. Tú has estao conmigo en campo y sabes que me gusta enseñar. Antes de deciros que Lost, Jimbo y yo estábamos montando nuestro propio chiringuito, algunos de la comunidad ya me estábais diciendo que yo podría dedicarme a esto.

Y bueno, esa es digamos la parte que me toca. Me gustaría dedicarme a esto porque me gusta y porque parece que se me da bien. Pero luego está la otra parte, la de la gente a la que beneficia.

¿Qué beneficia más a la comunidad? ¿Que yo tenga un trabajo normal de oficina y escriba mis artículos cuando pueda, en mis ratos libres, como pasa ahora? ¿O que me pueda dedicar a tiempo completo a Éxito Social?

Está claro que lo segundo. Aunque bastante de ese tiempo evidentemente estaría destinado a la creación de productos comerciales como los seminarios, por supuesto que aumentaría la cantidad y calidad de contenidos gratuitos que podría colocar en Éxito Social, como por ejemplo los artículos. Con lo cual, incluso aquellos que no tienen dinero, o no tienen la intención de gastárselo se verían beneficiados.

Por último comentar que me parecen absurdas algunas de las ideas que he visto en foros de por ahí: que si todo el contenido debería ser gratuito, que si nadie debería cobrar por esto… eso está bien en algunos campos pero en otros no. Si no existiera la actividad comercial, el mundo no podría seguir adelante.

Imagina que tu grupo de música favorito no pudiera vivir de su música (no me estoy refiriendo al pirateo de discos, porque de los discos los grupos sacan muy poca pasta y se lo lleva todo su discográfica, sino de los conciertos, merchandising y demás que es de donde sacan el dinero de verdad). Si tu grupo favorito no puede vivir de su música, tendrán que buscarse un trabajo de camareros, administrativos o domadores de zarigüeyas… y sacar menos discos y dar menos conciertos.

Tampoco veo que la seducción sea un campo donde se puedan enseñar los novatos los unos a los otros: eso es como un ciego guiando a otro. No puedes juntar a 200 tíos que no tienen ni idea de artes marciales en un gimnasio y que se enseñen kárate entre ellos. Necesitarías a alguien experto que supiera y que les enseñara. El modelo “wikipedia” aquí no funciona, porque el conocimiento teórico en la seducción no sirve de mucho. Es mucho mejor leer poco material pero de calidad que doscientos textos dubitativos o erróneos.

Y está claro que la persona que cobra por ello tiene más tiempo para crear contenidos de calidad que la que no cobra. No quiero entrar en la calidad, la gente que hace cosas de forma voluntaria puede hacer cosas muy buenas, incluso mejores que los profesionales (mirad por ejemplo el mundo del Software Libre), pero si una persona que disfruta haciendo algo, además puede vivir de ello, pues puede dedicarle más tiempo con lo cual puede aportar más y al final al tener más experiencia también acaba haciéndolo mejor.

Por todo ello creo que es bueno que haya gente que se dedique profesionalmente a enseñar las artes de la seducción. Existe bastante material disponible de forma gratuita, muchas veces publicado por estos mismos profesionales, como para que el que quiera aprender sin gastarse ni un duro pueda hacerlo perfectamente.

Pero también habrá otra gente que tenga otras prioridades en la vida, y que prefiera darse un empujón inicial, y que valore más eso que el dinero que se va a gastar. O que lo vea como una inversión, como el que se apunta a un gimnasio. Es una decisión personal, a mi me parece bien cualquiera de las dos posturas, y lo que los profesionales hacemos es ofrecer unos servicios a quienes los requieran, como los masajistas, los dentistas y los que te hacen piercings en sitios inhóspitos: algunos querrán ser sus clientes y otros no.

Otro tema totalmente distinto es que exista mercado suficiente como para poder vivir de esto, que eso está por ver :) Si algún día véis un artículo mío que empiece con “Os escribo desde las Bahamas, que acabo de aparcar mi jet privado y me voy a dar una vuelta en mi porsche”, entonces es que había mercado. Si me forro como el tío gilito, os invito a unas cañitas :P

Rock Hard, Ride Free,

Lobo Feroz

2 opiniones en “¿Por qué quiero dedicarme profesionalmente a la Seducción? – Lobo Feroz de Exito Social”

  1. Sucede que aca no hay quien te examine y diga este tipo es un profesional y este no como sucede con las profesiones pero bueno el grado de satisfacción de los clientes determinara tu exito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.