Motivos para ser un seductor

© thezartorialist.com

Hay chicos que lo tienen claros los motivos que para ser un seductor, quieren ser seductores para conseguir una lista inmensa de conquistas, para perder la cuenta de las chicas a las que han seducido, para que no se les vuelva a escapar ninguna chica a la que hayan podido echar un ojo.

Estos chicos en realidad no buscan pareja, o no a corto plazo, por lo que no les vale aprender a seducir a una mujer, una en concreto, sino que quieren ser capaces de seducirlas a todas. Algunos lo consiguen, es realmente posible ser un seductor que conozca tan bien a las mujeres que ninguna se le resista.

¿Cuáles son tus motivos para ser un seductor? Nosotros te enseñaremos a enamorar a una mujer en concreto, aquella que te gusta, por la que te planteas aprender cosas que todavía no sabes, como ser un seductor. Lo que aprendas para seducirla podrás aplicarlo a otras mujeres en tu vida si esta relación con el tiempo deja de funcionar. Pero de momento céntrate en conquistar a la chica que te gusta con nuestro vídeo curso Cómo enamorar a la mujer que te gusta.

Tus motivos para ser un seductor deberían quedar limitados a conseguir a la mujer de la que te has enamorado. Esta vez es una en concreto, pero como decía, si esta relación falla, lo que hayas aprendido gracias a nuestro curso te servirá para tus futuras conquistas.

Lo que tienes que tener claro es que no es lo mismo enamorar a la mujer que te gusta, o enamorar a una mujer que seducirla. Para enamorar a una mujer hace falta algo más de tiempo y de paciencia que simplemente para seducirla. Podríamos decir que la seducción es un primer paso, imprescindible, para que finalmente llegue el enamoramiento.

Aprender a seducir implica que te vas a convertir en una especie de imán para las mujeres, que siempre sabrás qué decires y cómo hacerlo para que ellas sientan atracción por ti, una atracción que no podrán contener y que les llevará a desear pasar un buen rato contigo.

La diferencia entre ser un seductor y aprender a enamorar a una mujer es la finalidad que tienes en cada ocasión. Mientras que los motivos para ser un seductor pueden ser simplemente disfrutar del sexo con muchas mujeres diferentes, aprender a enamorar a la mujer que te gusta te llevará a conseguir una relación con la mujer de la que te has enamorado.

Como hemos dicho en varias ocasiones enamorar a una mujer no puede ser un proceso rápido. Al contrario, requiere trabajo y tiempo y un mantenimiento, por así decirlo. Una vez has seducido a la mujer, has conseguido iniciar una relación con ella y enamorarla vas a tener que hacerlo a diario. El amor solo se mantiene si se trabaja.

Muchos seductores dejan de serlo cuando consiguen sus intenciones. Es decir, lo que quieren es acostarse con una chica en concreto, una vez conseguido eso la seducción deja de ser su interés. O dicho de otra forma la seducción a esa mujer deja de ser de su interés. El siguiente paso para un seductor es encontrar otra chica a la que seducir.

Por el contrario tus motivos para ser un seductor son totalmente distintos. Quieres conocerla, seducirla, enamorarla y mantener la llama encendida cuanto más tiempo mejor.

Así pues te recomiendo que analices a fondo tus motivos para ser un seductor, hay infinidad de productos en el mercado que te darán consejos sobre como ser un experto en seducción rápida, en llevarte a una chica a tu casa en menos que canta un gallo pero solo nuestro producto te ayuda a enamorarla.

La seducción y el enamoramiento van unidos pero no siempre el segundo es una consecuencia del primero.

No te quedes en la simple seducción, trata de enamorar a la mujer que te gusta para que lo que aprendas con nosotros cambie tu vida para siempre. No solo serás capaz de seducirla con una mirada o con una palabra sino que podrás aprender a hacer que te quiera y a convertirte en alguien imprescindible para su día a a día.

© r cammy♥claudia

Tu meta tiene que ser hacer feliz a la otra persona, ser la clave de su felicidad igual que ella es la clave de la tuya. Recuerda que el amor es algo que se cultiva y que requiere tiempo, paciencia y mucha perseverancia.

No puedes olvidarte ningún día de que tu trabajo consiste en hacer feliz a la mujer de tus sueños y en conseguir que renueve su amor por ti a diario.

El amor, es difícil de conseguir, como te he dicho más arriba no es un proceso rápido, quiere tiempo y paciencia y una vez conseguido necesita un mantenimiento constante.

El error de muchas parejas es precisamente ese, uno de los dos se lo trabaja mucho para conseguir enamorar al otro y cuando lo consigue cree que eso va a ser así de por vida.

El amor es grande y poderoso pero siempre hay que darle motivos o recordarle a la persona por qué lo siente por ti y no por otra persona.

La mujeres necesitan saber a diario que la persona que las ha enamorado sigue sintiendo lo mismo por ellas que el primer día. No es igual enamorar a una mujer que mantenerla enamorada o interesada durante tanto tiempo como dura tu relación con ella.

El amor es algo que crece con el tiempo, cuanto más lleva una pareja vivido más se ha abonado el amor que se siembra al principio pero no olvides nunca que éste es como una planta y que necesita pequeños detalles a diario: sol, agua, fertilizante, un poco de poda…

Cada etapa en una pareja es distinta y tu meta es hacer feliz a la otra persona cada día, cada uno de los días que pases junto a ella. Sin más o sin menos. Parece sencillo pero no es una tarea fácil, ya habrás observado cuántas parejas se rompen a tu alrededor a diario.

Si lo que quieres es tener una relación larga y feliz con la chica de tus sueños no te conviertas en un seductor: aprende a enamorarla a ella y mantén ese interés durante el resto de días, haz que tu objetivo a corto plazo sea que cada día sea más feliz que el anterior. No te resultará complicado ya que cada vez la conocerás más y sabrás lo que necesita y cómo hacerla feliz.

Empieza enamorándola gracias a nuestro vídeo curso  Cómo enamorar a la mujer que te gusta y no dejes de trabajar por ella ningún día de vuestra relación. Haz que se enamore de ti a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.