Lider eficaz

Lider eficazphoto credit: RavenU

Te imaginas entrar en una habitación y que todo el mundo esté expectante ante tus palabras, estar con un grupo de gente y todos preguntándote, alabándote y atentos a lo que vas a decir, como si cada una de tus palabras fuese oro puro. Te imaginas como es el que tus pensamientos sean venerados y a la gente le guste seguirlos porque llevas razón o aunque no sea así te respetan mucho porque tú eres un líder eficaz.

En la actualidad vemos ejemplos de líderes aunque también de líderes no eficaces, muchas veces vemos en el periódico afirmaciones totalmente estúpidas y sin sentido que uno se pregunta: «¿Por qué ponen esta opinión tan fuera de lugar?»,  es fácil la respuesta, la ponen porque quien lo ha dicho tiene cierto liderazgo aunque no eficaz pues sino sus opiniones no serían tan disparatadas.

Hay muchas tonterías que dicen personas supuestamente líderes que también las dicen locos que andan sueltos por la calle pero la única diferencia es que esos locos no son líderes en absoluto y por eso ningún periódico va a dar importancia a sus palabras, el problema está en cuanto la gente atribuye liderazgo a personas o entidades que en muchas ocasiones no se lo merecen y mucho menos hay que hacerles caso.

Véase esa rectora de universidad que emprende un discurso homófobo y sus palabras trascienden en periódicos o la ya tan habitual iglesia católica y sus comentarios u opiniones totalmente fuera de lugar como: «La homosexualidad es delito», «el aborto es peor que la pederastia» y similares. Estas cosas las puede decir cualquier loco en la calle pero no le hacemos caso, cuando los periódicos y la gente atribuye importancia a esas opiniones por el liderazgo de quien las dice es cuando nos degradamos porque que alguien sea líder o tenga mucha razón en algo no significa que pueda meterse en todo y tenga razón en todo.

La gente tiende a dar la razón a muchos líderes digan lo que digan, eso lo saben los líderes y por eso se aventuran a decir tonterías porque saben que sus palabras aunque no sean seguidas por lo menos si serán difundidas. Pero de eso no trata un líder eficaz, sino un líder no eficaz y es necesario que lo sepas para que comiences, poco a poco, a ser un líder eficaz, seguido, admirado y dónde tus palabras causen gran impacto sin que divagues ni digas barbaridades como le ocurre al típico líder eficaz que por subírsele el liderazgo a la cabeza termina opinando de todo aunque no tenga ni idea.

Líder eficaz: Cómo ser un líder eficaz

El primer paso para ser un líder eficaz es NO quejarte sobre todo, los líderes no se quejan, los líderes actúan y buscan soluciones que para eso eres un líder. Sería contradictorio que un líder se escondiera y se hiciera el tonto en momentos complicados ya que es precisamente ante los problemas cuando más necesitamos un líder. Fíjate bien en como se actúa en política, en época de crisis todos nos quejamos del gobierno y nos quejaríamos prácticamente de cualquier gobierno que gobernara porque ante épocas difíciles nos gusta quejarnos más que actuar o hacer cosas lógicas y encontrar soluciones. La excusa más común es: «ellos la han creado, pues que ellos la paguen», esta actitud desde luego no es de líder.

Ningún líder eficaz de la historia ha provocado los problemas pero si los ha resuelto o por lo menos los han intentado resolver. Fíjate en la oposición política del actual gobierno de tu país (si tu país tiene democracia claro) te darás cuenta como la oposición solo se queja pero no se atreve a pedir elecciones anticipadas o si lo hace lo hace con voz muy baja. ¿Por qué la oposición no quiere elecciones anticipadas en plena crisis mundial? Pues porque es muy cómodo estar como líder cuando tú no eres el encargado de solucionar nada y tan solo tienes que esperar mientras te quejas y señalas al otro líder, aguardando el momento en que ya haya pasado la tormenta para tú liderar. ¿Eso es ser un líder eficaz? Desde luego que no, es ser un líder cobarde y oportunista. A continuación te explicamos algunos puntos para ser un líder eficaz.

Enfréntate a los problemas, salga bien o salga mal

Mucha gente busca grandes fórmulas mágicas para ser un líder eficaz cuando la principal solución está en simplemente convertirte en un líder. ¿Qué espera la gente de un líder? Que dirija, ¿Cómo aprenderás a dirigir? Dirigiendo, es fácil, barrio sésamo básico. Cuando veas problemas o que hay algo que dirigir, dirígelo, puedes comenzar por tu vida, tus metas y objetivos.

Si todo va de aquí para allá, de allá para aquí cógelo todo, organízalo y fija un rumbo, tienes que acostumbrarte a liderar a todas horas pero por supuesto, haciéndolo bien, se cooperativo, humilde y lidera con cabeza. No dejes que el liderazgo te se suba a la cabeza o te corrompa y comiences a hacer cosas puramente egoístas porque entonces dejarás de ser un líder eficaz y serás uno de tantos payasos que intenta amasar un pedacito de fortuna o poder a costa de mentir, engañar y manipular. Te puede salir bien, pero es momentáneo.

Un ejemplo claro y directo es equiparar aquél que lidera egoístamente con la corrupción. Cuando un político se corrompe todo es dinero y glamour, pero siempre les cogen y cuando pasa terminan cayendo en picado, de la más absoluta riqueza al mayor rechazo social y desprecio que pueda haber.

Tú como líder eficaz tienes que centrarte en ofrecer soluciones eficaces para todos, no solo para tu beneficio propio, el buscar soluciones positivas para todos hace que a largo plazo se refuerce tu liderazgo, seas un líder eficaz más efectivo y todo te vaya mejor y mejor, es como una bola de nieve propulsada hacia arriba dónde la gravedad la hace subir más y más.

La verdad y humildad por delante

Un buen líder puede hacer cosas mal, elegir el camino equivocado y todo esto le será SIEMPRE perdonado con una sola condición, que vaya con la humildad y la verdad por delante. Es de humanos errar y todos lo entendemos así, podemos perdonarlo, a veces no estamos de acuerdo con las opiniones y decisiones de un líder eficaz pero sabemos que es la mejor decisión que ese líder sabe tomar en base a su experiencia, no la compartimos pero la respetamos, podemos incluso seguir apoyando incondicionalmente a ese político, pero lo que bajo ningún concepto prácticamente nadie permitirá es que mientas y te rías de la gente en su cara.

La corrupción causa repugnancia a gran parte de la sociedad que no descansa hasta que los corruptos terminan en la prisión, un alcalde que miente descaradamente y hace tonterías pocas veces saldrá reelegido, incluso en pueblos pequeños dónde un alcalde llevaba más de 30 años gobernando puede ver su fin si juega con la gente, mintiéndoles, engañándoles y yendo a intereses propios. Esa confianza de 30 años verá como se evapora rápidamente y si creía que por esa confianza podía mentir y engañar de forma descarada.

No mientras, hagas las cosas bien o mal lo importante es que te esfuerces al máximo, que se vea y que vayas siempre con la verdad y humildad por delante, así te ganas el respeto y admiración de la gente y esto nadie te lo puede quitar.

Sé un líder eficaz con la verdad y humildad siempre por delante

Entrena tu carisma al máximo

Un líder eficaz tiene que ser sí o sí carismático. Puedes tener las mejores ideas para cambiar el mundo, tener la estrategia ideal y tenerlo todo para ser el líder eficaz y perfecto en lo que tú te quieres dedicar, pero si no eres capaz de transmitir que eres eficaz y que eres la mejor opción de nada te va a servir. ¿Y cómo vas a hacer eso? Cultivando tu carisma que incluye: tu facilidad de palabra, lengua corporal, personalidad atractiva etc.

El carisma es el arma más poderosa de un líder ya que el carisma es como bombardear a la gente con la sensación de que somos de confianza y personas altamente interesantes. La gente quiere un líder de confianza, quiere un líder interesante y esto, por triste que en principio pueda parecer (que no lo es tanto) tiene mucho más peso que ser un líder eficaz, aunque si lideras con el tiempo ambas cualidades se equiparan y es que ser carismático es en cierto modo tener una porción de eficacia en tu liderazgo.

Un líder eficaz con un gran carisma es Barack Obama, todos tendrán su opinión respecto a Barack Obama pero lo que nadie puede negar es que ha roto paradigmas, que es un cambio tremendamente positivo respecto a George Bush (algo es algo) y que tiene un carisma enorme, tan potente que le ha valido la presidencia en Estados Unidos para ser el primer presidente negro de USA en toda la historia. Mucho cuidado y presta atención a esto porque no es una simple frase, es un cambio histórico.

Resumen de Líder eficaz

Para ser un líder eficaz hace falta muchísimo más pero esto sería escribir un libro entero o hacer un videocurso de liderazgo como el que ya tenemos: Liderazgo Carismático. De momento ten en mente estas cualidades y céntrate en mejorarlas ya que son de las más importantes para ser un líder eficaz.

Si quieres aprender a ser un líder eficaz PASO a PASO te recomendamos nuestro videocurso de 5 horas de duración en alta definición: Como liderar

3 respuestas a «Lider eficaz»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.