El poder de la mente en todo lo que haces

© 1jo.ann

Dicen que Dios dispone y que cada uno tiene lo que se merece. Puede que no creas en Dios pero te niegues a pensar que no haya una fuerza superior que nos ha creado a todos. Muchos llaman Dios al universo y creen que tiene unas fuerzas mágicas, que como los dioses de cualquier otra religión, te ayudan a seguir vivo y a solucionar tus problemas.

Yo, personalmente, estoy más por la segunda opción que por la primera en cuanto entiendo que no hay un Dios que es como un padre que vigila a cada uno de sus hijos sino más bien como una energía que nos ofrece condiciones distintas para que vivamos.

Creo que dentro de cada uno de nosotros hay un Dios y que es en realidad nuestra mente la que lo controla casi todo. Y con esto no te voy a decir que la mente tenga capacidades sobrenaturales, si las tiene no las conocemos todavía. Ni te voy a decir que con la mente puedes curar tus enfermedades. Pero sí que con la ayuda de tu poder mental y de la forma que pienses y veas las cosas serás capaz de vivir una vida o de vivir otra. Y eso es algo que tienes que aprender a hacer para conseguir lo que quieres en la vida, contigo mismo y con los demás. Debes aprender a manipular tanto tus pensamientos como los de las otras personas. Y es que muchos de nosotros ya pensamos de forma manipulada y lo vemos todo negativo, hay que aprender a darle la vuelta a estas situaciones y manipular en positivo. Para ello te recomiendo nuestro libro Cómo manipular a cualquier persona, con el que aprenderás a tocar las emociones de las otras personas, a ordenar un discurso para ser más efectivo o aprenderás a manipular a las personas que te manipulan.

Pero como decía, lo primero que tenemos que aprender es a controlar el poder de la mente, de nuestra propia mente. El cerebro funciona como una cámara o un televisor. Digamos que vemos, que pensamos, según sea este televisor, si tenemos un televisor en blanco y negro no veremos los colores por mucho que estemos mirando un arco iris. Pasa lo mismo con los canales, si no los sintonizamos todos no los veremos. Así pensaremos que todo nos sale mal si sólo sintonizamos aquellos canales en los que, efectivamente, algo sale mal. Pero todos tenemos cosas positivas y deberíamos ser capaces de sintonizar muchos más canales.

Espero que la analogía se entienda, cuando una persona tiene una idea preconcebida sobre algo es como si viera las cosas en blanco y negro o solo sintonizara un canal. Por mucho que haya otras cosas por ver esa persona no las verá ya que no está preparada para ello.

Así que el poder de la mente consiste en eso. En ser capaz de ver cuántas más cosas mejor, de ver las cosas positivas y las negativas pero no engrandecer ninguna de ellas de forma descontrolada.

Hay muchas personas que hablan de la ley de la atracción. Se supone que deseando algo mucho lo podemos conseguir. Pero qué consigue mucha gente deseando algo? Justo lo contrario. Esto también es otra jugarreta del cerebro, o del Dios que todos llevamos dentro. Si lo que tenemos es una necesidad sólo recibiremos más necesidad, porque de alguna manera es lo que nuestro Dios entiende que buscamos: necesidad.

© Iliyan Yankov

Si nos sentimos desesperados por no encontrar trabajo y lo vemos todo de forma negativa es muy difícil que encontremos un trabajo, ya que no seremos capaces de detectar las oportunidades. Muchas veces las cosas no son como esperamos que sean y tenemos que verlas de forma diferente para solucionarlas.

Me explico con el ejemplo de la necesidad y el trabajo. Cuando alguien necesita un trabajo y no le sale nada, lo que piensa es que no le va a salir nada. La mayoría de las personas siguen insistiendo, y mucho, en hacer las cosas como las han hecho hasta el momento, cosa que no les ha llevado a triunfar sino todo lo contrario. Una persona que está abierta de mente y que gestiona sus emociones de otra manera sabrá ver oportunidades donde otros sólo ven problemas. Por ejemplo, si enviando curriculums no encuentras trabajo, tal vez tienes que buscar de forma distinta o tratar de generar auto empleo. A veces hablamos con alguien que nos podría dar trabajo pero pensamos tan negativamente de nosotros y de nuestra mala suerte que ni siquiera nos damos cuenta de la necesidad que tiene esa persona, si la detectamos lo más probable es que el miedo nos paralice y no seamos capaces de ofrecerle lo que busca: en este caso un trabajador.

Con esto quiero decir que tenemos que ser capaces de generar nuestras propias oportunidades, ya sea en el trabajo o en cualquier otro campo. A menudo nos obsesionamos tanto con un tema que nadie puede hacer nada por nosotros. Imagina que tienes un problema y tú estás tratando de solucionarlo. Parece la opción más correcta, ¿verdad? Pero ¿qué pasa cuando alguien lo ve desde fuera? Pues que ve que estás poniendo empeño en solucionarlo y cree que no necesitas ayuda. A veces para solucionar los problemas tenemos que olvidarnos de ellos para no hacerlos más grandes.

Entender las técnicas de manipulación nos puede ser muy útil para darnos cuenta de cómo de mal hacemos las cosas nosotros mismos. Si lo que necesitamos para manipular a otra persona es cambiar su punto de vista mediante el uso de las emociones y buscamos las que mejor vayan en cada situación, deberíamos ser capaces de hacer lo mismo con nosotros. Puede parecer que no podemos manipularnos puesto que conocemos nuestras intenciones, pero no es cierto. Puedes cambiar tu forma de pensar para hacer trabajar a tu mente de otra manera y con ello conseguir muchos de los propósitos que tienes. A veces sólo hace falta ver más allá para darnos cuenta de que no todo es tan negativo.

Aprender a pensar en positivo y aplicar el poder de la mente implica aprender a darle la vuelta a muchas situaciones, para ello tendrás que aprender a convencerte a ti mismo para poder convencer a los demás. Las técnicas de manipulación son útiles para muchas cosas en la vida si sabes aplicarlas de forma positiva y sin intención de dañar a nadie. El beneficio propio no siempre es algo positivo ya que tienes que pensar en los demás si esperas que ellos luego piensen en ti. De todo esto hablamos en nuestro libro Cómo manipular a cualquier persona, con el que aprenderás técnicas que podrás utilizar en muchos aspectos de tu vida. Sin duda es una de aquellas cosas que no te arrepentirás de haber aprendido.

4 respuestas a «El poder de la mente en todo lo que haces»

  1. Nos agrada mucho ese tipo de conocimiento. Pero no todos llegan a utilizar el P. de la V… Temen no poder hacerlo…

  2. Es muy interesante lo que escribes y enseñas a trabes de una pagina y puedes redactarlo muy bien.
    Haciendo que la persona pueda entender y tratar de realizar esos pasos que has escrito.
    Me ha servido, y agradezco que te tomes el tiempo para poder escribirlo y redactarlo.

    Pd: Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.