Domenec BF | 11 de marzo de 2011 | Manipulación |

Ejemplos de argumentación

Ejemplos de argumentación

Photo Credit: Minkel

Muchas veces a la hora de salirnos con la nuestra tenemos que hacer gala de una buena argumentación. Son muchas las personas que carecen de poder de argumentación y a la hora de dar sus razones o dan razones estúpidas o se quedan en frases balbuceantes como: “eeeeeee… es… eee” o “que, es que…”.

Cuando ofrecemos ejemplos de argumentación tenemos que tener muy claro que cada una de nuestras palabras y acciones tienen que ir encaminada a provocar un cambio.

A la gente se le olvida que se argumenta para llevar la razón y llegar a un acuerdo común, pero conforme la conversación evoluciona habitualmente se convierte en una batalla de egos con reproches, insultos… Esto no es argumentar, sino contra-no-argumentar, que significa que estás consiguiendo exactamente el efecto contrario a argumentar, es decir, lo que jamás podríamos tildar de buenos ejemplos de argumentación por qué no lo son.

Ejemplos de argumentación

A continuación te voy a explicar algunas técnicas, estrategias y palabras que te ayudarán en tu argumentación para salirte con la tuya y conseguir tus objetivos.

La magia del porque

Cuando ofrecemos un porque, aunque sea absurdo, eso hace que inevitablemente nuestra frase tenga mayor sentido. Por ejemplo: “Quiero ir a el parque de atracción” ofrecerá más resistencia que: “Quiero ir al parque de atracciones porque van a ir allí mis amigos”. ¿Qué tiene que ver tus amigos con que vayas al parque? Eso no hará que tengas más razones para ti, un poco si, pero no tiene demasiada relación si tus padres van a decidir si vas o no.

Lo que ocurre es que cuando tenemos una razón para hacer algo y la verbalizamos, automáticamente, asignamos más peso a nuestro propósito y por ende más lógica para ser aceptado. Otro ejemplo: “Me voy a ir porque mañana quiero ver una serie”. ¿Tiene relación que te vayas porque mañana veas una serie? Desde luego que aquí es más evidente que no tiene relación alguna.

Pero cuando se ofrece un porqué automáticamente llevamos mucha más razón que si no lo ofrecemos. Obviamente es mejor que ofrezcas un porque razonable y lógico dado qué así no encontrarás objeciones.

Ten en cuenta que debes combinar todos los ejemplos de argumentación que te ofrecemos para que tengas éxito

La magia del debo

Si dices algo como qué es una obligación tuya también cobra mucha más prioridad e importancia, también puedes combinarlo con un limitante de tiempo. Por ejemplo, vamos a combinar esta técnica con la anterior. “Tengo que ir al parque porque me están esperando mis amigos”.

Imagina a un adolescente que pronuncia esa frase delante de sus padres, le harán 100 veces más caso que si solo usamos el por qué del principio porque si le dicen que no, se sentirán más culpables, porque los amigos de su hijo le están esperando.

Si no le dejan ir le harán quedar mal y pondrán en peligro su vida social, cosa que ningún padre sensato quiere. Igualmente no te creas que esto son técnicas infalibles, siempre puedes encontrar objeciones y por eso, abarcamos  en este artículo muchos ejemplos de argumentación.

Ahora vamos a hacer una triple combinación, junto con un limitante de tiempo para terminar de amedrentar a los padres.

“Tengo que ir a la feria porque me están esperando mis amigos y hoy es el último día de feria” . Con esto además cargamos en la otra persona que si no nos deja ir hará que nos perdamos la feria, una responsabilidad que pocos quieren asumir.

Obviamente habrá el típico padre que ha castigado si o sí a su hijo y todas estas excusas rebotarán contra un muro.

La técnica de la culpabilidad

Cuando argumentamos, si hacemos una buena argumentación podemos sumarle este tipo de ejemplos de argumentación dónde hacemos sentir a la otra persona culpable.

Vamos a añadirlo a lo dicho anteriormente: “Tengo que ir a la feria porque mis amigos me están esperando y hoy es el último día de feria. Si no voy tendré que esperar todo un año, me encanta la feria, la disfruto mucho, me quedaré muy mal y triste si no voy”.

En este ejemplo estamos haciendo un súper combo en el cuál atacamos por todos los flancos y trasladamos la sensación de culpabilidad a la otra persona. La haremos sentir culpable si no nos deja ir, sentirá en su conciencia que ha tenido nuestra felicidad en sus manos pero que, como no le ha dado la gana, ha preferido que estemos triste.

Desde luego hay muchas personas con carencias de empatía y muchas veces todo esto no bastará, tendremos que añadir más trucos y técnicas. Pero es importante que entiendas estos ejemplos de argumentación para mejorar tu poder de manipulación y persuasión.

La técnica de verbalizar

Cuando una persona se encierra en si misma tendremos que hacer uso de ejemplos de argumentación más agresivos y de ataques. Muchas son las personas (por no decir todas) que se crean un mundo alternativo, adjudican definiciones y realidades que no son realistas.

Por ejemplo, el típico estudiante que se cree mejor que los demás y que opina que todos los profesores odian su trabajo y solo trabajan por dinero. Julio es además un obseso con el dinero, con lo cual asigna el dinero como principal foco de todo.

Imagina que Julio el universitario discute con un profesor y en este caso puede acusarle de que solo va a cobrar y que luego pasa de sus alumnos. ¿Que tendría que hacer en este caso el profesor? ¿Defenderse? No es muy buena idea…

Cuando mantienen una actitud hostil hacia nosotros tenemos que hacer uso de los mejores ejemplos de argumentación. Tal como decía un buen estratega militar: “la mejor defensa es un buen ataque” y en este caso estamos al 100% de acuerdo.

Para desmoronar a Julio bastaría con verbalizar cómo es él y por qué opina así, es decir, cogemos su realidad y la mostramos a los demás. Cómo esta realidad no concuerda con la vida real que perciben los demás todo el mundo ve que, efectivamente, Julio está equivocado.

En este caso diríamos algo así como: “Julio, tú te crees que tienes preferencia sobre los demás alumnos porque te crees mejor que nadie, pero te toca esperar como a todos, y muy a tu pesar, no todos las personas ponen el dinero como centro de su vida, así que por favor, no me etiquetes a mí de pesetero solo porque tú seas un obseso del dinero”.

Un comentario hábil como este basta para desmoronar el mundo de la otra persona. Obviamente cuantas más técnicas de manipulación sepamos más fácil será derrotar a cualquier persona y llevar la razón siempre.

Si quieres conocer más de 100 ejemplos de argumentación y poderosísimas técnicas de manipulación, COMPRA AHORA nuestro libro-ebook descargable: Como manipular a cualquier persona

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último)

DESCARGA COMPLETAMENTE GRATIS 21 PÁGINAS DE NUESTRO EBOOK: COMO MANIPULAR A CUALQUIER PERSONA

  • Como manipular a cualquier personaImagina como sería tu vida si conocieras las 23 PODEROSAS TÉCNICAS de manipulación completamente NUEVAS E INÉDITAS que hay en el ebook.
  • Aprende LOS SECRETOS MÁS POTENTES que existen sobre la manipulación y la persuasión que te permitirán hacer cambiar a cualquier persona de opinión.

Comenta





Hay 9 comentarios


DESCARGA GRATIS 21 PÁGINAS DE NUESTRO EBOOK

Como manipular a cualquier persona Aprende LOS SECRETOS MÁS POTENTES que existen sobre la manipulación y la persuasión que te permitirán hacer cambiar a cualquier persona de opinión.

Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)