Cómo vencer la timidez rápidamente

© Michael Taggart Photography

Si has llegado aquí y estás leyendo esto es que eres una persona tímida, de las que lo pasa mal cuando tiene que hablar con desconocidos, con personas determinadas o a quien no le gusta hablar en público, por ejemplo.

Si tu timidez se limita a un chico la única forma de superarla es hablando con él. Ensaya frente al espejo si hace falta, pero la conversación será la que te haga perder la timidez. Hay muchas chicas que no son tímidas en absoluto pero que no consiguen hablar con el chico que les gusta. En este caso se trata de ser valientes y de conseguir reforzar tu autoestima. Cuando te sientas segura contigo misma podrás hablar con él más relajadamente.

En cuanto a las personas tímidas, las que padecen aquello que llaman fobia social, lo tienen un poco más complicado, no nos vamos a engañar. Si me lees y lo sufres ya sabes de qué estoy hablando. Lamento decir que no hay fórmulas mágicas y que no vas a poder dejar de ser tímido de la noche a la mañana. De todo esto hablamos en nuestro exitoso curso Cómo vencer la timidez y ser sociable, en el que aprenderás todo lo necesario para conseguirlo.

Este curso es un paso a paso que consta de varios ejercicios que deberás ir haciendo para progresar poco a poco.

Olvídate de perder la timidez de un momento para otro. Eso tal vez lo puedan conseguir substancias prohibidas, pero no creo que lo que quieras sea perder la timidez, el sentido común y la conciencia de lo que haces.

Tú lo que quieres es aprender a tener algo más de seguridad en tus relaciones con los demás. Has aprendido que los demás se ríen de ti o que no eres bien recibido en algún sitio, puede que hayas tenido que hablar en público y que no lo  hayas hecho bien.

Pero el mayor de los problemas no está en lo que te ha ocurrido sino en lo que ocurre en tu cabeza, que lo reproduce una y otra vez y lo empeora cada vez que piensa en ello. Además se dedica a boicotear tus intentos de cambio con pensamientos alarmistas, pesimistas y que te ponen mucho más nervioso que la propia situación en si.

Para cuando tienes que afrontar la situación ya la has vivido de forma negativa demasiadas veces. Es totalmente normal que estés convencido de que va a salir mal y que no seas capaz de reaccionar.

Tienes que conseguir darle la vuelta a esos pensamientos negativos, ganando confianza poco a poco para que seas tú quien más confíe en ti mismo.

Con nuestro curso tendrás que afrontar una serie de ejercicios que empiezan frente al espejo, en soledad. Te pediremos que digas frases que las repitas hasta que lo hagas con naturalidad. Luego tendrás que acostumbrarte a oír tu voz diciéndolas, que salgan de manera totalmente natural. Poco a poco empezarás a exponerte ante nuevas situaciones y a poner en práctica lo que has ensayado en la soledad de tu casa o con algún buen amigo o amiga.

© Michael Taggart Photography

Esto es una carrera de fondo, en casi ningún momento podrás realizar ningún sprint. Se trata de empezar una carrera que sabes que va a ser larga y dura. Tienes que tener claro que la constancia y el ritmo serán lo que te ayude a ganar esa carrera. Lo que quieres es terminarla, independientemente de la posición en la que termines.

No sales siendo una de las promesas por lo tanto aspirar a la victoria, es decir, llegar el primero no va a ser lo que quieras. Lo que necesitas es terminar la carrera y estar entre las personas que llegan al otro lado, es decir, las personas sociables. No creo que quieras convertirte en la persona más sociable del mundo, por lo menos ahora de momento.

Esa es ya otra carrera. Cuando terminas tu primera maratón y ves que lo puedes conseguir entonces es cuando tienes que ir a mejorar tu tiempo, pero solo entonces.

Hasta que no seas capaz de enfrentarte a cualquier situación sin perder el control o sentir sudores fríos no vas a ser capaz de dar el siguiente paso, que consistirá en mejorar tu técnica y ganar simpatía y sociabilidad.

Para vencer la timidez lo que tienes que hacer es concentrarte en pequeñas metas, imagínate que la que corres es una carrera de obstáculos y tienes que saltarlos uno a uno. Bien, pues no pienses en los que van a venir detrás ya que si no saltas el primero nunca llegarás al segundo, mucho menos al octavo.

Cada pequeño reto que superas es un obstáculo que dejas atrás y que te pone más cerca de la meta o punto de llegada. Cada vez estarás más lejos, por tanto, del punto de partida y serás una persona más sociable. Pero no te confíes y sigue nuestro método hasta el final. No bajes la guardia hasta mucho tiempo después de haber dejado de entrenar.

Si eres un corredor de fondo lo tienes que ser siempre, para todo. Aprenderás mucho durante este camino y verás que al final del esfuerzo si se hacen bien las cosas llega la recompensa.

No tienes que limitar tu círculo social a las personas a las que estás acostumbrado pero tampoco puedes esperar a que de la noche a la mañana tu timidez desaparezca.

No me cansaré de insistir en que es algo largo y que requerirá esfuerzo y constancia. Desconfía del que te diga que tiene un método que hará eso rápidamente por ti. La magia, y menos en este tipo de cosas, no existe.

La magia es conocerse a uno mismo y luchar para ser mejores cada día, en este o cualquier otro aspecto de tu vida. Siempre podemos perfeccionarnos, sin que eso signifique que no nos valoramos, pero siempre podemos aspirar a hacer las cosas de manera óptima. Puede que no seamos perfectos pero podemos sacar lo mejor de nosotros mismos.

Si quieres que te ayudemos a dejar de ser tímido COMPRA AHORA nuestro curso  Cómo vencer la timidez y ser sociable en el que paso a paso aprenderás a ser otra persona, mucho más sociable y segura de si misma.

Una respuesta a “Cómo vencer la timidez rápidamente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.