Como negociar de forma asertiva

© angrywhitekid

La comunicación asertiva es algo que todos deberíamos conocer, deberíamos ser educados en un entorno asertivo con ejemplos que nos sirvieran de modelo para poder repetir esos patrones igual que hacemos con el resto de aprendizajes que llevamos a cabo desde niños. Pero la realidad es que decimos asertividad y poca gente conoce el significado de esta palabra. Así que si lo que quieres es aprender a negociar y afianzar relaciones a largo plazo te recomiendo un buen entrenamiento en asertividad.

Como vimos en nuestro último artículo sobre las ventajas de la asertividad en la negociación, esta característica personal puede ayudarte, va a ayudarte, en el resto de facetas de tu vida. No olvidemos que las negociaciones se llevan a cabo desde que somos pequeños en el día a día empezando en el seno de nuestra familia. Negocian los padres con los hijos, los hijos con los padres, los alumnos con sus maestros, las parejas, los grupos de amigos, negocias cuando vas a una entrevista de trabajo, negocias cuando llegas nuevo a un sitio, negocias por trabajo, negocias para vender, negocias para comprar… negociamos a todas horas, por lo que lo más recomendable es hacerlo de una forma asertiva, asegurar los resultados y afianzar las relaciones.

Para vivir de la forma más asertiva posible, y por tanto relacionarte de la mejor manera con los demás, aprender a cuidar de tus intereses y necesidades sin ofender, ni herir a los que te rodean, sin miedo a defraudarles o sin verte haciendo cosas que no quieres hacer lo mejor es seguir un entrenamiento especializado. Para ello te recomiendo nuestro curso Cómo ser asertivo con el que podrás cambiar tu forma de comunicar y de relacionarte, mediante ejercicios simples que podrás ir practicando en tu día a a día.

La negociación asertiva se caracteriza por la no agresividad y la no pasividad de las personas que intervienen en dicha negociación. Si una de las dos personas es pasiva la negociación es más complicada, pero encontrarse frente a alguien asertivo puede ayudarles a negociar mejor. Del mismo modo, una persona acostumbrada a negociar de forma agresiva puede cambiar sus formas si se encuentra con una persona asertiva. En cualquier caso la persona asertiva estará negociando de la mejor forma posible y no abusará de la persona pasiva que no sabe decir que no, pero tampoco se dejará abusar por la persona agresiva que tiende a imponer sus condiciones, eso sí, no lo hará de la misma forma que el agresivo. No necesitará imponer, ni obligar, ni gritar para ser escuchado.

La negociación asertiva

  • En primer lugar la persona que negocia de forma asertiva es respetuosa con el interlocutor. Tanto escuchando los argumentos de la persona con la que negocia, como  en su forma de exponer los propios. Además respeta el turno de palabra y es capaz de tratar de entender los argumentos contrarios, replanteándose los suyos si hace falta. Una persona asertiva es respetuosa y no cree tener la verdad absoluta.
  • Una persona que lleva a cabo una negociación asertiva no sólo escuchará los argumentos de la otra persona sino que será capaz de cambiar los propios si la otra persona tiene razón o si cree que cediendo en este punto la otra persona cederá en alguno de los puntos propios. Negociar es ceder, por tanto una buena forma de enfocarlo es aceptando unos puntos a cambio de otros. De este modo ceden ambas partes.
  • El lenguaje corporal de la persona asertiva será relajado, igual que su tono de voz. El diálogo es lo que le preocupa y llegar a un acuerdo es el fin de dicho diálogo. De nada le sirve imponer sus razones y no escuchar las del otro si no van a llegar a un acuerdo.

    © U.S. Embassy Tel Aviv
  • Una persona asertiva trata de poder exponer sus argumentos adecuadamente. Lo habitual para hacer eso es tener claro qué queremos decir antes de negociar. De todos modos, cuando tiene que decir que no, no necesita argumentos para justificarse. Puede decir que no, simplemente porque necesita decirlo, no necesita justificar la negativa. Las personas que necesitan justificar una negativa es que no se sienten seguras diciendo que no. No puedo ayudarte porque tengo que ir a tal sitio y hacer tal cosa. Una persona asertiva puede, simplemente, decir: no puedo, lo siento.
  • Una persona asertiva mantiene su criterio pero acepta que puede estar equivocado, por ello, como decíamos en el primer punto, aprende a escuchar los argumentos ajenos y a considerarlos y ponderarlos contra los suyos. Si la otra versión es mejor no tiene problema en aceptarla. Todos tenemos derecho a equivocarnos y a cambiar de opinión y eso es algo que tiene muy claro la persona asertiva.
  • Una persona asertiva usa frases que la impliquen a ella en lugar de frases que impliquen a la otra persona. Con esto evitamos que los demás se sientan ofendidos. Podemos decir «no estoy de acuerdo con» en lugar de decir «cómo puedes proponer eso».
  • Un buen truco para hacer esto que comentábamos en el punto anterior es separar a las personas con las que negociamos del problema que intentamos solucionar, es decir: no personalizamos. Hablamos del problema sin atacar a nadie por las ideas que pueda tener.
  • Las personas asertivas son respetuosas, ya lo hemos visto, pero también tolerantes. Aceptan que no siempre pueden salirse con la suya pero se sienten bien por haberlo intentado.
  • La negociación asertiva pasa por escuchar al otro, por tanto la persona asertiva tratará de que su interlocutor no actúe de forma pasiva y le preguntará sus opiniones y tratará de saber qué piensa sobre el tema que discuten.

La negociación asertiva puede ayudarte mucho, ya que aprenderás a hacerte escuchar pero sin dejar de respetar a los demás. Ser asertivo es una forma de llevar la comunicación y las relaciones con otras personas. De todas la posibles formas de ser de una persona esta es la más recomendable y no es difícil de entender ni de aprender. En nuestro curso Cómo ser asertivo te damos las claves para que aprendas actuar y a negociar de forma asertiva y empieces a trabajar para defender tus intereses a la vez que aprendes a respetar a los demás.

Una respuesta a «Como negociar de forma asertiva»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.