Cómo elegir un marido

Photocredit: Old Shoe Woman

Muchas mujeres creen que el dinero da la felicidad. O la belleza. Si ellas son guapas creen que pueden conquistar a cualquier hombre. Hay mujeres que no se casarían con nadie que no fuera millonario. Qué gran error. ¿No te parece?

Para pasar la vida con alguien tienes que tener algo más importante que os una que la simple belleza o el dinero. Ambas cosas se pierden fácilmente. Además una vez te acostumbras a eso, ya no te parece tan espectacular.

Una de las grandes dudas de muchas mujeres es cómo elegir un marido, alguien que las haga felices ahora y para siempre. No es una elección fácil. A veces sientes que el problema es no poder elegir.

Si quieres tener capacidad para seducir a cualquier hombre te recomiendo nuestro curso Cómo conseguir pareja, en el que aprenderás paso a paso cómo seducir a un hombre, independientemente de quién seas.

Mientras practicas tus dotes de seducción conocerás a muchos hombres, tienes que tener claro qué es lo que buscas o qué te conviene a la hora de elegir un marido.

El amor es el pilar más importante, sin eso nada se sostiene. Si no has encontrado a un hombre al que amar sin condiciones sigue buscando. Exige que te quieran a ti del mismo modo que le quieres tú. Amor es dar y recibir, no dejes que te tomen el pelo, pero intenta dar siempre más de lo que recibes.

La vida puede ser muy complicada y cuando somos jóvenes no nos imaginamos el peso que supone la responsabilidad en nuestras vidas. Los hijos, por ejemplo, son lo que más queremos en el mundo y por ellos tenemos que tratar de tener una vida estable. De nada sirve que busques un marido millonario para luego divorciarte y vivir de las rentas. Puede que creas que a ti eso te haga feliz. Pero qué hay de los hijos de este matrimonio que se planteó como un negocio? ¿Qué crees que van a sentir cuando sean mayores y entiendan lo que ha pasado?

Mucha gente que ha crecido sin dinero cree que el dinero da la felicidad. Pero eso es totalmente incorrecto. La felicidad son otras cosas. La sensación de satisfacción, de vivir una vida plena no se compra con dinero. Al contrario, cuanto más tienes más necesitas y crees que aquello que todavía no tienes te dará la llave de la felicidad. Y cuando lo consigues te das cuenta de que no es así.

Entonces imagina que siempre has tenido dinero, sería lo que pasaría si tuvieras hijos con un millonario, del que te divorcias poco después. Nacerían en un entorno adinerado en el que no les faltaría de nada. Pero qué echarían de menos entonces?

Es mucho más triste sentir que no tienes cariño suficiente que sentir que no tienes dinero. Recuerda que el amor es el pilar más importante. Para que un niño crezca sano y feliz el amor debe ser lo que le mueve y lo que aprende y comparte. Solo así seremos buenas personas, adultos responsables y haremos felices a los demás.

Casarse con alguien por su apariencia física o su cartera no es un buen negocio. Para saber cómo elegir un marido tienes que guiarte por tus sentimientos. Ni más ni menos.

Photocredit: iamhenry

Deja tu parte cerebral de lado por unos instantes y vive lo que te hace sentir esa persona tan especial. Créeme cuando lo conozcas lo sabrás.

Pero (siempre hay un pero) cuando has logrado que alguien despierte esa pasión y esos sentimientos en ti es cuando tienes que analizarlo fríamente.

Tienes lo más importante, el amor, pero no te olvides de la parte racional. Y no hablo de dinero. Ya hemos quedado que buscar exclusivamente un hombre millonario para casarse es una idea pésima.

Hay otras cosas que importan a la hora de elegir una persona para pasar la vida entera con ella.

El respeto. Es imprescindible que sea una persona que te respeta. A ti y a tu familia. Que te trata bien, que confía en ti y que te permite tener la libertad deseada. Con eso no me refiero a que puedas estar con otros hombres, me refiero a que deje que te desarrolles como persona más allá de vuestra relación de pareja.

Puede que quieras formarte, ampliar tus estudios. Estarías con un hombre que no permite que mejores como persona?

Querrás ver a tus amigas y pasar tiempo con ellas sin tu pareja, es totalmente normal. Puede que te guste ir a correr a la playa o al gimnasio, dejarás de hacerlo si a él no le gusta hacerlo contigo o simplemente te dice que ya no puedes hacerlo?

El respeto también incluye confianza, no solo libertad. La confianza pasar por no dudar de tu pareja cada vez que hace algo sin que tú estés. No puedes vivir con alguien a quien le matan los celos. Por muy romántico que te parezca al principio. Si confía en ti y está seguro de si mismo no necesitará desconfiar de nadie. Estás con él por amor, con eso debería bastarle.

La generosidad es importante. Se puede demostrar de muchas maneras: pasando tiempo con tu familia, ayudando a alguien cuando lo necesita, compartiendo lo que tiene. Encontrar a alguien generoso es un buen síntoma de que será un buen padre. Para ser una buena pareja y un buen padre tienes que ser muy generoso y no ponerte a ti mismo por delante de los demás.

La pasión es importante, la confianza para hablar de estos temas es básica. Tener una relación sexual sana con tu pareja desde el principio garantiza en cierto modo que puede seguir siendo así si lo trabajáis. Si, por el contrario, es un tema en el que no coincidís es posible que con el tiempo eso cause un problema mayor en vuestra relación. Para muchas parejas este es una de las principales causas de separación.

Antes de decidirte a casarte con alguien debes conocerle bien y saber cómo responderá en situaciones complicadas. Cuando todo es fácil siempre es más bonito, pero cuando hay problemas es cuando conoces verdaderamente a alguien.

Si estás leyendo esto probablemente es debido a que no tienes pareja y no sabes cómo buscar un marido o alguien para pasar la vida entera. Si quieres aprender a seducir a un hombre COMPRA AHORA nuestro curso Cómo conseguir pareja, en el que te contaremos paso a paso nuestras técnicas infalibles de seducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.