¿Vale la pena tener amigos?
Verdadera Seduccion | 23 de agosto de 2016 | sociabilidad |

¿Vale la pena tener amigos?

© Nikita Kashne

Si eres una persona sociable seguro que esta pregunta te suena muy rara. No crees que alguien pueda ni siquiera planteárselo. Pero si no eres así, si te cuesta relacionarte con la gente, si obtienes más disgustos que cosas positivas cuando te abres a los demás, este artículo es para ti. Hoy hablaremos de si vale la pena tener amigos. Si vale la pena los sacrificios y los cambios que tenemos que hacer para gustar más a las personas y si es necesario intentar gustarles en lugar de buscar que nos acepten como somos.

Lo que deberíamos hacer en primer lugar es diferenciar la gente que conoces de los amigos. No todas las personas con las que te relaciones o puedes quedar son o serán tus amigos. Vale la pena tener amigos pero también vale la pena tener conocidos y, sobre todo, saber diferenciar entre unos y otros. La amistad no es algo que surja de la noche a la mañana. Necesita tiempo y dedicación, como el amor. Necesita confianza y esta se gana a base de tiempo. Pero no te olvides de que la confianza se pierde mucho más rápido de lo que se gana.

Hay gente que no necesita conocer a muchas personas para conseguir buenos amigos, mientras que otros necesitan conocer a mucha gente y poder elegir entre todos los que conocen a quien va a ser su confidente. Seas como seas, hay una serie de técnicas que te vendrán fenomenal para ampliar tu red de conocidos y con ella poder cubrir la plaza de amigo. Recuerda que es cuestión de tiempo forjar una buena amistad y que no deja de ser un tipo de relación amorosa en la todos tienen que dar y recibir. Si no tienes amigos, no te preocupes, puedes empezar a conocer gente y divertirte para, poco a poco, ir cerrando los lazos con aquellos con quien tengas más afinidad. Te recomiendo nuestro Curso superar la timidez y ser sociable para aprender a relajarte y disfrutar con la gente. Solo así podrás conocer personas que se convertirán en tus amigos.

Lo que diferencia un amigo de un conocido es la intimidad a la que puedes llegar con el amigo. Con un conocido nunca vas a llegar a eso, aunque tengas un momento en el que os sinceráis y sois capaces de contaros algo íntimo, para considerarle amigo esto tiene que estar repetido en el tiempo y abarcar todos los aspectos de la amistad. Un amigo es alguien con quien tienes confianza para poder hablar de cualquier cosa. Así que solo por eso ya vale la pena tener amigos.

Un amigo es un compañero de viaje que se preocupa por ti cuando tienes problemas, que celebra contigo tus éxitos y que cuenta contigo para apoyarse cuando es él quien tiene problemas o éxitos que celebrar. La amistad siempre tiene que ser bidireccional, en los dos sentidos, cuando uno da mucho más de lo que recibre la amistad es desigual y empieza a fallar. Es como una silla o una mesa que tiene una pata coja y son las otras las que tienen que sostener el peso. Si el peso es elevado puede terminar rompiendo el mueble, pues no está preparado para sujetar tanto peso entre tres patas. Si no, será molesto, ya sabes, una mesa que se mueve y resulta incómoda. Eso es un amigo que solo pide y no da nada a cambio. Puede ahogarte o puede resultar incómodo. En cualquier caso no cumple correctamente su función. Es triste pensar así, pero cuando uno espera recibir mucho también tiene que estar dispuesto a entregar mucho.

Hay estudios que demuestran que las personas que tienen amigos son más saludables que las personas que no los tienen. Sí, hay estudios para todo, y este en concreto analizó la vida de personas que tenían una buena red social (personal) y a quienes no la tenían y estaban y se sentían solos. Las personas con amigos, gozan de mejor salud, por lo general, que las personas que no tienen amigos.

También podemos pensar que el aislamento social, la incapacidad por relacionarnos con la gente es lo que nos pone enfermos, no los amigos lo que nos salva. El caso es que a nivel psicológico una persona que tiene amigos con quien poder hablar tiene menos posibilidades de sentirse mal consigo mismo, algo que sí les pasa a las personas que se sienten solas. No se quieren a sí mismas porque creen que los demás no lo hacen, se castigan y se culpan y su soledad les va afectando, no solo en el carácter, sino en la salud. Se ha comprobado que las personas solitarias tienen las mismas consecuencias para la salud que las personas con un peso demasiado elevado: problemas de movimientos, de corazón, respiratorios…

© obaxterlovo

Es como la pescadilla que se muerde la cola. Un adolescente sin amigos es considerado raro, cuanto más raro es menos amigos tiene y más se mete en su propio mundo, se encierra y le da vueltas a las cosas en su cabeza. La soledad es buena en ciertos momentos, pero reírse es algo básico y es algo que hacemos en grupo. Podemos reírnos con la tele, por ejemplo, con una buena serie, pero también está comprobado que las personas que tienen más relaciones son capaces de reírse mucho más que las que no las tienen. La risa es social y cuando nos reímos solemos hacerlo al imaginar una situación, un personaje… Si te ríes con la tele y no tienes amigos con los que comparar a los personajes los encontrarás menos divertidos, por no hablar de que no podrás extrapolar situaciones y verte reconocido en ellas ya que no tendás situaciones que comparar.

La risa es básica para el ser humano y compartir pensamientos, dudas, problemas y motivaciones también. Igual que necesitas un hombro para llorar cuando tienes un problema, necesitas a alguien que se alegre por tus éxitos. Y para eso están los amigos.

Si no te ves capaz de conseguir amigos por ti mismo nosotros podemos ayudarte, participa en nuestro Curso superar la timidez y ser sociable y tendrás la solución a gran parte de tus problemas.

Artículos relacionados:
  • No related posts found
Comenta





No hay comentarios


Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)