Una vida mejor

Una vida mejor
Photo Credit: Steve-h

Se preguntan muchos si es posible tener una vida mejor, ¿Esta acaso todo arraigado desde el momento de nuestra concepción? No lo creo, el cambio es posible pero todo depende de algo ambiguo para muchos y olvidado por otros, lo que yo llamo fuerza de voluntad.

Empezamos de forma cronológica en donde se inicia el supuesto problema que desembocará en la infelicidad y descontento que tienes ahora. Si no lo tienes pero te preguntas ¿Cuál es mi lugar en este mundo? ¿Por qué mi vida es así? ¿Quisiera que las cosas fueran distintas? y un largo etcétera, entonces llegaste al lugar indicado.

Si piensan que para hablar así debo saber lo que sienten, lo hago. Como nadie, como todos. Las personas nacen en este mundo, con inocencia, como un libro de páginas en blanco en donde escribirán su historia. Pero el prólogo le pertenece a nuestros padres, tutores o quien te crió.

Absorberás sus enseñanzas como el papel a la tinta y una gran parte permanecerá grabado en tu ser como si fuera un tatuaje. La semilla del roble que será tu vida y con la cual luego podrás optar a una vida mejor.

Son tan pocos los problemas que tienes en la niñez, o que por lo menos desconoces como para romper la burbuja de felicidad en la que coexistes con los demás. El mundo es tu patio de juegos y todos están invitados, un lugar tan grande y basto para explorar; con luces y sonidos que distraen tus sentidos. La alegría y euforia era tan fácil de conseguir…

Haz memoria, ¿Qué es lo que necesitabas? cariño, mimo o acaso un dulce para hacerte el ser más feliz del mundo. La tristeza solo era sinónimo de caída, raspón o inyección, pero después de que pasase no quedaba nada más que el recuerdo.

Una vida mejor en la niñez

Las amistades eran grandes, legendarias, de toda la vida. Se hacían y destruían, sin mayor esfuerzo, un “eres mi mejor amigo” salía de tus labios tan fácilmente que pensabas que seríais amigos hasta usar bastón y dentadura. Y a pesar de vivir cosas ordinarias, las contabas con tanto afán a tus padres y amigos, e incluso a cualquiera que afanoso de escucharte se detuviera a deleitarse con tu historia.

Hablar sobre tener novias y novios era cosa de risa y vergüenza. Tu físico te importaba un comino, mucho menos la ropa, ni te preocupabas. Eras feliz con que tus padres te eligieran algo que ponerte, la moda no era más que un cuento para ti y todavía no te hacías la pregunta de como tener una vida mejor.

Esa puede ser la razón de que cuando creces añoras con tanta emoción esos años, años dorados.

Y aquí llega, el quiebre. En sus marcas, listo… ¡¡¡Pubertad!!! O si, la llegada de un nuevo cambio en tu vida. Amada por unos, odiada por otros. No solo por los cambios físicos que pueden resultar incómodos y obvios al principio. Sino por los cambios emocionales que sufres, tu mundo perfecto pierde el equilibrio y el que tendrá que colocarla como era serás tú mismo, deberás convertir tu vida en una vida mejor.

Ahora empiezas a darte cuenta de cómo es la vida, que el mundo que te rodea no es como pensabas ¿o si? La sociedad tiene un peso mayor del que puedes soportar. Empiezas a sentir necesidades nuevas para ti, definiendo que te gusta y porque. Muchos se saltan estos pasos, se dejan llevar por los demás, por lo que dicen que es mejor para ti pero sin detenerte a pensar, ¿Esto es así? ¿No puedo tener una vida mejor en vez de una vida superficial?

Aquí reside el principio de todo mal, si no lo corriges tu vida será como un árbol hueco. Y ya sabes el fin de un árbol decadente. Si dejaste pasar esa oportunidad verás como los años han pasado y las dudas se convirtieron en problemas, los problemas en ira y la ira en infelicidad.

Y ahora esa es tu vida, un ir y venir de un lugar a otro. Comer, trabajar, dormir, no encuentras el sentido a eso. Solo lo haces por supervivencia, por necesidad, pero no porque signifique algo de verdad para ti. El tiempo pasa y ves como el resto de personas avanza y tú solo envejeces.

Los placeres son pocos, las decepciones muchas, pero solo si haces un espacio en tu agenda.

Cuando te despiertas un día mirando el techo y te preguntas, ¿En que se ha convertido mi vida? ¿Puedo tener una vida mejor? Es cuando notas que estabas en el fondo de un pozo y no te diste cuenta. Es ahí cuando querer tener una vida mejor se vuelve algo importante.

No es tarde para tener una vida mejor, aunque el tiempo pasó, las personas se fueron de tu vida, perdiste oportunidades. ¡Aun estás vivo! Solo necesitas eso, porque al borde de la muerte aprendes que es lo único que importa.

Aprende un poco de ti mismo para variar. Sí, es una novedad, mejor vuelve a leer todo desde el principio que lo necesitas, necesitas cambiar tu vida y tener una vida mejor.

Si quieres tener una vida mejor y más feliz, COMPRA AHORA nuestro videocurso de 5 horas de duración en alta definición: Como ser feliz y disfrutar la vida

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable o se ve online, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último)

3 respuesta a “Una vida mejor”

  1. Holas Shadow!

    Me encantó tu post. Un tema que parece simple pero que puede dar muchísimo de si.

    Una de las diferencias más interesantes es que un niño se atreve a todo mucho más que un adulto. Se atreve a ser feliz y siempre lo consigue.

    SALUDOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.