Razones para no gritar

© °]°

La asertividad es una cualidad personal que hay que trabajar para conseguir lo mejor de nosotros mismos y tener la mejor relación posible con los demás. Aunque muchas personas son asertivas de forma natural ya que han estado educadas bajo modelos correctos de asertividad no todo el mundo tiene esa suerte. Ser asertivo es no gritar, respetarse a uno mismo y respetar a los demás.

Es por eso que hoy queremos darte razones para no gritar. Puede que pienses que tú eres así y que no puedes evitarlo, pero tienes que saber que cambiar es posible y que nunca es tarde para hacerlo. Hoy hablaremos de las razones para no gritar pero la asertividad es mucho más.

La asertividad implica ser sincero con los propios objetivos y trabajar para conseguirlos sin molestar a los demás. Se trata de aprender a decir que no cuando hace falta y de decir las cosas sin gritar, por supuesto, pero también sin agresividad encubierta o con rencor. Si quieres aprender más sobre la asertividad te recomiendo nuestro audio curso Cómo ser asertivo, que puedes escuchar en cualquier parte para tu comodidad.

Respeto

Hacia uno mismo y hacia los demás. Si quieres que te traten con respeto tienes que ganártelo primero y respetar a los demás. Alguien que grita a los demás está invitando a los otros a que le griten, que ya hemos visto que es una forma de falta de respeto, por lo que alguien que grita está pidiendo a gritos, nunca mejor dicho, que le falten el respeto.

Evitar educar con el mal ejemplo

No sé si hace falta recordar la gran cantidad de cosas negativas que enseñamos a nuestros hijos si gritamos. Por una parte les enseñamos que para que nos hagan caso tienen que oír un grito. Dicho de otra manera, si les gritas de forma habitual nunca te harán caso cuando no lo hagas. Si tienes niños en casa, gritar es una cosa que deberías evitar desde hoy mismo. Escribiremos un artículo dándote razones para no gritar a los niños, este no se centra específicamente en eso.

Te sentirás mucho mejor

La rabia es una emoción que se autoalimenta. Si quieres generar malestar tanto en ti mismo como en los demás solo tienes que gritar un poco. ¿A que cuando gritas te envalentonas y cada vez gritas más? Parece que alivia, pero en realidad siempre viene acompañado de algún tipo de dolor. Hay quien tiene dolor de garganta después de explotar y gritar como un loco. Hay quien tiene dolor de cabeza, la tensión aumenta la presión arterial y eso produce dolores de cabeza que a menudo no se van hasta pasadas unas cuantas horas de sueño. Además si tratas mejor a los demás ellos te tratarán mejor a ti por lo que también te sentirás mejor.

© Vetustense Photorogue

No generarte malestar a ti mismo, hará que no sientas tantas ganas de gritar. Piensa que es como una serpiente que se muerde la cola, cuanto más gritas, más necesitas gritar y peor te encuentras. Es un hecho. Deja de hacerlo hoy empezarás a estar mejor en todos los sentidos.

Aprenderás a relativizar

Si consigues tener la capacidad para pensar con frialdad: «¿gritar por esto merece la pena?» Verás que en la mayoría de ocasiones la respuesta es no. También puedes pensar qué pensarían de ti si te vieran actuar de esta forma. Piensa en desconocidos o en personas de quien realmente te importe su opinión. Si te avergonzaría que te vieran actuando así, mejor deja de hacerlo. Aprende a relativizar para dejar de gritar y cuando dejes de gritar verás que todo lo relativizas mucho más fácil. Que no le das tanta importancia a las cosas y que ya no te enfadas por tonterías como antes.

Mejorar tu relación con los demás

Tu pareja, tus hijos, tus amigos, tus compañeros de trabajo… ¿Eres jefe y gritas? Deja de hacerlo ya o nadie te respetará. Para ganarse el respeto tienes que respetar primero. Poco a poco, esto no ocurrirá de la noche a la mañana, verás como los demás cambian el concepto que tenían de ti, ya no les dará miedo acercarse a contarte cosas, aunque sean negativas. Cuando ves cómo te trata la gente y te das cuenta de que antes te trataban con miedo estarás realmente contento de haber cambiado.

Para no perder la razón

Cuando gritas da igual lo que digas. Da igual si tienes razón o no. Cuando gritas pierdes la razón automáticamente. Es así. De modo que si lo que quieres es hacer oír tus razones hazlo hablando, nunca gritando y en ningún caso ofendiendo o insultando a otros.

Cambiarás y cambiarán la forma en que te ven

Cuando dejes de gritar y puedas ver las cosas desde otra perspectiva, cuando consigas que casi nada te moleste como te ocurre ahora, verás cómo cambia la percepción que tienen los demás de ti. Si ahora la gente tiende a hacerte culpable cuando tienes un enfrentamiento con otra persona, verás cómo cambia su modo de verte y de entenderte cuando haya comprobado a lo largo del tiempo que ya no usas los gritos para expresarte.

Ganar la confianza de las personas a las que has estado gritando durante tiempo a menudo es difícil, pero piensa que todas las personas nuevas a las que vayas conociendo tendrán otra imagen de ti, por lo que no te será complicado construir un nuevo yo. Alguien en quien tú confíes, independientemente de los demás. Cuando aprendas a confiar en ti mismo verás cómo los demás también lo hacen.

La asertividad es una cualidad que sin duda debes aprender para poder dejar de gritar. No necesitas más razones para dejar de gritar que simplemente quererlo. Pasarse el día gritando, enfadado por todo es agotador. Descansa de una vez por todas aprendiendo a dejar de hacerlo.

Para ello puede serte muy útil nuestro curso Cómo ser asertivo, con el que podrás aprender técnicas de asertividad cómodamente desde cualquier lado gracia a su formato en mp3, lo puedes descargar y escuchar en el dispositivo que prefieras.

5 respuesta a “Razones para no gritar”

  1. Pues yo no grito,porque me han gritado, me han gritado especialmente mis ex jefes……..

    ¿que conclusiones e sacado yo con los gritos? pues que el 99,999% y sin exagerar no han tenido la razón,y que ahora están muy mal…….

    Obviamente es mucho peor gritar que quedarse callado y no decir nada,pero esto ultimo también es muy malo………

    Yo no grito pero estoy en el otro extremo,que es mucho mejor que gritar pero también es muy malo…..

    hay que decir las cosas en la cara y al momento con respeto y educación,pero !!ojo!! depende de la situación y tu estando 100% seguro de que el otro no tiene la razón,el otro te intentará convecer y hacerte creer lo que no es,que es lo que me ha pasado mucho a mi….

    yo lo llamo bajarme de mis treces para evitar confrontaciones…el darle la razón al otro cuando no la tiene,especialmente a ese que grita.

    Los gritos,hay una gran diferencia entre las personas que me han gritado y las que nunca me han gritado…!!!por suerte yo no me e convertido en los que gritan,especialmente por leer vs!!!

    Mi nuevo jefe,y mis nuevos compañeros no gritan,y eso se nota mucho,esa es la diferencia (entre otras muchas cosas de las que no voy a entrar en detalle), por mi experiencia en el trabajo,cuanto mas gritan mas problemas mentales y psicologicos tienen,un ejemplo es que mi antiguo jefe tenía problemas graves de alcoholismo y debe ser uno de los problemas que el tenía que le inducían a gritarme tanto y a faltarme tanto al respeto)…

    Me cojieron desprevenido por como era,y entre una de cal y otra de arena,y siertos compañeros mas normales que mis exjefes pues…..No me largué en su momento que es lo que tenía que haber hecho…….

    odio mucho el alcohol y los borrachos por ese motivo,ese jefe borracho que me gritaba,y también durante mi infancia hubo otro borracho asqueroso que me grito,el padre de un amigo que era borracho……..

    Por ese motivo yo odio el alcohol y odio los borrachos…aunque ni todos los borrachos son personas basura,ni el alcohol es tan malo pues,yo odio el alcohol y los borrachos debido a dichas experiencias negativas…

  2. Aunque yo no grito,hay que tener en cuenta que es muy malo el no decir las cosas a la cara y al momento y de buena manera…

    Eso genera mucho malestar interno,evitas conflictos externos,y te haces amigo de todos pero
    te genera muchos conflictos internos que hasta pueden perjudicarte seriamente la salud….

    1. quiero decir; no grites pero tampoco te quedes callado,haz algo…….

      Ese algo es decir las cosas a la cara y al momento de buena manera,y causando el menor daño posible.

  3. Yo nunca he gritado en mi vida, nisiquiera se porque leo esto ^_^’ todos mis compañeros de segundaria gritan y no se callan y no los entiendo, yo simplemente no puedo

  4. Los gritos no llevan a nada, cuando uno esta enfadado y grita muchas veces salen de nuestra boca palabras que no queremos decir.

    El caso que sea con nuestros hijos, nuestro cónyuge, nuestras familias o nuestros amigos al gritar y no pensar olvidamos varias cosas por ejemplo 1- Las palabras que decimos sin pensar pueden herir tanto y esas heredad emocional en son las mas difíciles de curar.
    2- podemos descorazonar a las persona que amamos.
    Y 3- podrías perder a nuestros seres amados.

    Si puede pasar porque no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista :-) asi que es mejor cambiar de opinión….

Responder a Meli Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.