Qué hacer frente a un jefe incoherente

© germanny

A menudo nos encontramos con personas que manejan equipos y que no están preparadas para ello. Ya sea por su falta de capacidad, por su inseguridad, por una mezcla de todas estas cosas. El problema es para los trabajadores que sienten como su autoestima va minando, ya que hagan lo que hagan nunca acertarán y el jefe siempre esperará una cosa diferente.

Este tipo de personas son las que te piden que hagas algo y cuando lo tienes hecho te pegan la gran bronca precisamente por hacerlo, o porque el método elegido no es el que le gusta, aunque cuando te lo encargó te dijo que lo hicieras a tu gusto. Los jefes incoherentes son aquellos que no son capaces de determinar qué tareas son las más importantes. Te hacen perder tiempo haciendo cosas banales y después te echan la bronca por no haber atendido otra área mucho más importante.

Ante estas situaciones lo mejor es cuidar nuestra autoestima en primer lugar. Es súper importante que nos sintamos seguros con nosotros mismos y que recuperemos la capacidad de confiar en uno mismo. Si tu jefe parece que hagas lo que hagas lo encontrará mal y que en realidad tú eres el problema te recomiendo nuestro curso Cómo aumentar la autoestima, sólo de esta forma podrás diferenciar entre lo real y lo que está en la cabeza de tu jefe o lo que es producto de su manipulación.

Sobre el tema de la manipulación en el trabajo, hace unos días publicábamos un artículo sobre cómo manipular a tu jefe. Cuando tu autoestima esté bien cuidada y tengas seguro que no vas a sufrir por el camino, te proponemos una serie de pasos para que puedas manipular y dar la vuelta a la situación. Cuando te manipulan lo mejor es tener seguridad y saber responder y defenderse de las manipulaciones.

Cómo actuar cuando tu jefe es incoherente

Ante todo tienes que mostrarte siempre tranquilo. Que no vea que la situación puede contigo. Si él pierde la paciencia no la pierdas tú. Ser quien tiene el control puede suponer ser quien tiene el poder. Si tu jefe pierde el control no lo pierdas tú. Puede servirte de mucho.

Una vez tengas la seguridad que te da la calma de tu lado, piensa con frialdad y no trates de dejar en evidencia a tu jefe. Respetarle no sólo te hará quedar bien delante de tus compañeros, sino también de tu jefe, que si es un incompetente se sentirá seguro contigo y si es un broncas verá que contigo no puede. Además de cara al resto de superiores de la empresa lo mejor es tener un actitud respetuosa con tu propio superior. Piensa que entre ellos se defienden. Si quieres dejarle en evidencia usa técnicas de manipulación que no te dejen a ti en evidencia.

Si eres listo, serás precavido y serás capaz de estar preparado para varias alternativas. Es decir, ten siempre un plan B preparado o anticípate a sus movimientos. Ya sabes, más vale prevenir que curar. Si consigues tener buena relación con él, puedes hacer tus propuestas o preparar tu terreno para no ser el que queda mal. Pero ojo, no le dejes en evidencia o será tan incoherente como siempre, usará tu iniciativa para hacerte quedar mal. Simplemente trata de averiguar qué es lo realmente importante y hazlo.

© kennymatic

Para ello, debes tratar de tener buena relación con tus compañeros o con otros superiores, como decía, si no faltas al respeto a tu jefe ni le dejas en evidencia, puedes conseguir que alguien influyente te eche una mano. Ya sea dándote pistas de lo que hay que hacer o protegiéndote cuando lo necesitas. Si con tu jefe no hay manera de entenderte, consigue entenderte con el resto de la empresa. No te aísles.

En cuanto a tus compañeros, lo mejor es buscar la unión. Ya sabes que la unión hace la fuerza y si estáis todos unidos y trabajáis a una, podéis sacar adelante el trabajo sin la necesidad de que os supervise un jefe incoherente o incompetente. Piensa en un equipo de fútbol, si el entrenador da órdenes incongruentes, contradictorias, o simplemente no está presente, los jugadores siempre pueden organizarse y luchar como un equipo para dar cada uno de ellos lo mejor de sí mismo.

Lo que se tiene que conseguir es, por un lado evitar estar a la defensiva. Si siempre ponemos en duda lo que dice el jefe, él cada vez estará más agresivo o será más incoherente. Si no tiene capacidad no querrá que le dejéis en evidencia, por eso poner en duda lo que dice es ofensivo. Si es una persona que tiene una gran inseguridad en sí mismo, poniéndole en duda sólo conseguís aumentar su inseguridad. Lo mejor es que el jefe se sienta respetado por el equipo y entre todos conseguir que esa persona recupere la seguridad en sí misma.

Si el trabajo sale bien y el equipo está bien cohesionado el jefe se sentirá responsable de que todo funcione bien y por tanto se sentirá orgulloso de sí mismo y de su equipo. De nada sirve recordarle que no da la talla o que si fuera por él no lo habríais conseguido. El tema es ser paciente y tratar de llevar las cosas a buen puerto buscando ayudas externas, con buena iniciativa y siempre desde el respeto.

Si esa persona es incoherente y tiene poca capacidad tarde o temprano quedará en evidencia, demuestra lo que vales antes de que eso pase y estarás mejor posicionado cuando ocurra. Y si como muchas veces, el jefe es incompetente y está puesto a dedo y sabes que no lo van a quitar, lo mejor es seguir estos consejos y llevarte bien con él. Sácale el trabajo y no se lo eches en cara.

Y por supuesto, si es el típico jefe que necesita ningunear a los demás para sentirse superior, si crees que ha minado tu autoestima y te ha dejado sin seguridad en ti mismo, refuérzate con nuestro curso Cómo aumentar la autoestima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.