Qué el éxito no se te suba a la cabeza

éxitoMe es gracioso cuando hay mucha gente que critica al rapero Porta simplemente por tener 19 años y haber tenido éxito. Aunque el chico solo tenga 19 años no se le ha subido el éxito a la cabeza (o eso parece) y habla siempre desde un punto de vista muy sincero y humilde (se nota mucho en su lenguaje corporal).

¿Cuantos pueden decir esto después de haber llegado al éxito? Y no hace falta llegar a un éxito rotundo. Sin ir más lejos algunos profesionales de la medicina se creen dioses, algunos universitarios superiores. No sería la primera vez que alguien al terminar una carrera ya se cree que lo sabe todo y se va a comer el mundo.

No es nada agradable cuando una persona te está hablando de una forma irrespetuosa, con desdén, prepotencia… y aunque parezca mentira ocurre con mucha frecuencia y por muchas tonterías.

El proyecto de psicóloga que se creía mejor

Os voy a contar la historia de una conocida que ha terminado la carrera de universitaria de psicología, ella es la 2nda menor de cuatro hermanos. De los 4 hermanos aparentemente solo ella ha terminado bien la carrera y la mejor de todos los hermanos: Psicología.

Su madre le felicita, su padre se siente muy orgulloso… Ella trabaja a jordana partida y está haciendo un master, pero aún así no encuentra un trabajo relacionado con la psicología, seguramente tardará años en encontrar un trabajo como psicóloga.

Pero ella al llegar a casa y encontrarse con su hermano menor lo trata con desprecio, se cree superior, todo lo ve mal, actúa como si tuviera la razón absoluta del mundo. Qué el hermano colabora con un psicólogo escribiendo en un blog: «esto no debería ser así, un psicólogo no puede hacer esto». «Lo qué tu haces no es nada» , «Te voy a demandar por intrusismo laboral».

Su hermano menor no ha estudiado carrera, pero es un luchador nato. Salió de casa de sus padres muy jovencito y ya tiene montado su propio negocio. Tiene más dinero que ella y muchos éxitos acumulados más que ella y pronto va a llegar más lejos de lo que ella jamás llegará. Tiene muchos fans, gente que le admira y aprecia, su trabajo es seguido por miles de personas que le respetan.

Pero él al llegar a casa es uno más, es el hermano pequeño, escucha, habla, pero sobretodo trata con respeto a sus semejantes. Aunque lo reconozcan por la calle y le digan: «Te admiro, me has cambiado la vida» el sigue siendo humilde y hablando a todos como si fuera lo que es: Un simple humano más. Si algún hermano hace algo mal él lo apoya o evita hacer comentarios despectivos, algo que su hermana no hace.

Un día, mientras el joven estaba tomándose un vaso de leche tranquilamente su hermana irrompió en su habitación gritando:

«¡¡Llévame a la estación que hago tarde!!»

Como si fuera un chófer. Él, harto de su comportamiento le dijo que «no la iba a llevar bajo ningún concepto con un comportamiento así». Ella enfureció, lloró y se hizo la víctima: «Es que nunca me tratas bien» , «Después de todo lo que he hecho por ti».

Se humilde

La chica camino al tren (lo ha cogido por los pelos) empieza a pensar que que morro tiene el hermano pequeño, después de llamarlo, de hacer tanto por él… Pero ella no se da cuenta de su comportamiento tan poco humilde. Que ella no es mejor por tener una carrera más o una carrera menos, de ser «x» o «y». Ella no es consciente de qué cualquier persona es igual que otra, sea el presidente del gobierno o el filósofo más grande de España.

Todas las personas deben ser tratadas con igual respeto y sus ideas respetadas como si fueran ideas de dioses. Si eres filósofo no puedes ir por ahí con desdén y ridiculizando las ideas de las otras personas simplemente porque no sean filósofos. Todo el mundo se merece un respeto por el simple hecho de ser humano.

Pero parece que a la gente se le olvida, y por tonterías. En cuanto una amiga pasa a universidad y la otra se va a módulo, la de la universidad empieza a comportarse de manera prepotente creyéndose mejor. Los chulillos de barrio se creen mejor que los geeks a los que les gusta la informática y hablan mal de estos últimos sin darse cuenta que los informáticos prefieren lo suyo antes que lo otro. Cada cual elije su camino. La música máquina no tiene porque ser peor que la chill out simplemente porque a ti te guste la chill out, la música siempre es música y hay que respetar los gustos de cada uno y no decir cosas como: «Es la mierda música que escuchan los killos». Cada cual tiene sus gustos y no son ni mejores ni peores. ¡Así que respétalos!

Vigiad todas estas bobadas, ante cualquier éxito pequeño la gente lo usa para mostrarse superior a los demás. ¿Es evolutivo? ¿Genética? Me la suda lo que sea, pero contrólate que para eso eres inteligente y si no sabes controlarte y te dejas llevar por un nivel tan básico cómo la validación es que no eres tan inteligente.

Hay muchas relaciones rotas de amigos, compañeros, padres e hijos y hermanos por culpa de este tipo de cosas. Qué no te pase como a esta chica que terminó perdiendo la relación con su hermano simplemente porque haya terminado una simple carrera de psicología, cuando él está a un paso de saltar a la élite de los éxitos y aún así sigue comportándose con respeto y humildad ante cualquier persona que se cruza en su camino.

Y no se cree ni mejor ni peor por eso.

11 respuestas a «Qué el éxito no se te suba a la cabeza»

  1. ¿Se puede saber quién es ese hermano y en qué página colabora?

    Si nos lo has puesto tan bien, tendremos que conocerlo a él y su trabajo.

  2. Existe mucho esto que dices… Éxito en lo profesional, en lo económico… Puede ser que una persona porque haya logrado más éxito económico que otra las mire con desprecio, eso es muy feo

  3. Es muy fácil caer en esa dinámica, del sentirse importante y superior a los demás, cuando consigues un determinado éxito. Y cuando caes en ese estado, una persona se vuelve una "creída" y cambia su personalidad por completo.

    Un ejemplo que he vivido yo de esto, fue con una chica que conocí hace 5 años. Era una chica muy simpática y muy encantadora, algo que me sorprendía mucho, porque era muy atractiva físicamente, y trabajaba como modelo. Yo sólo la conocía como una amiga, a la que saludaba cuando me la encontraba, y algunas noches también hablaba con ella por el mesenger. Pues esa chica hace un par de años, que se fue a Madrid, a trabajar en televisión, y desde que se hizo un poquito famosa, cambió de la noche a la mañana. Recuerdo cuando siempre me veía, su encanto natural y su simpatía saludándome, y fue un "shock" para mi, cuando la volví a ver al año, desde que empezó a salir en televisión, y cuando fui a saludarla, recuerdo su frialdad, mirándome como si, se avergonzase de saludarme, porque ahora ella, pertenecia a otro mundo, y con su falsa sonrisa, que cambió por aquella fantástica, que tuvo una vez.

    Ese es el precio de la fama! Aquellos que escapen a ese "atontamiento" que produce tienen mucha suerte, pero creo que es algo muy dificil y complicado de escapar.

    ElSanto.

  4. y sin embargo no respetan mi forma de ser!!!! a mi no me gusta ser humilde!!! porke dicen ke eso es falta de inteligencia??? solo porke piensas lo kontrario???

  5. Gran articulo!!

    pero una pregunta, y creo que todos nos la formulamos alguna vez.. si la mayoria de la gente se comporta asi, porque tu no comportarte asi ? se piensa joder de k coño sirve k io aga las cosas bien si despues vienen millones de personas i hacen las cosas mal.. acaso alguien me apreciara mas o menos por eso? si quiera lo notaran que hago las cosas bien?

    Todo estos sentimientos i preguntas corroen tu cuerpo a la hora de decidirte como hacer las cosas..

  6. Si tú mismo estás cómodo con tu forma de actuar, que los demás hagan lo que quieran, si siguen siendo unos flipados y no te tratan como tú a ellos, la solución es fácil: ¡PUERTA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.