Presión Social en la Lucha por Tus Sueños

Photo Credit "Camdiluv"

El ser humano es un ser social, por lo tanto necesita interactuar con las demás personas.

Es prácticamente imposible vivir solitario toda la vida pero, la otra cara de la moneda, es seguir todo lo que dicta la sociedad, todo lo que nuestros amigos están haciendo y nos dicen que hagamos, cuando ellos ejercen presión social y nosotros simplemente actuamos como mansos corderitos.

La presión social es uno de los motivos principales por la que las personas abandonan sus sueños ya que les aterra la soledad que podrían vivir siendo exitosos. De algún modo sienten miedo al éxito, tienen miedo que por luchar por sus sueños perderán muchos de sus amigos, el cariño de sus familiares, las fiestas de fines de semana.

Antes que nada debes estar dispuesto a sacrificar algunas cosas de tu vida personal. De hecho que cuando decides perseguir un sueño y alcanzarlo lo más pronto posible perderás algo de tu vida personal pero te garantizo que la recompensa es lo más valioso que podrías desear.

Además, si pierdes amigos, ten por seguro que perderás a los que no necesitas o a los que siempre han mostrado una cara falsa en tu presencia ya que cuando esa clase de amigos te ven triunfando lo que hacen es sentir bastante envidia y luego se convierten en tus enemigos ocultos, haciéndote creer que el éxito que estás buscando no lo llegarás a alcanzar jamás, o que no es como te lo esperabas.

Básicamente para enfrentar la presión social, debes hacer caso omiso a lo que te digan las demás personas y estar completamente seguro de que el proyecto, el sueño o la meta que te has propuesto alcanzar valdrá la pena y realmente te hará feliz.

Te contaré un poco de mi vida personal para que entiendas cuánto he tenido que luchar para que pueda conseguir uno de mis sueños: vivir de mi propio negocio.

Por cierto, no me confundas con Domenec, yo soy Rolandox. Y ambos vivimos en continentes totalmente distintos con vidas totalmente diferentes. Bueno, aquí va mi historia personal sobre la presión social.

Estaba estudiando Administración en un instituto cercano a mi casa. Administración era la carrera que más me gustaba entre las otras. No era lo que siempre había soñado estudiar. Es más, siempre decía que «Administración» ya está sobresaturado de estudiantes interesados en ganar dinero. Y yo no era de esos, sin embargo por problemas tenía que estudiar allí y esa carrera.

Tuve que aceptar lo que se podía hacer pero a la semana ya me había dado cuenta de que esa carrera no era para mí. Pasaron dos meses y ya me aburrían las clases. Yo soñaba con escribir mi primer libro, yo soñaba con trabajar desde mi casa, viajar cuando se me diera la gana, yo soñaba con hacer un negocio por internet, pero… ¿Qué es eso?

Si yo le dijera a mis amigos que quería dejar de estudiar para dedicarme a ganar dinero por internet, ellos simplemente se reirían de mí.

Pasó un mes y hubo problemas con unos papeles de estudios (no detallaré más), pero la cosa es que en vez de verlo como un problema, lo vi como una oportunidad para decir que mejor me iba del instituto. Era mi oportunidad. ¿Qué más podía pedir?

La directora del instituto me rogaba que me quedara: «No sabes cuántas madres, no sabes cuántos estudiantes me han rogado para que les deje entrar a sus hijos en la carrera que tú estás estudiando», me decía. Unos amigos decían que yo tenía mucho potencial como estudiante de Administración… Pero al final siempre estuve totalmente seguro de lo que quería.

A la semana siguiente inicié mi proyecto. Ahora, ya ha pasado mucho tiempo desde que tomé esa decisión y te puedo decir que estoy totalmente orgulloso de esa decisión. Estoy totalmente orgulloso de haber prevalecido, de mostrarme terco ante la opinión de los demás. La satisfacción personal que puedo gozar no se compara a cualquier otra cosa en mi vida.

Ahora puedo decir que dentro de muy poco estaré visitando y viajando por varias partes de mi país, Perú. Y lo puedo hacer, solamente me faltan ultimar varias cosas.

Pero lo mismo te puedo decir a ti. Si sigues prevaleciendo ante la presión social para conseguir tus sueños, créeme que estarás benditamente condenado al éxito.

Estos son los casos más comunes en la presión social que enfrentarás:

Tus amigos te dirán que tienes que asegurar tu futuro con una carrera universitaria aunque no te guste, porque sí te daré dinero

Créeme. Mejor es ganar poco dinero con algo que realmente te  apasione con la posibilidad de ir aumentando cada vez a que forrarse con un sueldazo en un trabajo que te produce mucho stress y que no te gusta para nada.

Tus padres se preocuparán por ti. Te criticarán, te dirán que no podrás

Tranquilo, tranquila… Ellos lo dicen por miedo a qué te puede pasar en el futuro. Ellos se preocupan por ti. Aún así tienes que ser fuerte en la decisión que has tomado para que al final ellos se sientan orgullosos de ti y confíen más en tu capacidad de superación y motivación personal.

Tu novio, o novia, tratará de hacerte ver «la realidad», cuando en realidad sólo te hacen ver su punto de vista

La gente siempre te hará pensar que tiene la razón. Muy pocas te dirán que se han equivocados, especialmente tu pareja, te hará entrar «en razón». La característica más común de este tipo de presión social es que no lo tomamos como tal. Cuando estamos enamorados de alguien le creemos prácticamente hasta con los ojos vendados.

La pareja que tienes actualmente quizás no te dure para toda la vida, por lo tanto más que escuchar sus consejos, escucha tu voz interior, aquella que quiere salir y conquistar tus sueños.

Sé dependiente de ti mismo y no de las demás personas y cuando llegues a cumplir aquello que te has propuesto durante mucho tiempo, podrás hacerles notar que, en realidad, el éxito, más que mostrarlo exteriormente, es sentirlo interiormente.

Y tú… ¿Ya decidiste hacer caso omiso a la presión social y luchar por tus sueños hasta el final?

Si quieres alcanzar tus sueños te recomendamos nuestro Ebook: Lucha por tus sueños.

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union / Contrareembolso o Metálico (Solo España estos dos últimos)

Una respuesta a «Presión Social en la Lucha por Tus Sueños»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.