Para qué sirve la empatía
Verdadera Seduccion | 26 de abril de 2016 | Emociones |

Para qué sirve la empatía

© farleyj

Hace unos días veíamos en un artículo los recursos necesarios para gestionar las emociones y la empatía, y hoy queremos darte razones para aplicar el conocimiento emocional y tratar a los demás desde la empatía.
Primero veremos en qué consiste exactamente esta forma de entender las emociones y después veremos algunas aplicaciones prácticas más allá de las relaciones personales.

La empatía es algo que te ayudará en el trabajo, en las relaciones políticas, con las personas que no te llevas bien…Si aplicas la empatía en tu día a día, comprenderás mucho mejor el mundo que te rodea y serás capaz de conectar mejor con otras personas.
La empatía es algo que se consigue cuando controlas y conoces tus emociones, cuando sabes leerlas en los demás. Si andas falto de empatía, conocer el lenguaje corporal de las otras personas te ayudará a entender sus emociones. Sobre lenguaje corporal hablamos frecuentemente en este blog, busca los artículos sobre este tema y verás cuántas aplicaciones tiene. Volvamos a la empatía, decía que necesitarás conocer las emociones a fondo para ser capaz de demostrar empatía y de comportarte como una persona que es capaz de ponerse en la piel de los demás, o como dicen en otros lugares: de andar en sus zapatos. Para convertirte en un maestro de las emociones te recomiendo nuestro libro que se llama precisamente así Cómo convertirse en un maestro de las emociones.

Qué es exactamente la empatía

La empatía es la capacidad que tenemos como seres humanos de entender qué es lo que siente el otro. La empatía está formada por dos fases o dos componentes: el primero de ellos es la identificación. Para ello recomendamos conocer el lenguaje corporal y las emociones a fondo, con este conocimiento podrás “leer” a los demás e interpretar su lenguaje corporal y sus palabras para llegar a sus emociones.

En segundo lugar, la empatía está formada por la personalización de esa emoción y sentimiento que tiene la otra persona. Es el ponerse en su piel, no se trata de saber cómo te sentirías tú, sino cómo se siente la otra persona. Hay cosas en las que puedes basarte únicamente en lo que tú sentirías pero en otras ocasiones necesitarás conocer mejor a la otra persona porque no es igual que tú y lo que tú sentirías no tiene nada que ver con lo que siente el otro.

Es por eso que es importante conocer a la otra persona a la hora de sentir empatía puesto que no se trata de saber lo que tú sientes o sentirías en su lugar sino entender y acercarte al máximo a lo que la otra persona siente, y la otra persona no eres tú.

© Sean MacEntee

Para qué sirve la empatía

Se trata de usar en el marketing y la publicidad. Si no lo sabes, te lo cuento: tocar las emociones es la mejor forma de convencer a alguien para hacer algo, lo que incluye la compra, el voto, la suscripción… Si consigues detectar qué es lo que preocupa a tu cliente puedes ofrecerle soluciones que le hagan sentir mejor. La búsqueda de “estar mejor” es lo que mueve a la mayoría de personas a consumir algo, comprar algo o apuntarse a algún tipo de lista o grupo.

Los políticos, los líderes y las personas influyentes deben ser buenos en empatía, de otro modo no conectarán con el público y poco a poco se irán distanciando. La alternativa a gobernar o dirigir desde la empatía es hacerlo con engaños o por la fuerza. La manipulación es algo que suelen usar los políticos cuando no son capaces de sentir empatía o cuando no tienen más remedio que hacer cosas que fallen a sus votantes. No podemos imaginar lo difíciles que deben ser determinadas decisiones por lo que la empatía en estos casos dificultaría la acción.

La empatía te servirá en tus relaciones laborales, al llevarte mejor con tus compañeros podrías tener mejor relación con ellos. Además, si eres capaz de sentir empatía hacia tus superiores y de conectar con ellos a otro nivel, si puedes hacer eso, les entenderás mejor y puedes anticiparte a sus deseos o apartarte cuando sepas que la cosa está peligrosa para quien se quede cerca. Tener información extra te ayudará a ser más discreto y eficiente.

La empatía te puede ayudar a dar apoyo a personas que están pasando por lo mismo que has pasado tú, pero también te permite entender a aquellos que están viviendo situaciones por las que tú no has pasado. La clave de la empatía es precisamente esta, no necesitas haber vivido algo para entender los sentimientos de los demás.

Eso sí, comprender las emociones es básico, las emociones siguen un camino y necesitan ser escuchadas para dejar su mensaje. Las emociones son como pequeñas notas que nos dicen cómo tenemos que sentirnos respecto de una vivencia. Hay notas que son tan evidentes que parece que alguien nos lo esté gritando a voces pero hay otras notas que si no las leemos ignoramos su información para siempre. Lo bueno es que todas ellas, las que son evidentes como las que no, tienen la misma importancia pues hablan de cómo nos sentimos nosotros e ignorar eso es evitar nuestros propios sentimientos. No hacer caso de lo que sentimos nos llevará a no procesar bien las emociones, a repetir errores o a guardar demasiado tiempo una emoción que no hemos sabido digerir.

Recomiendo encarecidamente que prestes atención a tus emociones para que puedas conocerte mejor, gestionarlas bien y ser mucho más feliz. Si están ahí es para algo, pero no para quedarse para siempre ni para que las ignores. Si no conoces tus propias emociones y cómo funcionan sus mecanismos no vas a poder comportarte nunca con empatía hacia los demás. Por ello, es imprescindible que leas nuestro libro Cómo convertirse en un maestro de las emociones.

Comenta





Hay 2 comentarios


Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)