Odio A Las Mujeres

Si quieres aprender a enamorar a una mujer, te recomiendo mi videocurso: Como enamorar a la mujer que te gusta.

El Odio a las mujeres es un sentimiento extendido entre muchísimos hombres, un sentimiento que es aprovechado por otros hombres mucho peores que estos para vender la idea de que las mujeres desean el sexo tanto como los hombres, o que son interesadas, que odian a los débiles y un largo etcétera.

Como si todas las mujeres fueran seres sin alma e interesadas, incapaces de cuidar o comprender a un hombre. Si eres un hombre que ha entrado a leer este artículo y ver este video, debes saber que luego de ver el video tu opinión sobre las mujeres cambiará para siempre, podrás comenzar a amarlas y entender que no son seres humanos que solo les mueve el interés y débiles.

Tu visión Errónea Sobre Las Mujeres que te hace Detestarlas

Las mujeres son igual o más poderosas que los hombres y que aman la humildad como el que más. Que haya mujeres que sean interesadas, superficiales a más no poder o tremenda-mente egoístas, no significa que todas sean así.

Muchos hombres se frustran porque no paran de conocer mujeres con novio que son infieles con ellos y pretenden llevar una relación normal con ellas, o con mujeres que apenas han tenido que hablar ni hacer nada para estar con ellas o mujeres que se les acercan por egoísmo o conseguir algo a cambio. Esos hombres no las rechazan o pasan y entonces caen una y otra vez en relaciones tóxicas o ni siquiera llegan a ser relaciones y como es lo único que han vivido se creen que todas son así.

Hay otra parte de hombres que se creen “buenachones” pero las mujeres no les hacen caso porque no saben apenas hablar ni tienen buenas habilidades sociales y aun menos conocimientos sobre como enamorar mujeres, así que les acaban cogiendo un poquito de “asco” y creyéndose todas esas mentiras de que todas se mueven por dinero e interés.

En este video de arriba de forma muy detallada te lo desmentimos TODO, punto por punto, tener asco u odiar a las mujeres se tiene que acabar. ¡Para siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.