Oblígate a ser feliz

Oblígate a ser feliz
Photo Credit: ✖ Pablo J Günther ✖

Siete de la mañana en La Habana, las seis en Buenos Aires, o las cinco en Barcelona… No importa dónde estés, en todas partes ocurre lo mismo. Apenas sale el sol  y ya estás preparándote para la primera obligación del día, de tu día.

No sabría decirte exactamente la cantidad de cosas que hacemos a lo largo del día que, queramos o no, nos imponemos como si en ello nos fuera la vida: vamos a clase, al trabajo, nos preocupamos de aprobar ese examen, cumplir en una empresa, ver ese programa que todo el mundo ve, hacer eso que todos hacen,… ¿No crees que nos exigimos demasiado? ¡Oblígate a ser feliz!

Energía derrochada en actividades que no nos llenan; que no nos importan tanto, pero que consideramos imprescindibles. En realidad no pienso que nos exijamos tanto, sólo que quizás no lo hacemos en la dirección adecuada. Si viajas de España a Portugal no tienes por qué pasar por Italia, el recorrido es mucho más simple. Tan evidente nos parece esto y sin embargo hacemos con nuestras vidas lo contrario.

Oblígate a ser feliz: ¿Cómo hacerlo?

Estás tan acostumbrado a ponerte obligaciones que te olvidaste de que lo eran, e inconscientemente se convirtieron para ti en algo normal. Pero la mayoría de cosas que haces no dejan de serlo; está claro que tú sabes imponértelas. Y ahora ¿No sabes cómo actuar en algo realmente importante? ¿Cuántas cosas que odias te impones día tras día sin ni siquiera planteártelo?

Por ejemplo, hace ya mucho que la televisión desapareció de mi vida. No conozco la vida de los famosos de turno, ni las serie de moda. Para qué obligarme a conocer tantos hechos irrelevantes para mí, cuando el día tiene solo 24 horas. En fin, yo eliminé la televisión, pero quizás tú necesites eliminar otras cosas.

Y si te digo que ser feliz es tu trabajo, que sólo siendo feliz cobrarás a fin de mes ¿Te vas a morir de hambre? Seguro que no. Te esforzarás y te obligarás a ti mismo como sea para sobrevivir, transformarás tu mente y, por lo tanto, tu vida.

Oblígate a ser feliz: comprométete contigo mismo

Muchos piensan que ser feliz implica perfección, cero dificultades. Pero no es así: ser feliz tiene que ver en cómo nos enfrentamos a los problemas y en nuestra capacidad para resolverlos. Cuántas personas van por el mismo camino y, sin embargo, experimentan sensaciones tan contradictorias.

Alberto va solo paseando y se queja constantemente de que no tiene compañía, mientras que Alicia aprovecha ese mismo paseo para tomar el sol y relajarse. Oblígate a ser feliz.

El ver la vida de manera positiva resulta esencial para afrontar con éxito las dificultades. Sin embargo, somos humanos, y es muy fácil decir estas cosas, o escribirlas como estoy haciendo, pero eso no significa ni mucho menos que toda esta teoría sea algo sencillo de aplicar.

¿Conoces la típica frase de “Qué fue antes el huevo o la gallina”? De la misma manera te podría preguntar ¿Ríes porque eres feliz o eres feliz porque ríes? sonríes, abrazas, saltas de alegría, cantas, lo que sea. ¿Haces todo eso porque eres feliz? ¿O lo haces para ser feliz?

En realidad la respuesta no importa demasiado: pon la música a todo volumen, salta, ríe, baila, actúa y engaña por un momento a tu mente si es necesario. Oblígate a ser feliz, alégrate de que la felicidad es algo que puedes lograr, qué más da el motivo; oblígate a ser feliz ahora y si te gusta la experiencia de ser feliz, repítela hasta que te canses.

Empieza a alegrarte de tener por fin una obligación como esta, una obligación tuya y para ti: sé feliz y disfrútalo, nadie podrá hacerlo por ti.

Si quieres aprender a ser feliz Paso a Paso, COMPRA AHORA nuestro videocurso de 5 horas de duración en alta definición: Como ser feliz

(Recuerda que puedes comprar el producto desde cualquier parte del mundo dado que es descargable, aceptamos paypal (tarjeta), transferencia bancaria, Western Union y Contrareembolso (Solo España este último)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.