Objetivo asertividad: elección de batallas

© archer10 (Dennis)

¿Continuamos el camino hacia nuestro objetivo? Si nos has acompañado desde el principio ya has leído el resto de artículos sobre el cómo conseguir el objetivo, la asertividad, que nos hemos propuesto. Si no es así pásate por Objetivo asertividad (haz clic en el enlace anterior) para leer el resto de artículos sobre este tema y poder ponerte al día de lo que ya hemos hablado.

Hemos hablado ya de la comunicación en la asertividad y de cómo afecta la negatividad en tu día a día ya que es una de las causantes de la falta de asertividad o de que te resulte especialmente complicado ser asertivo. Otra de las cosas que te aleja de la asertividad es no saber elegir tus batallas, y sobre esto vamos a hablar en el artículo de hoy, ya que es importante aprender a resguardarse ante batallas que son la tuya o que no interesan a tus objetivos. En la asertividad siempre tienes que tener claro cuál es tu objetivo final, qué es lo que quieres conseguir y si empezar una batalla te va a alejar de tu objetivo final, lo más inteligente, en pro de tu propio fin, es ser prudente y mantenerse callado. Después te lo explico en mayor profundidad.

Lo que es básico es entender en qué consiste la asertividad y cómo tener este tipo de comportamiento o personalidad. La asertividad es aquella cualidad que nos permite expresar nuestras emociones, dudas o necesidades sin interferir en las de los demás, ni ser ofensivo o agresivo. La asertividad debería ser el objetivo de todo el mundo ya que es el mejor modo de relacionarse con los demás, no ser perjudicial para el resto de personas y ser muy beneficioso para tus propios intereses. Y es que uno mismo puede ser perjudicial para sus propios intereses cuando no sabe decir que no o no sabe poner límites a otras personas o tiene poca elegancia al decir las cosas. Entre callarse y soltarlo de cualquier manera o de forma agresiva está la asertividad. Para aprender a ser una persona asertiva te recomiendo nuestro Cómo ser asertivo, en el que no sólo entenderás qué significa ser una persona asertiva sino que obtendrás todos los consejos que necesitas para serlo.

Como decía antes el objetivo es lo principal a tener en cuenta a la hora de relacionarte de forma asertiva, por lo tanto, siempre en favor de tu objetivo final deberás ser prudente en la elección de tus batallas. ¿Qué quiero decir con esto?

Muchas personas lo interpretarán mal y entenderán que debemos movernos por el interés. No es esto lo que estoy diciendo, aunque a veces sí que va a ser así. El interés de sentirnos bien con nosotros mismos, pero también el de ser tolerantes en favor de un objetivo final.

Pongo un ejemplo. Imagínate que van a presentarte a los padres de tu novio, tienes una cena con ellos y tu objetivo es caerles bien, hacer que tu relación con ellos sea lo más cómoda posible para que no haya impedimentos en tu relación de pareja. Que tu novio no pase momentos tensos cada vez que te lleve a casa. Por tanto es vital que en esta primera cena causes una buena impresión. Pero resulta que la madre de tu novio es de aquellas que siempre tiene un mal comentario para todo. Tú eres una mujer de carácter que siempre dice lo que piensa y no tolera que nadie la mangonee. Y tu futura suegra, en la primera cena, se dedica a criticar tus elecciones, tu ropa, lo que sea.

© Strocchi

Tienes dos opciones: ponerla en su sitio a tu estilo y mandarla callar para siempre, puedes pensar que si le paras los pies el primer día ella ya verá que no eres una persona a la que mangonear.

La segunda opción es callar y evitar entrar en un conflicto, que generaría mal rollo para siempre, porque si tu comentario no es del agrado de tu suegra, te colgará una cruz que arrastrarás siempre.

Puede parecer que callarse no es una buena opción, si se trata de ser asertivos, ya que precisamente la asertividad consiste en poder comunicar lo que sentimos y hacer saber a la otra persona lo que no nos gusta  nos hace estar mal. Sí, así es. Pero tal vez no sea la mejor idea hacerlo el primer día que conoces a alguien.

La comunicación asertiva te puede enseñar a contestar de forma que dejes claro lo que sientes y lo que no te gusta sin entrar en una batalla. Es decir: no solo se trata de elegir las batallas sino de que algunas cosas que antes hubieran supuesto una guerra ya no lo sean. De todos modos, las batallas seguirán siendo necesarias, vas a tener que decir cosas a personas que no lo van a recibir bien, que se lo van a tomar mal, como tu suegra si le dices que no te gusta como te habla.

Ahora bien, el momento de entrar en la batalla es clave a la hora de la asertividad. Si tienes en cuenta tu objetivo final, que en este ejemplo era tener una buena relación con los padres de tu novio, lo primero que tienes que conseguir es esa buena relación. Poco a poco y de forma asertiva ya irás poniendo los puntos sobre las is. Y si no funciona, ya entraremos en la siguiente fase, consistente en la batalla, que no será agresiva ni ofesiva, pero sí más tajante: a partir de ahora esto no te lo tolero. No obstante, antes habrás cenado varias veces con tu suegra y habrás respondido de la mejor manera posible a sus ataques, si hablándole de forma asertiva no funciona deberás pararle los pies de forma asertiva. Eso sí, habrás dado muchas más oportunidades y lo habrás trabajado poco a poco. Solo cuando sea necesario, tendrás que enfadarte con la otra persona y decir basta ya.

El problema de hacer esto es que no todo el mundo es asertivo y no van a recibirlo de forma asertiva, por tanto es una forma de romper una relación o por lo menos de tener mal rollo durante una temporada. Antes de hacer esto tienes que valorar si tu objetivo es más importante que lo que te hace sentir tenerte que mantener alejado del enfrentamiento. Sobre asertividad hay mucho más que decir, hablaremos sobre objetivos y seguiremos hablando de batallas en este blog, pero te recomiendo nuestro curso Cómo ser asertivo con el que te convertirás en una persona asertiva con facilidad gracias a los ejercicios del programa.

Una respuesta a “Objetivo asertividad: elección de batallas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.