Mindfulness y autoestima
Verdadera Seduccion | 2 de junio de 2016 | Autoestima |

Mindfulness y autoestima

© elfsternberg

La baja autoestima es una causa de mal estar pero también es una consecuencia. Con esto quiero decir que cuando una persona tiene la autoestima baja se agobia con facilidad, se estrena, todo se le hace una montaña y no puede avanzar o encontrar fuerzas para iniciar los días con ilusión. El problema de la baja autoestima es que a causa del mismo estrés o de la incapacidad de terminar los trabajos que uno se propone o de no lograrlo con el éxito deseado, la autoestima baja. Es una pescadilla que se muerde la cola.

Recomendamos intentar mejorar la autoestima mediante los ejercicios que planteamos en nuestro curso pero también incorporar métodos para relajarte y rebajar la tensión que hay en tu cabeza, cuantas más cosas lleves en ella y en más cosas pienses a la vez más estrés vas a sentir y más complicado será volver a subir tu autoestima.

Nosotros tenemos un curso especializado, que está disponible en formato de audio, concretamente en pequeños archivos de mp3 que puedes descargar a tu ordenador y escuchar donde quieras. Te recomiendo nuestro audio curso Cómo aumentar la autoestima. Si eres una persona que se juzga demasiado a sí mismo y te castigas constantemente deberás aprender a cambiar este modo de comportarte o seguirás boicoteando a tu propio yo y cada vez será más difícil salir del agujero.

Cuál es el problema de una persona con baja autoestima

Principalmente que no se acepta a sí mismo. Que se exige demasiado pero a la vez tiene mentalidad de perdedor. Imagina que plantas una semilla y que no la riegas porque crees que no va a salir. Claro que puede llover y puede humedecer la tierra y proporcionarle el ambiente ideal para que germine y de ella nazca una planta, o por lo menos un brote verde.

Si tuvieras la confianza en que esa semilla germinaría no te olvidarías de regarla. No hacerlo es una forma de demostrar que no te equivocas.

Para una persona con baja autoestima fracasar es un modo de ganar. Cuando hace las cosas tiene la opción de ganar o de perder, pero si pierde gana el hecho de poder decirse a sí mismo que tenía razón. Sea como sea sale ganador.

© Wiertz Sébastien

Lo mismo ocurre en la práctica de algún deporte o juego. Seguro que has visto motivar a los jugadores de futbol. Todos ellos salen al campo creyendo que están en mejores condiciones que el rival o que están más motivados. El caso es que salen a jugar convencidos de que van a ganar. Lo que pasa cuando no es así es que pierde, y como ya estaban preparados para ello piensan que no es para tanto, pero luego se castigan y creen que es lo normal, es que no valen suficiente.

Cómo reducir el estrés

Una buena forma de mejorar tu autoestima es rebajar el estrés y para ello es muy bueno practicar relajación y meditación.

La práctica del mindfulness implica aceptación de uno mismo, sin juzgar y, por supuesto, sin castigar después. Esta práctica implica meditar para conseguir aislarte del estrés y aplicar una serie de ejercicios a nivel diario, que no son otra cosa que un cambio de percepción ante las cosas y uno mismo.

Por ejemplo, el mindfulness no lucha contra lo que se siente ni se intenta cambiar o quejarse. Simplemente se acepta. Si tenemos traumas o heridas emocionales que nos han causado la baja autoestima lo que vamos a hacer es aceptarlas. En lugar de intentar curar esas heridas vamos a entender que están ahí, que nos indican algo y vamos a tratar de no agrandarlas ya que no meteremos el dedo en la herida.

El mindfulness pasa por aprender a lamerse las heridas antes que taparlas y fingir que no existen o cerrarlas forzadamente para que dejen de molestar lo antes posible. Nada en ti mismo debería molestarte. Eres como eres y aunque puedes cambiar y mejorar en ciertas cosas, hay otras que siempre serán como son. Puedes aprender a gestionarlas y a aceptarlas para que sean lo menos dolorosos o molestos,

Deberás aprender a no juzgarte ni a ti ni a los demás. A no darle vueltas a las cosas ya que en el punto anterior has aprendido a aceptar que son como son.

Enfréntate a las cosas como si fuera la primera vez que las hicieras. No con miedo, sino con ilusión y ganas de aprender. Si algo nos frena a la hora de mejorar es creer que ya lo sabemos todo. Si lo hacemos todo bien no tenemos ningún tipo de margen de mejora. Del mismo modo que, como decíamos al principio, dar por hecho que nunca lo vas a hacer bien también te impide triunfar y mejorar.

La autoestima es como una semilla que necesita que la riegues para germinar y dar sus frutos. Si no te tratas bien a ti mismo no podrás nunca mejorar tu autoestima y siempre te sentirás como un fracasado y un infeliz. Solo tenemos una vida y nadie es perfecto. Aceptar todo esto forma parte del mindfulness, que te ayudará con la práctica de la meditación y sobre todo con su filosofía de la aceptación.

La autoestima puede volver a caer en picado ante cualquier situación que te haga perder la estabilidad por tanto tienes que tener una buena base y saber reconocer la situación para poder poner remedio en cuanto vuelvas a flaquear.

A menudo las personas que tienen la autoestima baja la suben gracias a algo bueno que les pasa pero no tienen base suficiente como para salir por si mismos de esa circunstancia sin tener en cuenta el factor suerte. Por esto recomiendo tomar un curso especializado que te proporcionará ejercicios que puedes aplicar en cualquier momento de tu vida en cualquier situación. Aprenderás a motivarte a ti mismo, a quererte y a respetarte. La aceptación es el primer paso pero con nuestros ejercicios tendrás recursos para el resto de tu vida. Compra nuestro audio curso Cómo aumentar la autoestima.

Comenta





Hay 1 comentario
  • Jaime dice:

    Felicidades por todas tus publicaciones, son una buena lectura y siempre viene bien recordarlo o aprender algo nuevo.

    Mucho ánimo y saludos.



Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)