Mentalidad de la abundancia
Verdadera Seduccion | 18 de octubre de 2016 | Felicidad |

Mentalidad de la abundancia

©  Lawrence OP

© Lawrence OP

Hoy vamos a hablar de algo que poca gente tiene en cuenta y es la forma de pensar respecto a la abundancia o a la escasez. Muchas de las personas que hablan de este tema lo hacen en referencia al dinero, que es una de las cosas con las que más problemas tenemos y con las que peor relación tenemos. El dinero es algo que genera abundancia y escasez y es un ejemplo perfecto para hablar de este tipo de pensamiento, pero lo puedes aplicar a lo que sea. A tu vida en general, a tus amigos, a tus relaciones, a tu autoestima… La mentalidad de la abundancia la puedes aplicar absolutamente a todo en tu vida.

La forma de pensar es determinante para vivir. Puedes decirme que la cosas te van a pasar igual independientemente de cómo pienses. Y es cierto, pero en función de cómo pienses las vivirás de una forma o de otra. Incluso en los peores momentos de tu vida, cuando te pasa lo peor que te podría pasar, puedes pensar en la abundancia y obtener un aprendizaje positivo de todo ello. Es el pensamiento de la abundancia lo que te permitirá ser positivo y vivir mucho más feliz.

Un poco en la linea de lo que hablábamos ayer hoy continuamos con este artículo sobre el tipo de pensamiento que tienes para que puedas detectarlos, cambiarlos y aprender a ser feliz con lo que tienes. El pensamiento de la abundancia te ayudará a vivir al máximo, a dar y a recibir sin complejos. Porque, luego lo veremos, saber recibir es tan importante como saber dar. Y no seas mal pensado, no solo das y recibes dinero, también cariño, amor, afecto, pasión, atención, comprensión… La vida tiene mucho por darte y debes ser capaz de recibirlo. No hay nada mejor para recibir que ser el primero en dar. Sobre todo esto hablamos en nuestro audio curso cómo ser feliz Cómo ser feliz y disfrutar la vida

Qué es la mentalidad de la abundancia

El pensamiento de la abundancia consiste en ser conscientes de todo lo que tenemos y estar dispuestos a recibir más. Parece algo que hacemos todos, ¿verdad? Pues no lo hacemos. La mayoría no lo hacemos o no somos capaces de hacerlo en todos los aspectos de nuestra vida. Lo vemos en el siguiente punto.

Qué es la mentalidad de la escasez

La mentalidad de la escasez es la que usas para darte cuenta de lo que te falta, de lo que tienen los demás y tú no tienes. Siempre echas de menos algo y sabes que no tienes apenas opciones de conseguirlo.

Cómo te afecta no ser capaz de pensar en la abundancia

La escasez consiste en aceptar que no tienes lo que quieres o lo que necesitas y que no lo vas a conseguir. En el dinero se asume que nunca vas a ganar mucho más de lo que ganas ahora, puedes conseguir un trabajo mejor pero tu vida no va a cambiar radicalmente, aceptas que no va a ser rico. En las relaciones pasa un poco lo mismo. Estás convencido de que las chicas guapas, por ejemplo, no son para ti y ya no aspiras a conocer a una chica de la llamadas guapas a quien le puedas gustar.

© Moyan_Brenn

© Moyan_Brenn

También en el tema de las relaciones la escasez se manifiesta en el pensamiento de que solo hay una persona en el mundo para ti. Tu media naranja. No es que sea una pero sí una entre cientos, por tanto hay que descartar a cientos para encontrar a una. De entrada estás descartando a cientos y aceptando que solo tienes opción a una.

Con el dinero pasa lo mismo, la escasez te lleva a pensar que no puedes hacer otra cosa que trabajar en lo que has estudiado y que llevar una vida similar, quizás un poco mejor, que la que llevaron tus padres.

Esas personas exitosas que surgieron de la nada, de un barrio humilde o de una familia pobre, no tenían un pensamiento de la escasez. Pensaban en la abundancia. No se limitaron por lo que los demás le decían que era o por las circunstancias en las que habían nacido. La abundancia es confiar y saber que mereces y que puede pasarte todo lo que quieras.

Cómo cambiar de mentalidad
Este es un ejemplo que he usado en este mismo blog muchas veces: no saldrías a jugar un partido de fútbol creyendo que va perder, ¿verdad? Tampoco a correr una carrera. Si tu objetivo no es ganar, pero es terminar la carrera, para demostrarte algo a ti mismo, no puedes salir pensando que no la vas a terminar. Porque ya te está perdonando por no hacerlo antes de no hacerlo. Ya estás aceptando que igual no consigues el resultado deseado por lo que el esfuerzo siempre será menor porque no aspiras a lo mejor.

Solo aspirando a lo mejor lo puedes conseguir.

Otra forma de cambiar de pensamiento es reconocer todo lo que tienes, tanto a nivel económico como a nivel personal, físico, familiar… Cuanto antes lo reconozcas y antes empieces a agradecerlo antes empezarás a pensar en la abundancia.

La abundancia es algo que tiene que formar parte del día a día, de tu forma de enfrentarte a las cosas. Tienes que pensar a lo grande. Esperar que te pase lo mejor pero a pesar de ello estar feliz y convencido de lo que eres y de lo que tienes.

El pensamiento positivo del que hablábamos ayer y el pensamiento de la abundancia, del que hablamos hoy te ayudarán a recorrer el camino que separa tu vida de ahora de tu vida llena de felicidad. Para aprender otros trucos y muchas más formas de enfrentarte a la vida y ser feliz te recomiendo nuestro audio curso Cómo ser feliz y disfrutar la vida

Artículos relacionados:
  • No related posts found
Comenta





Hay 3 comentarios
  • FRANCISCO dice:

    QUE GRAN TRABAJO ME HAS COMPARTIDO HOY…ES AGRADABLE LEER ALGO ASI ANTES DE COMENZAR EL DIA…GRACIAS Y QUE TU TRABAJO Y CONSTANCIA TE LLENEN DE ABUNDNCIA.

    SALUDOS

  • Patty B dice:

    cierto primero hay que saber recibir, es increíble, nos quejamos de lo que no tenemos pero en el fondo creemos que no hay más que no merecemos recibir más.

    • Blue dice:

      “Uravensilism” is an odd appellation for what you think you may be describing, but I seriously doubt any notion of “univeralism” is compatible with Dawkins. Since your perspective is historically teleological, you must be Jewish, Marxist, or both. Christian have a similar messianic sense, especially the fundamentalist type that interprets prophesy (despite biblical proscriptions) of the end of the world. Methinks your real target is more in the vicinity of Robert Wright and his thesis “non-zero.” You seem to be confusing complication with complexity, but ideologues often get confused.



Contactar | Links | Mapa Web | Domenec BF

| Verdadera Seduccion

Diseñado por Blogalizate y adaptado por Internet y ventas

@ Copyright 2007 - 2012 (Domenec Benaiges Fuste)