Madres controladoras

© Diganta Talukdar

A todos nos parece que nuestras madres son controladoras. Pero si has leído los artículos anteriores en los que hablábamos del apego tóxico entenderás rápidamente a qué tipo de madre me refiero.

Haberse criado junto a una madre de este tipo probablemente te haya supuesto muchos disgustos y una falta de autoestima bastante grande, de la que probablemente no eres consciente. Muchos huyen en cuanto pueden pero otros no son conscientes de que tienen un problema, tanto ellos que han visto menguada la autoestima como sus madres que sufren de apego tóxico y tienen algún temor que las hace comportarse así.

Es difícil ayudar a alguien que no reconoce tener un problema a superar esa situación, difícilmente podrás ayudar a tu madre sin darle muchos disgustos y pelear terriblemente con ella. La mayoría no aceptan que tienen un problema y los malos, cuando se les ponen en contra, siempre son los demás.

Para mejorar o salir de un apego tóxico ya hemos visto que es necesario reforzar la autoestima y empezar a vivir como personas independientes. Te recomiendo nuestro curso Cómo aumentar la autoestima con el que curarás todas las heridas producidas al largo del tiempo viviendo a la sombra de una persona que tiene problemas con apego tóxico.

Todas las madres se preocupan por sus hijos. Serían madres desnaturalizadas si no lo hicieran.

Todas quieren la felicidad de sus hijos y que no les pase nada. Pero para las que sufren de apego tóxico no es posible la felicidad de sus hijos independiente de ellas. Es decir, que una madre que sufre de apego tóxico preferirá un hijo infeliz a su lado que un hijo feliz muy lejos. Aunque no lo reconozcan.

Este tipo de problemas son los que llevan a algunas madres a hacer que sus hijos enfermen solo por tener que seguirles cuidando. Necesitan cuidar de ellos y sentirse útiles para sentirse realizadas en la vida.

No hay nada más duro para este tipo de personas que un hijo que no quiera vivir a su lado y se vaya muy lejos.

Conozco algunos casos de madres afectadas de apego tóxico que hacen cosas tan inverosímiles como esperar despiertas hasta altas horas de la madrugada solo por poder calentar la cena a sus hijos. No hace falta decir que es algo totalmente innecesario. Si el chico o la chica han salido de fiesta es que tienen edad más que suficiente para poderse calentar la cena solos, si es que quieren cenar cuando llegan a casa.

Madres que no duermen hasta que sus hijos no han llegado a casa y que sufren cuando empiezan a salir con una chica y boicotean todas sus relaciones. Esas madres son las que lloran en las bodas pensando que han perdido para siempre a su hijo. Algunas siguen llorando durante meses la ausencia del hijo, como si éste hubiera muerto.

Solo se ha cambiado de casa, se ha ido a vivir en pareja o se ha marchado a estudiar al extranjero.

No es el primer caso de hijos criados en relaciones tóxicas que huyen en cuanto pueden y vuelven lo mínimo indispensable. Muchos en cuanto ven la oportunidad aceptan un trabajo en el extranjero o se van a estudiar fuera y ya no vuelven.

© ithinkchaos

Es la única solución viable en muchos de estos casos ya que hay madres tan controladoras e hijos tan dominados que no pueden vivir separados aunque cada uno tenga su casa. Este es el caso de la suegra que agarra las llaves y se planta en casa de su hijo cada vez que le apetece.

Hay madres que cuando ven que los hijos se alejan empiezan a ponerse enfermas. De este modo creen que los van a retener más tiempo a su lado.

Para ellas es un shock brutal darse cuenta de que cuando más necesitan a sus hijos, o eso creen ellas, ellos no están ahí. No pueden. Algunos saben ver que la enfermedad de su madre, por mucho que ella se la crea, no es más que un nuevo chantaje emocional.

Es posible que si te has criado con una madre de este tipo no seas consciente de ello hasta que sales de ese entorno o alguien te hace abrir los ojos. A pesar de ello muchos siguen sin reconocer que lo que le pasa a su madre es patológico. Es que ella es así, te dicen. Parece que le gusta sufrir, siempre se pone en lo peor, controla todo lo que hago.

Pero cuando nos damos cuenta de que esa madre lo que en realidad tiene es un problema es más fácil afrontarlo. Puede que queramos huir de su casa y de su control. Conozco casos de chicas que con treinta años todavía piden consejo a los padres para salir con amigos. Padres que seleccionan los amigos de sus hijas y chicas que van haciéndose mayores sin encontrar pareja. Esto es debido al gran control que ejerce la madre sobre ellas. No quiere que se vayan de su lado y por ello las educan de esta forma en la que cada vez que ellas transgreden una norma se sienten mal.

Son personas que cuando por fin conocen a alguien y deciden empezar una nueva vida junto a su pareja, tienen muchos números de caer en una relación de pareja codependiente. Van a cambiar a su madre en el papel de controladora para ser ellas mismas las que lo hacen con sus parejas. De este modo es fácil que este tipo de chicas tengan relaciones no demasiado recomendables, simplemente están atraídas por aquellos a quienes creen que pueden ayudar. Sin darse cuenta vuelcan todos sus miedos y frustración en los demás.

Siempre han vivido controladas, pero no pueden dejar de tener miedo a quedarse solas o no saben vivir la vida de forma individual porque nunca les han dejado hacerlo. De este modo centran en su pareja todas sus necesidades de felicidad y esa responsabilidad recae sobre sus parejas, sin ellas ya no serán felices. Cuando tengan hijos serán el mismo tipo de madre controladora, a no ser que se den cuenta de lo que ocurre y pongan solución a su problema.

Entiendo que a nuestras madres ya no podemos cambiarlas, pero podemos entender lo que les pasa y actuar con conocimiento de causa. Lo que sí podemos hacer es evitar repetir los mismos errores, para ello es básico curar tu autoestima y empezar a vivir de forma individual. Por ello, COMPRA AHORA nuestro curso  Cómo aumentar la autoestima  con el que podrás salir de este pozo en el que vives.

6 respuestas a «Madres controladoras»

  1. Y por que estas madres son asi? Han tenido algun trauma infantil, es falta de autoestima? Estan mal de la cabeza? Cual es el origen? Conozco varios casos y la verdad es que los hijos terminan yendose a trabajar bien lejos. Y si vuelven para estar con ellas una temporada, terminan deprimidos, sintiendo q nada ha cambiado, sino q todo va a peor. Y no solo eso, los hijos se sienten culpables por tener esta relacion de amor-odio con sus progenitoras, lo cual aumenta mas el problema si cabe. Es un circulo vicioso…

  2. Un hijo (o hija) con ese mismo problema debe decirle a su madre, en el momento oportuno y sin animo alguno de lastimarla : «Madre: ….solo ayudame a SER YO!!»

  3. ¿Solo cultivando mi autoestima se puede solucionar que una madre te deje de controlar, o no te deje hacer las cosas por ti mismo?

  4. Madres que quieren tenerte bajo su control quieren seguir sintiendose que tienen el poder sobre tu vida, incluso con 40 años. Todas mis parejas les parecía mal, da igual quien fuera. Si le plantas cara te hace la penitencia de la ley del silencio. Que van de víctimas y se ponen a lloriquear cuando son ellas las que causan el problema. Se creen superiores a tí, aunque ya estén en la tercera edad. Te dicen cosas cómo, ‘si no fuera por mí no saldrías de casa’ cuando es al revés te llama y das una vuelta con ella siempre tiene que quedar por encima en todo. luego van contando tu vida o su versión de tu vida a otros familiares, que no le importa nadie, haciendoles ver que eres poca cosa y que la necesitas. Harta de frases, te hago la cena? pero ella no cena. Caí enfermo de una enfermedad grave y estaba en su salsa, tenia total dominio sobre mí, por otro lado te desprecia a la vez, y ahora cómo le planté cara, me ha aislado de la cena de navidad y la he pasado sólo, encima despues de haber pasado una dura enfermedad. Madres como esa no deberían existir.

    1. Es totalmente mi caso, es complicado mantener armonia porque ella no esta conciente que esta enferma, que es toxica. En mi caso además mi ex pareja tambien presento su personalidad toxica y se aliaron, al grado que hoy ellos siguen en comunicacion y siguen insistiendo que la que esta mal y la que debe cambiar soy yo, es frustrante, pero ya tuve que optar por alejarme de ambos, estoy tranquila y eso es primero, tengo un hijo y para mi y por el debo estar en paz. Yo creo que la clave está en uno mismo, alimenta tu mente de cosas positivas porque en quien debemos trabajar para cambiar y hacer que no nos afecten mas, es en nosotros mismos, ellos no cambiarán mientras no quieran y como eso no está en nuestras manos, lo mejor es trabajar en uno mismo y dejarlos atras. Te envio un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.